Capitán, un ejemplo de la solidez del teatro argentino

585

capitanstgoamil
por Galia

En Santiago A Mil se presentó la obra Capitán de la compañía argentina Timbre 4, que representa a nivel técnico y actoral, un ejemplo de la solidez del teatro argentino actual. Cuando en el cine, la TV o en el teatro se mira al ombligo, y se habla del detrás de escena de ese mundo, es porque hay mucha confianza en lo que se está haciendo. No es fácil hablar del mundo interior de una experiencia artística, pero como el teatro argentino tiene esa potencia, y esa experiencia, se puede dar ese lujo.

En Capitán la historia se centra en un viejo director de teatro llamado Nicolás Molinari, que vive en un departamento solo, pero está siempre acompañado de su asistente, una mujer que bien podría ser su mujer, la que se encarga de todo, a nivel profesional y personal también.
Molinari, después de años alejado de las tablas, decide estrenar una nueva obra, a la cual convoca a dos actrices, que también están fluctuando en las sombras de la escena teatral argentina. Este director trata de retomar su trabajo teatral, como en los viejos tiempos, pero la edad y la salud se lo hacen bastante difícil. Además, esta vez también quiere actuar en su obra, por lo que su ego está literalmente en las nubes.

Durante todo el proceso de ensayo, de trabajo con las actrices, y de producción de la obra, a Molinari se le aparecen los fantasmas del pasado, de una época poco gloriosa, y que él quiere obviar como si nunca hubiese pasado. Mientras tanto, se trata de adaptar a lo que sucede en la escena teatral actual, enfrentado a las nuevas generaciones de talentosos directores, dramaturgos y actores. Como un buen viejo porfiado, Molinari sólo se escucha a sí mismo, y está dispuesto a todo con tal de volver en gloria y majestad a las tablas y así recuperar su nombre y prestigio olvidados. Molinari es el capitán del barco que está a punto de hundirse pero que él va a sacar a flote cueste lo que cueste.

Es una obra muy argentina; desde el tipo de actuación, hasta la escenografía (muy realista) y el tipo de diálogos. Es entretenida, rápida, y sobre todo para los amantes del teatro, se disfruta mucho poder ver la trastienda del proceso de producción de una obra, donde se puede apreciar lo creativo y actoral, y cada paso hasta finalmente llegar al tan esperado estreno.

Dejar una respuesta