3 Razones para ver “Me and Earl and the Dying Girl”

1226

image

por Fernanda

Hace un tiempo se estrenó la linda “Me and Earl and the Dying Girl” traducida a “Yo, él y Raquel”, con ese primer adjetivo calificativo entenderán que mis tres razones para verla son cero objetivas y hasta les diría que no sigan leyendo porque fácilmente puedo resumir en que esta película es: perfecta. Así de directa, pero me explayaré sin spoilers en caso de que aún no se decidan a verla.

1. No es la típica película adolescente: Sí aparecen adolescentes, sí vemos su vida en el colegio y sí tambien hay un baile y la estructura cultural gringa. Pero todo es visto desde un particular punto de vista, más como un medio que el objetivo de la película. Acá no hay un romance, un triángulo de enredos amorosos ni nada de eso, es mucho más profunda porque habla de la amistad, la pérdida y la adultez.

2.  Hay stop motion: Algunos de los pensamientos del protagonista Greg y cómo su director Alfonso Gomez-Rejon nos intenta explicar su manera de ver la vida, están hechos en unos adorables stop motion. Que además de cumplir su rol estético son tan explicativos que uno dice “eso me ha pasado”.

3. Recreaciones de películas: Greg y Earl son amigos, o colegas como ellos dicen, desde siempre y en los años de amistad que llevan han hecho mil películas clásicas reversionadas, les cambian títulos y sentido a varias reconocidas con un sentido irónico que saca carcajadas.

Esas son mis tres razones objetivas, pero podría agregar que esta película te sorprende y emociona, porque empieza livianita y sin ningún aspaviento y cuando termina, al menos para mí, el corazón queda llenito y con la esperanza de que pueden haber películas de temas “reales” en medio de la era de los efectos especiales.

3 COMENTARIOS

  1. Yo la ví y me encantó, es una película bellísima y las recreaciones son bacanes. Coincido completamente contigo y tu opinión nada objetiva

  2. Con este comentario, van dos personas que dicen que la peli tiene algo. Así que la vi el ayer y me gustó, pero también me dio penita. El protagonista igual me cargó un poco, pero me encantó su relación con Rache y cómo va creciendo y cambiando, muy lindo todo. Quedé pegada con la pieza de Rachel, tan linda y acogedora. Lo de las pelis como que no me mató tanto.

Dejar una respuesta