Cuando la gente cambia ante tus cambios físicos

3580

antesdespues
por Andy

Apenas salió el tráiler de “13 horas: los secretos soldados de Benghazi” conversábamos del impresionante cambio del buen John Krasinski, que ahora goza de unas calugas que tenía literalmente debajo de la manga.

A raíz de eso, me puse a pensar en los cambios físicos que uno tiene en determinados momentos de la vida, y de las reacciones de los demás frente a eso.

Pasan cosas como los que gráfica muy bien un meme en el que sale el mismo Krasinski todo perno y tierno en su personaje de Jim en The Office, diciendo “si no me quisiste así, no me busques cuando esté así”, haciendo el paralelo con la foto musculosa.

Una amigo que tuvo una drástica baja de peso, me decía que le llegaba a dar rabia ver cómo el trato de las mujeres cambió hacia él cuando estaba más delgado. Las mismas chiquillas que antes ni lo miraban ahora salían con él, y él pensaba ¡pero si sigo siendo la misma persona!

O, ¿no les ha pasado con ex compañeros de colegio que no te daban ni los buenos días y ahora te piden amistad por Facebook? ¿Qué cambió?! Debo confesar que cuando eso sucede –especialmente si es algún mino que antes no me pescó– me invade un sentimiento de venganza, un sentimiento miserable que preferiría no tener.

¿Cuan frívolos podemos ser? A veces es tan evidente la preferencia entre una y otra persona por lo físico que llega a dar vergüenza lo básicos que somos. Como animalitos pero a la vez alienados por una estética cultural que marca nuestras preferencias.

Puedo decir que somos fans de Krasinski desde los años de The Office, Away We Go y It’s Complicated, así que no somos unas fans aparecidas. Espero en la vida real, tener el mismo ojo objetivo que tuvimos con Jim Halpert y querer a la gente por lo que es por dentro, no por el distractivo exterior, que cambia sin aviso.

3 COMENTARIOS

  1. Pasa harto, una vez me enfermé caleta y bajé mucho de peso, al parecer, me veía más mina (para ellos) porque chiquillos que no me daban ni la hora, se me acercaban a saludarme y hacerse los coquetos. fue super raro. No me dio rabia ni nada, me dio un poco de risa la situación.

    No sé si la situación sea para enojarse o venganza, no da para eso. Hay que pensar que una parte de que te guste una persona, es como luce, que te atraiga físicamente y si para algunos, uno se ve mejor de una u otra forma, y antes no te veías así, no lo veo como algo malo.

  2. Lo peor es cuando el cambio es lo opuesto, en el último año he subido bastante de peso, y como antes era rellenita ahora estoy claramente gorda, y varias personas me han hecho el comentario, lo que en algunos casos me ha hecho sentir como el hoyo, y ojo que hablo de personas con las que tengo cero confianza y menos amistad o afecto como para que se metan en un tema tan privado…

Dejar una respuesta