Lo que aprendimos el 2015

623

badteacher
por Equipo Zancada & lectoras

Empezamos esta semana sorteando un año gratis de Netflix (¡todavía están a tiempo de participar!) para terminar el año celebrando lo que han sido estos 10 años de Zancada y, al final de ese post, l@s invitamos a contar qué han aprendido durante el 2015.

Como nos pareció un ejercicio interesante, necesario y no tan fácil como podría parecer, decidimos recopilar las respuestas que ahí dieron, para darles el valor que se merecen y a ver si nos terminamos de inspirar quienes aún no dilucidamos qué fue lo que aprendimos este año. ¡Gracias a tod@s por sus respuestas!

Aprendí a no llamar o decir “AMIGO/A” a cualquier persona. Este año muchas personas me traicionaron. Por eso, ahora pensare muy bien antes de decir “amigo/a”a alguien.
Valerik Araneda

Este año aprendí a aumentar mi umbral de tolerancia, hablar los problemas en un tono de voz pausado y escuchar la contra parte, se que esto suena como algo fácil, pero yo soy una persona que tolera poco y que por lo mismo intento ser cada vez mejor para no herir sensibilidades, porque a todos nos afectan de diferente manera las palabras que a pensar de lo que muchos piensan, pesan y dejan secuelas y es por eso que aprendí a llevar una discusión, aun estoy en proceso de seguir mejorando, pero me enorgullece haber mejorado bastante.
ninoska

Este año aprendí a hablar por teléfono. Es una de las cosas que más me cargaba hacer, preguntar datos, pedir horas, odiaba que sonara el teléfono. Pero este año por circunstancias de la vida y trabajo he tenido que relacionarme con los numeritos y el “hola, buenas tardes… ” Ya no es tan malo y tiendo a llamar para todo ahora.
Roma Álvarez

Pucha, fue un año super difícil y, para no entrar en detalles que alarguen el cuento, la principal lección que me dejó el 2015 fue a tomarme tiempo para preguntarme qué es lo que quiero y por qué.
Y puchas que fue necesario tener Netflix durante ese proceso!
Silvanna

Este año hice daño y me hicieron daño, me fallaron y falle, tome desiciones que me hicieron feliz y otras que me jodieron. ¡PERO APRENDÍ ! Este año aprendí, así como te pueden querer, te podrán dañar. Gente se alejará, pero nueva aparecerá. Aprendí a no temerle al fracaso, nada en la vida es perfecto, que la amistad es escasa y que es mejor no esperar nada de nadie. Saludos
Paco

Estoy aprendiendo a ser mamá…
Natalia

Después de un primer semestre muy difícil, comenzando mi proyecto de título y engordando muchos kilitos, aprendí que lo mejor para sobrellevar el stress es hacer deporte rutinariamente, trotar, comer fruta, y siempre tener tiempo para los amigos, pesa a todo, es prioritario. Luego de un semestre encerrada, ansiosa, pasé un segundo semestre trabajando muchísimo, corriendo, elongando, comiendo sano y saliendo a comer y tomar cerveza con amigos. Y sobreviví, si, aquí estoy, esperando el 6 de enero para presentar mi memoria ya entregada.
Cata

Que siempre se puede empezar de nuevo, que lo más importante es la familia y los amigos, sin embargo uno sola es capszde mucho más de lo que cree y a tejer a telar.
Be

Aprendi a escuchar.
ximena cruzat

Esta difícil pero lo que realmente aprendí es a ordenarme con las finanzas, realmente es complicado andar apretada, y cuando ya te liberas no quieres pasar por eso de nuevo, la responsabilidad es muy importante para la tranquilidad =)
maria isabel vilches

Este año ha sido de aprender a soltar y dejar crecer a los hijos, de dejar de sufrir por tratar de arreglarles el camino, ellos ya están grandes y deben aprender a caminar, tropezar y levantarse.
Aprendí a valorar mi tiempo y que pensar en mi, no es ser egoista !!
Que la vida hay que disfrutarla dia a dia y que los pequeños detalles son los que más alegrías nos pueden dar, hoy quiero disfrutar y agradecer lo que tengo, la angustia de lo que podría tener, la dejo atrás.
Me encantó el concurso
Veronica

Me ha sorprendido leer los posts porque coincido con muchos. Lo más importante es que aprendí a “soltar”: a no insistir en causas perdidas (principalmente amorosas) y a centrarme en mis hijos por sobre la pega. Eso me ha traído una vida más liviana y, por tanto, más feliz. Ahhhh, y le robo Netflix a mi ex marido, por tanto, necesito una suscripción propia…
Patty

Definitivamente, aprendí a no comprometerme con asuntos que no valen la pena. El que mucho abarca, poco aprieta, así que prefiero abarcar pocos asuntos y hacerlos bien, sentirme feliz por ello, y el resto, voh velah!
Carolina

Aprendí que la vida da muchas vueltas y a veces el mejor paso para avanzar es retroceder y volver a empezar, ahora con una nueva mirada y aprendiendo de los errores.
También aprendí que no sirve de nada andar juzgando a la gente, todos tenemos nuestros propios problemas y motivaciones, y no tenemos por qué andar dando explicaciones, por eso mismo estoy más comprensiva.
Fran

Este año si que he apendido lo que debi haber hecho siempre. A quererme, a saber de todo lo que soy capaz. A quererme para recién ahí querer a los demás, a ser feliz para hacerlos felices. Puede sonar tan común lo que digo pero pucha que es cierto. Que tengan un lindo año todos. Mucho éxito
Evelin Muñoz

Aprendi a superar el temor mas grande que tenia, que es ser mamá, y que es mucho mas facil cuando tienes el apoyo de la familia y de la pareja,aprendi que ser 3 es mejor que ser uno y que ya no estare sola en mucho tiempo.
Katherine Rodriguez

Este 2015 aprendí que debo pensar las cosas antes de hacerlas y esforzarme si realmente quiero lograr algo
Karen gaete

Este año aprendi que debo relajarme más, no estar tan estresada por el trabajo, pasar mas tiempo con mis hijas, y aprender a quererme como soy.
Bernardita Rojas

Qué aprendí? Creo que aprendí a perdonar, a valorar a las personas que tengo a mi alrededor, pero principalmente, a disfrutar de cosas pequeñas de la vida como dormir muchas horas, levantarme tarde, comer con mi familia, ver peliculas sin preocupaciones, despedirme todas las noches de la gente que quiero… Después de un duro y exigente año, aprendí a crecer
Andrea Vera

Aprendí a nada es para siempre, que el destino no siempre quiere para una lo que creiamos necesitar y que hay que sobreponerse a eso buscandole el lado bueno. Dicen que todo pasa por algo.
Amor, tranquilidad y mucha felicidad para todos!
Felices 10 años y que vengan muchos más!
Jazmín C.

Yo aprendi que bailar, cantar, saltar y creerse roquera en la casa con el volumen a todo chancho es la mejor terapia para el estress jaja.
Tambien aprendí a hacerme cartas para mi futuro yo (a lo How I met your mother, ya si, lo admito).. pero es que son la mejor ayuda de memoria para cuando uno se olvida que caer con la misma piedra por enésima vez es como mucho. Asi que como dice la rana René: “Leo la carta y se me pasa”.
Saludos chiquillas!
maca

El 2015 fue un año de aprendizaje, donde en algun momento me senti totalmente frustrada, aprendí sobre identificar como me relaciono con los demás, sobre las relaciones espejo, a aceptar a dejar ir, y relacionarme de una forma amorosa con el mundo. me ha traido grandes beneficios este cambio no fue fácil pero lo logre.
Kathy

Aprendí que el amor no tiene límites ni cordura.
Franca

Aprendí a valorar lo que se tiene, desde el punto de vista familiar a lo personal. Aprendí a ser más tolerante, más confidente, más cercana con quienes amo y que forman parte de mi círculo de personas sin las cuales me sentiría incompleta. Comprendí que hay momentos en el día en que es necesario para una como mujer reir, llorar, estar en soledad y hacer lo que quiera porque es justo y necesario! Entendí que no puedo limitarme y que mis sueños tanto para mi como para los que quiero pueden llegar a prosperar si decido intentarlo y poner mi mente en acción y equilibrio.
Gabriela Pérez

Aprendi a escucharme aceptando lo buemo y malo que trae eso, permiti escuchar y aceptar mis emociones. Entender que si podia estar enojada y manifestarlo, que podia estaf idiota un dia y no seria el fin del mundo. Que la gente q me quiere, me quiere en los dias buenos y malos, y principalmente me di cuenta que escuchandome podia aprender a conocerme.
nacha

Aprendí a decir no o basta. A cortar por lo sano y disfrutar así de las pequeñas cosas de la vida, como la misma soletería, estar en casa viendo Jessica jones en Netflix, leer un libro y ser feliz con esas pequeñas cosas, día a día.
Sabrina

Hola Chicas! Aprendí 1.- A aceptar a las personas como son, porque NO van a cambiar, y como digo yo “se morirán asi”; 2.- A vivir el momento, porque este momento NO se va a repetir; 3.- A valorar lo que tengo una familia hermosa y un trabajo muy esforzado pero que me gusta, lo que es un privilegio…Este año, me hizo reflexionar mucho, varias personas de mi edad murieron algunas accidentalmente, otras voluntariamente y 4.- A que lo que digan los demás de mí es problema de los demás y no mío, es decir: a meterme por el … la opinión de los demás de mi … osea a empezar a ser feliz!!!
Verónica Bahamonde

Este año ha sido extraño, cambio de ciudad, cambio de vida e incertidumbre de qué hacer con todo esto. Y todo me llevó a aprender a disfrutar de lo simple, a mandar buenas vibras al mundo y a atreverse.
Lejos la mejor pregunta que me hicieron fue “y por qué no?” Así que aquí estoy aprendiendo a diario a salir de la zona de confort y atreviéndome a cosas nuevas y disfrutando de cada segundo.
Gracias amigas zancada por todo
Inis

Este año aprendí a cuidar mi salud pero brigidamente!!. A que no debo copetiarme en exceso y quedar sin recuerdos, solo lo justo para estar happy y ya…..sip, eso….porque los que me quieren y rodean quieren lo mejor para mi y tomando copete y quedar wasted no es la forma de quererme a mi misma, porque al final el alcohol te libera en instante, pero al dia siguiente la caña corporal y moral es lo peor del planeta… y me siento muy feliz de porfin estar conciente de esto y manejarlo y ganarle al copete!
Marta

Este 2015 aprendí a no medir mi felicidad en objetos materiales, entendí que lo material no me hará feliz si no que será una carga, no así las experiencias, en las que he decidido invertir mi capital y energía
Pamelita Alejandra González

Como buena seguidora de Frozen, este año aprendí a LET IT GO … He entendido que no puedo hacer todo por todos, y que no tengo control del mundo, por lo que no puedo sufrir por no poder hacer todo bien.
Fran Gonzalez

Aprendí que no se debe confiar en las buenos actos , en la simpatía y en las personas que te dan un golpecito en la espalda hablando laboralmente. Este año no la termino de la mejor forma, porque actualmente estoy cesante, algunos de los motivos tienen relación con lo senalado más arriba, donde muchas veces antes que el profesionalismo prevale la amistad o la gente que destaca pisando a los demás. Pero bueno la vida no acaba y hay que saber pararse con la frente en alto siempre, con la fé y esperanza de que todo lo bueno se aproxima el 2016.
Naty A.G

Aprendí que e la vida cualquier circunstancia por la que uno atraviese debe si o si poder sacar lo positivo de ello. Cuesta a veces, en el dolor y la desesperación de situaciones “malas”, entender que uno debe atravesar por ellas, para poder ya sea madurar, evolucionar, y aprender de nosotros mismos y nuestras acciones. Este año para mi he atravesado momentos tristes, y me he dado cuenta que debo hacerme fuerte y seguir adelante en el propósito por el que estamos en esta tierra, nuestra misión y realización.
Natalia

este año he aprendido tanto, pero lo mas importante, a llorar. Siempre lo considere una falta total y absoluta de caracter, una cosa innecesaria, puro melodrama, al punto de castigarme mentalmente si lloraba … en cambio este año deje fluir las lagrimas como parte de un proceso de sanacion y ha sido lo mas liberador, siento que estoy mejor parada ante la vida con estas lagrimas de miercale que salen en cualquier parte, hasta en el metro (y era de las que encontraba ridiculo llorar en lugares publicos). Aprendi a dejar el ego fuera y aceptarme como alguien que no siempre tiene el control de todo, sobre todo de mi y mis emociones.
Vancuer

Aprendí a que no se puede controlar todo y que hay que confiar en los demás! Cada día es un desafío para ponerlo en práctica, pero espero ya incorporarlo bien en mi vida durante el 2016
Carola

Aprendí que hay que quererse más y juzgarse menos… ese es el gran aprendizaje! el mundo ya te juzga lo suficiente (y nunca te quieren ni te acogen lo suficiente…). Por eso ¡más quererse! ¡más perdonarse! ¡más validarse! Aplicando eso creo que todos los años que vengan serán mucho más felices!
Tere Divin

Después de un par da caídas, aprendí a ser tolerante con las distintas maneras de ver el mundo, las cosas, maneras de vivir, etc. que no todo debe ser a mi modo y no por ser distinto a mi eso otro es algo negativo y eso me ayudó mucho a comprender más al resto y a dejar de hacerme mala sangre por toooodo lo que me parece mal. Finalmente no todos somos iguales y eso está bien, de una u otra manera todos tenemos algo que aportar al universo y eso se agradece.
Carolina

Mi 2015 fue del terror, familiarmente, en pareja y la pega de lo peor… un año para olvidar… pero más que eso vale la pena recordar que de todo eso algo salva, te permite ver que te rodeas de gente que hace tu vida más llevadera y linda. Del 2015 agradezco enormemente a mi familia y a los amigos con los que me reencontré, sin ellos todos los malos momentos habrían sido aun peores. Bueno y como enseñanza de todas maneras la tolerancia y resiliencia, pararse una y otra vez, porque es lo que hay.
Pau

6 COMENTARIOS

  1. Este año tuvo bastantes cosas, buenas, malas, inesperadas, pero todas con algo de lo que aprender.

    Aprendí a confiar más en mis capacidades y a no torturarme por cosas que veo como defectos y que a la final no lo son tanto. Aprendí a que no se le debe insistir a la gente, pero que aún hay personas que pueden sorprenderte gratamente. Aprendí que es un desgaste intentar cumplir las expectativas de todo el mundo, es mejor ser feliz a tu propio ritmo sin preocuparte de las opiniones de los demás. Aprendí a no cambiar las cosas con las que me siento satisfecha de mi accionar, que aunque todos te digan es es un error dar más de lo que te piden, si yo me siento bien con ello no tengo porque cambiarlo y además cuando menos lo esperas verás frutos.

    También me encuentro en proceso de aprendizaje en varias cosas: tener paciencia, muuucha paciencia. Ser más tolerante. Valorar más las virtudes que los defectos. Ser mamá de gatos.

    Y como me lo recordó una amiga “lo pasado pisado, lo bueno guardado y lo malo, olvidado… es bueno recordar que la realidad la marca uno mismo”.

  2. Hola!! El 2015 fue para mi un año intenso, full. Aprendi que de repente las cosas no salen como queremos, pero que esos fracasos nos permiten encontrar realmente lo que nos importa y replantearnos las cosas. Aprendi que de los fracasos crecemos y nos volvemos mas maduros. Aprendi que el descanso es importante y que el tiempo es relativo. De repente uno quiere todo en un momento especifico, pero lo importante es llegar a la meta y no desanimarnos. Dejar que las dificultades nos quiten los sueños, es como quitarnos parte de nuestro alma. Aprendi a conocer mis limites en las relaciones de pareja, a conocerme mas en ese aspecto y saber que hay ciertas cosas que simplemente no permito. Aprendi a darme cuenta que soy una persona valiente y muy luchadora, que no se da por vencido con facilidad. Aprendi a darme cuenta, que cuando ha uno le va bien, suenen surgir las envidias, que hay que percatarse de ellas y saber manejarlas. Aprendi que la misma gente actua expresando sus sentimientos y muchos de ellos son muchos mas infantiles de lo que uno podria pensar y que ciertos sentimientos como inseguiridad, celos, venganza, amor, ambicion son la base de porque la gente actua. Nunca menospreciar estas pasiones humanas, porque muchas explicaciones que supuestamente son racionales son netamente humanas. Este 2015, en resumen madure jajaja, pase de ser una muchacha a ser una mujer hecha y derecha, que sabe lo que quiere, saber para donde va, y sobre todo tiene la paciencia necesaria para luchar por todo lo que cree en el momento preciso y en el lugar preciso

  3. Yo más que aprendí me di cuenta que debo pescar más a mis amigas, despeinarme nuevamente y salir, y dejar de encerrarme. Le hará bien a mi espíritu y a mi relación de pareja. Free.

  4. Empecé a ejercitar mi cuerpo y eso se ramificó a todo. Dormir mejor, comer mejor, el ánimo por las nubes, además me permitió identificar más rápido cuando algo me afecta (cosa que me costaba un mundo). Logré amar mi cuerpo y establecer la relación amorosa más importante, la con una misma.

Dejar una respuesta