El arte de escuchar conversaciones ajenas

1095

eavesdropping
por Jo M.

Tengo varias amigas que son buenas para parar la oreja e interesarse en conversaciones ajenas que ocurren, por ejemplo, en la mesa de al lado cuando estamos almorzando o tomando un trago.

Yo, en cambio, no fui bendecida con ese don de poder concentrarme en dos conversaciones a la vez, por lo que nunca cacho si están hablando de algo interesante cerca mío a menos que yo esté sola o en silencio. Las únicas veces que me he dado cuenta de algo que pasa al lado es porque han sido peleas con cuática y cachetadas. O cuando soy como las viejas sapas y, si puedo ser descarada, me pongo a escuchar desde la puerta o a mirar por la ventana qué está pasando.

Pese a mi poca habilidad, encuentro divertido poder escuchar lo que otros conversan (como tan bien lo demuestran las citas de La gente anda diciendo), y al mismo tiempo me da un terror irracional que otro ponga atención a lo que yo estoy conversando con alguien (tanto así, que trato de no conversar tanto en un taxi, micro o metro, porque juro que están todos pendientes de sapear, aunque nadie lo esté…).

Yo seguiré con mi discapacidad de escuchar conversaciones ajenas de manera casual, pero me entretendré con los cuentos de segunda mano que me lleguen (ojalá en vivo) sobre las otras vidas que me rodeen.

¿Ustedes son buenas para escuchar conversaciones ajenas? ¿Han logrado captar frases como las de La gente anda diciendo?

Foto: uhhhhlaine vía Flickr con licencia Creative Commons

1 COMENTARIO

  1. soy seca para escuchar conversaciones agenas ! Muchas veces sin querer pongo atención a las cosas que habla la gente otras veces por puro aburrimiento en el metro o la micro termino escuchando joteos, pelambres, peleas de las personas. Otra cosa que encuentro divertida, pero lo hago muy piola es ver el lenguaje corporal que ocupan y les voy dando un contexto .

Dejar una respuesta