Espíritu navideño de una atea

1096

espiritu
por lucy

No soy una persona creyente ni navideña en ningún sentido; sin embargo, estas semanas me he pillado diciendo varias veces el concepto “espíritu navideño”. No sé si lo que para mí significa el espíritu navideño es lo mismo que para todos, probablemente no, por eso encuentro interesante conversar sobre lo que es y lo que debería ser.

Inconscientemente, para mí el espíritu navideño se ha ido transformando en tomarme la navidad de la manera más zen posible, lo que se traduce en:

– No me estreso con los amigos secretos de amigas y familiares (y eso que busco/compro/hago los regalos a última hora). Muchas veces elijo un concepto y todos los regalos son de una misma temática; el año pasado, por ejemplo, fueron puros juegos tradicionales como cartas y dominó. Barato, sencillo de comprar, y divertidos -o eso espero- de recibir.

– Si me nace y tengo tiempo, trato de hacer algún regalo simbólico a mis más cercanos. Y si recibo regalo de alguien a quien yo no regalé nada, me libero de la culpa ya que tengo claro que los regalos no son ni deberían ser una obligación.

– No tengo ninguna expectativa para la Noche Buena más que pasarla con mi familia; no son grandes cocineros, por lo que nunca hacemos una gran cena, pero estar juntos, descansar y dormir bajo el mismo techo se ha convertido en más que suficiente para mí.

– No espero regalos… si llegan, bacán; si no me gustan, aprecio el gesto; si sólo recibo amigos secretos, para qué quiero más.

– Hago un esfuerzo por pensar en lo bueno que tengo y en lo bueno de lo que me rodea. Suena perno, pero justamente eso fue lo que me hizo pensar en esto del espíritu navideño, y encontrarle algo de sentido a unos días que yo creía que eran iguales a cualquier otro.

3 COMENTARIOS

  1. Todo lo que mencionas no tiene nada que ver con ser creyente o no creyente, de hecho, un verdadero creyente ve la navidad de esa manera.

  2. No sé qué tanta diferencia hay con ser ate@, yomando en cuenta que ya nadie pesca tanto esta fecha con el sentido religioso. Yo creo que somos muchos los que siendo catolicos no somos fanáticos y vivimos la Navidad con la misma mentalidad que tú, una persona atea. Yo estoy 100% de acuerdo con tuconcepto de espíritu navideño, y a veces hasta me pregunto para qué.

  3. Tal vez deberías leer un poco más acerca de esta fecha, las Saturnalias y Sol Invictus. Quizás como atea puedas sentir menos contradicciones con esta fecha, que por cierto no es celebración exclusiva de algún credo en particular.

Dejar una respuesta