Inicio TV The Affair, o la infidelidad bien hecha

The Affair, o la infidelidad bien hecha

2214
Compartir

image
por Eleonora

Ser fiel no es fácil. Si la fidelidad fuera algo natural, no tendría ningún brillo ejercerla. No sería algo que prometemos cuando estamos en pareja. No sería valorado cuando se cumple, no sería tan doloroso cuando no. Requiere de grandes esfuerzos. Ser infiel también. Necesita tiempo, mentiras, coordinación, inteligencia (si no quieres que te pillen, claro). De hecho siempre he pensado que una de las cosas más difíciles de ser infiel, en una relación buena, debe ser no contarle a tu pareja.

Una de las mejores series que he visto en el último tiempo se llama The Affair, y se trata de dos personas casadas que se enamoran. Cuando Helen, la esposa engañada, se entera que Noah, su marido de 20 años, está teniendo un romance, uno de los reclamos que le hace (en una conversación dolorosa, honesta, terrible, real, hermosamente actuada) es que a él le hayan pasado tantas cosas de las que ella no tiene ni la más mínima idea. Que él haya pasado por ese proceso absolutamente solo, sin compartirlo con ella. Me atrevo incluso a interpretar que eso le dolía más que la infidelidad misma.

Quizás por eso dicen que en una relación sana no pasan estas cosas. Que si dejas de hablar, es un mal augurio.

The Affair es excelente porque en cada capítulo te muestran las mismas situaciones desde distintos puntos de vista. Un capítulo se divide siempre en dos partes y cada parte corresponde a cómo uno de los personajes vive un día, o un momento. Y eso te permite ver que una historia tiene muchos lados. Que los malos no son siempre los malos, los buenos no son siempre los buenos, y un infiel no es siempre el culpable de que las relaciones mueran. A través de actuaciones impecables, un guión lleno de detalles conmovedores, escenas de sexo creíbles y en general una honestidad desgarradora, muestra lo realmente difícil que puede llegar a ser violar ese voto de fidelidad. Las consecuencias que tiene en nosotros, en nuestra pareja, en nuestros hijos y en la persona con la que estamos cometiendo la ofensa. Ofensa que puede llegar a convertirse en amor, amor que puede convertirse en una nueva relación. En una nueva rutina de la que, inevitablemente, vamos a querer (aunque sea a ratos) escapar.

UPDATE: La primera y la segunda temporada de The Affair están en Netflix.

3 COMENTARIOS

  1. Yo conozco varios infieles (y tengo tres casos muy muy cercanos en mi circulo más intimo) y lo que se repite en todos es que la infidelidad misma no les costó nada (de hecho una de estas personas me contaba muerta de la risa que tenia un pololi).
    Lo que de verdad costó un horror fue apechugar de frente con las consecuencias de sus decisiones.
    La infidelidad en si puedo entenderla, lo que de verdad me parece una aberración es no hacerse cargo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here