Entrevista a Marcelo Lombardero, director de Cabaret Brecht – Weill

421

cabaretbrechtweill
por Galia

Cabaret Brecht – Weill es un espectáculo basado en canciones, baladas y conjuntos que provienen de Mahagonny Songspiel, la ópera que Kurt Weill compuso a partir de Devociones por el hogar de Bertolt Brecht en 1927, y fragmentos de Happy End y La ópera de los tres centavos, sus posteriores colaboraciones. En una sucesión de escenas se muestra la vida en una ciudad despiadada, donde el individualismo y el sálvese quien pueda son el dogma ético imperante. En el epílogo, los actores se denuncian como tales y revelan que la “ciudad” no es otra cosa que la sociedad en que vivimos…

Marcelo Lombardero está en Chile para presentar Cabaret Brecht – Weill en el festival Santiago a Mil (hoy viernes 8, mañana sábado 9 y el domingo 10 a las 21 horas en CA660), y tuvimos la oportunidad de hacerle algunas preguntas.


¿Cual fue la inspiración inicial para montar esta obra?

Este es un espectáculo que presenta la opera de cámara del Teatro Colón. Es un conjunto de jóvenes cantantes, que yo dirijo, que es este elenco que esta trabajando aquí. Excelentes jóvenes actores-cantantes. Este espectáculo nació hace 22 anos, en su origen. Es un espectáculo basado en canciones y en poemas de Bertolt Brecht y con música de Weill; la base del espectáculo es Mahagonny Songspiel, que es el primer esbozo que ellos hicieron, que después iba a ser la gran obra de Brecht, que era Ascenso y caída de la Gran Sociedad de Mahagonny y con fragmentos de Happy End y La ópera de los tres centavos, que son sus obras mas conocidas. Este espectáculo fue la razón por la cual yo me empecé a dedicar a esta profesión. Yo era cantante, y tenía en los años 90, en la época mas dura del neoliberalismo, tenía la necesidad de decir algo, algo personal, propio. Los textos de Brecht y la música de Weill me traían a esto que yo quería hablar, que tenía que ver con esta sociedad, neoliberal, insolidaria, que se nos presentaba al mundo y Brecht iba a eso, lo presenta de una manera un poco irónica, pero también llena de poder, esa es la idea de este espectáculo. Es una música maravillosa con una poesía tremenda, de tremenda fuerza.


¿Cual fue el mayor desafío de hacer este montaje?
El mayor desafío de este montaje es el compromiso de los cantantes, el compromiso de los actores, donde ellos están diciendo un texto que refiere a algo concreto, a un texto casi, no diría militante pero si en algún punto hay una militancia dentro del escenario, hay una militancia que tiene que ver con el discurso, con cómo se dice ese discurso, y el compromiso. La producción es un producción muy sencilla. Lo que quise dejar adelante son las palabras de Brecht y la fuerza de esta música, sin ningún artilugio. Digamos, en alguna medida también quizás es una puesta un poco dogmática Brechtiana.

¿Cuales son los conceptos que más te llaman la atención de Brecht? ¿Qué rescatas de sus textos?
En un principio, lo que más me interesa, además de sus textos, es su ideología teatral. Esta idea del distanciamiento, del teatro épico, esto de que el actor está diciendo un texto, un texto aprendido, y que es casi un dogma. Está desde algún punto evangelizando, bajando una línea. Y amén de presentar, plantear nuestra sociedad, esta sociedad muy hegemonizada alrededor de una sola manera de ver el mundo, vivimos en una etapa imperial del sistema. Brecht hace esta crítica terrible, de la ciudad de los hombres, de estos hombres despiadados, insolidarios, donde lo único que se busca es el placer nihilista. Eso es lo que más me atrae del texto Brechtiano.

¿Cómo crees que esta obra va a conectar con las audiencias chilenas? ¿Qué expectativas tienes?

A mí me parece que justamente la obra de Brecht tiene una vigencia absoluta, a quienes por ahí que les molesta que les digan las cosas tan de frente, a la cara, pero también las reacciones son reacciones. El público chileno es muy inteligente. Yo conozco mucho al público chileno y sabe entender e interpretar las cosas.


Cabaret Brecht – Weill

De Kurt Weill con textos de Bertolt Brecht

Dirección artística: Marcelo Lombardero

Dirección musical: Pedro Pablo Prudencio
País: Argentina-Chile

Disciplina: teatro musical

Duración 1 h. sin intermedio

Recomendación: todo público

Idioma: alemán e inglés con subtítulos en español

Dejar una respuesta