¿Dónde duerme tu mascota?

1150

frankabn
por lucy

Cuando he tenido perros, siempre han dormido en sus respectivas camitas, ubicadas en la logia de la casa. Al despertar se ponen a merodear hasta llegar a las piezas si se hizo tarde, pero siempre han sido bien obedientes en aceptar sus camitas cuando duermen adentro, o sus casitas cuando han dormido afuera.

Pero comentando y conviviendo con otras amigas, me he dado cuenta de que las mascotas no siempre duermen en los aposentos que disponemos para ellas.

El perro de mi prima por ejemplo, un golden adolescente en un cuerpo gigante, duerme sobre su cama al lado de ella (y la cama no es de dos plazas). Creo que no conoce el interior de su casita en el patio. Conozco a perros más chicos que duermen cara de palo entre las sábanas de sus dueños/amigos, otros que lo hacen a los pies, o sobre alguna frazada pero en la misma pieza.

Supongo que muchas veces es uno el que quiere que su mascota duerma cerquita, y las mascotas que no son lesas, aprovechan eso y se instalan cómoda y humanamente en el hogar. Y por otro lado estamos los que también adoramos a nuestros perros, pero preferimos dormir solos y de paso logramos mantener sin pelos al menos el interior de nuestra cama.

Y los gatos la verdad es que no sé dónde duermen, no me ha tocado convivir con ellos de noche, y de día los he visto dormir y/o descansar en las posiciones más curiosas y diversas. ¿Dónde duermen sus mascotas?

11 COMENTARIOS

  1. Mi perra es la niña de la casa y duerme en nuestras camas, se alterna según su gusto. Le encanta dormir entre el cobertor y la frazada. Es una raza grande y es un placer dormir con ella <3

  2. Mis perros tienen camas en dos lugares del departamento, pero en el invierno duermen con nosotros (son dos chicos). Todos ganamos porque son demasiado calentitos (uno de ellos duerme enrollado en mis pies, así que es prácticamente un guatero), y en el verano prefieren dormir en el suelo del baño, con la guatita helada.

  3. Mi perro, duerme a los pies de mi cama. Con todos los perros q he tenido siempre ha sido así y ya estoy acostumbrada, me gusta despertar y poder acariciarlo. Cuando mi viejo trabaja de noche, se va a dormir con mi mamá en cama grande. Pero por lo general duerme sobre una frazada y cuando hace más calor duerme en el suelo o bajo la cama.

  4. Mi gata cuando recién llegó a la casa, dormía en una silla de mi pieza, pero luego se puso a dormir a los pies de mi cama, después agarró papa, y ahora se pone a dormir en mi cabecera!

    Es rico dormir con las mascotas. Aun cuando me ha tocado ir a casas, donde los perritos duermen en las camas y están con mucho olor.- Pero no todas, depende del higiene del amo.

  5. Tuve dos veces perro y dormían en las camas, el primero era regalon de mi mamá y dormía hasta con la cabeza en la almohada, la segunda que tuvimos se metia entre el cubrecama y la frazada y se iba a los pies.
    Eran perros pequeños y que ni botaban pelo (poodles), me hubiera dado asco que fueran perros pelechadores, pelos de perro en todos lados nop, guacala.

  6. Mi gata duerme en cama, pero la patuda se da el lujo de elegir en cual, jaja. Por lo general, se viene a dormir a mi cama como en mayo (tiene 15 años con nosotros, ya le conocemos su rutina) y a los pies, pero cuando hace mucho frío, despierto con ella bajo el plumón, sobre mi espalda o pecho, super incómoda, jaja. Tiene su cama, pero nunca la pescó. Lo mismo otros gatos que he tenido; al final, todos han dormido en cama. Tuve un gato, era regalón mío, él era más patudo aún, les gustaba dormir con la cabeza apoyada en la almohada, pegado a mí. Al final dormíamos abrazados, aunque a veces despertaba media asfixiada jaja.

  7. Mi gorda (una boxer de 9 años) tiene su cama al lado de la escalera. Cuando hace frío le ponemos una frazada de polar y duerme toda la noche sin destaparse, de hecho la hemos pillado tapándose con el hocico.
    Cuando era más chica y vivíamos en casa de un piso, a veces se aprovechaba y abría las puertas y se subía a la cama de mi hermano o la mía y dormía un ratito con nosotros, pero luego se iba porque creemos le daba calor.

  8. La perrita que tuve dormía en mi pieza, primero le dejé un cojín al lado de la puerta y se iba para mi cama, luego le puse el cojín a los pies de mi cama y se iba a los pies por encima del cubrecamas ajaja finalmente logré que utilizara su cojincito para dormir a los pies de la cama. Lo más gracioso era cuando me despertaba para trabajar y ella seguía durmiendo raja.

  9. Mi gato duerme en mi cabecera en invierno y a los pies de la cama en verano, nada de tonto. Eso durante la noche, pues por las tardes se toma el centro de la cama. En invierno me encanta, porque me abraza la cabeza, ronronea fuerte y es como un guatero de relajación, el beneficio es mutuo.
    Cuando vivía con mi mamá, teníamos una perrita y ella tenía su cojín favorito, pero en la noche dormía la cama.

  10. Mi gatita bella cuando tiene frío duerme conmigo, usa mi brazo de cojin. Le gusta dormir con la cabeza apoyada en algo, almohada o mi brazo. Me encanta escucharla ronronear y a veces me duermo con ese ronroneo.
    Otras veces duerme a los pies de mi pareja, cuando no tiene frío. Le gusta amasar su mantita y el pillama de mi pareja ja,ja,ja
    En verano, duerme en su cama, en el sillón. Es en invierno cuando nos invade. Pero a nosotros nos encanta. Si me pidieran definir felicidad, uno de los momentos sería nosotros dos acostaditos un día de frío y nuestra gata en medio ronroneando.
    La veterinaria nos dijo que no era una mascota, sino una compañera de vida. Ella lo sabe y nosotros la amamos.

Dejar una respuesta