Noche de pasta al pesto

626

pesto
por Sol

Aunque mis amigas me odien por no salir los viernes, estoy convencida de que a veces el mejor plan es quedarse en casa, cocinar algo rico y ver los capítulos acumulados de Netflix que no pude ver en la semana por exceso de sueño. Llego tan cansada los viernes, que prefiero un plan tranqui para esa noche, y algo más prendido para el sábado. No sé, quizás son mañas que ocurren cuando uno cumple 30.

A mi pololo le gusta mucho cocinar, así que cocinamos en pareja, mientras escuchamos música y tomamos una copa de vino (que luego son dos y luego son tres, hasta acabarnos la botella).

El otro día encontramos una receta de pesto. Como no teníamos nueces, probamos con almendras tostadas y salió increíble. Es tan simple como meter en la juguera una taza de hojas de albahaca cortadas en trozos pequeños, un puñado de almendras molidas, unos tres ajos machacados, pimienta negra y queso parmesano al gusto. Y el secreto: agregarle al final unos dos cucharones del agua de tallarines. Sí, a mí también me pareció extraño, pero resulta. Eso le da textura y queda exquisito, para chuparse los dedos.

Presiento que hoy será otro viernes de cocina, vino y películas.

COMPARTIR
Artículo anteriorSe me cae el pelo
Artículo siguientePlantas que se riegan solas

2 COMENTARIOS

Dejar una respuesta