Vacaciones: ¿conocer nuevos destinos o volver al mismo lugar?

629

campingv
por lucy

Cuando era chica esto no era tema; si es que salíamos de vacaciones a algún lado, siempre era al mismo lugar, ya sea que se tratara del balneario familiar o de un lugar al que conseguía me invitara alguna amiga.

Cuando empecé a trabajar y ganar mis propia plata -desde que estaba en la universidad-, me empezó a picar el bichito de la curiosidad; entonces, cada verano trataba de dejar algunas semanas para conocer nuevos destinos (primero dentro de Chile, después fuera) y otra(s) para ir a no hacer nada al lugar de siempre.

Pero cuando las vacaciones dejaron de durar tres meses, empezó mi disyuntiva: ¿ocupar las tres semanas de vacaciones para conocer nuevos destinos o volver al mismo lugar favorito?

Lo que finalmente he hecho es que todos los años me tomo una semanita para ir a descansar a un lugar habitual (casa familiar en la playa o camping en lago), y cada par de años, si es que las finanzas me acompañan, me tomo un par de semanas para viajar a conocer un lugar nuevo.

Por un lado siento que al volver a un lugar conocido estoy perdiendo tiempo de vida de conocer nuevos destinos, pero por otro lado cada vez necesito más vacaciones que se traten de descansar, y hacerlo en un lugar que ya sé que me gusta y acomoda para el descanso es un gran alivio para volver a trabajar con pilas recargadas.

Por eso trato de combinar ambas opciones, porque realmente no logro sentir que una supere a la otra: descansar y volver a lugares favoritos es para mí tan satisfactorio como viajar y descubrir nuevos destinos.

2 COMENTARIOS

  1. Conocer otros lugares, todo el rato. Lo que rescato de mi familia es que al menos nunca repetimos destino seguidamente, por lo menos esperábamos un año, y era súper entretenido. Otro caso es el de mi pololo, que con casa en la playa su familia siempre fue al mismo balneario, y a él eso le encantan.

  2. Depende del ánimo y de las circunstancias. Cuando estás muy cansado y el cuerpo te pide dormir, dormir, comer rico, echarte en una plaza, quizás sea mejor un lugar que ya conoces y donde ya recorriste lo típicamente turístico. Me pasa con Buenos Aires o Río de Janeiro, donde por temas familiares viajé muchas veces y al final disfrutaba de manera muy natural y relajada. Pero cuando hay ánimo, lucas, tiempo, me gusta viajar a lugares nuevos.

Dejar una respuesta