Depender de pastillas para sentirte bien

1468

pills
por Adela H.

Hace dos años comencé a vivir crisis de angustia. Mi vida estaba con tremendos cambios y sentía que el mundo me superaba. Empecé a sentir que se me apretaba el pecho, no podía respirar bien y lloraba sin cesar. Pasaba de andar en la luna, a los sollozos y luego full acelerada. En el trabajo me costaba ser eficiente y comencé a cometer errores. Entonces una compañera de oficina me pidió hora con su siquiatra, quien me recetó pastillas y de una me dijo que era altamente probable que tuviera que tomarlas por siempre. Chan.

Tal vez su diagnóstico fue un poco apresurado (igual me hizo exámenes), pero como tengo una familia con temas psiquiátricos, lo que me dijo no me pareció incoherente y desde hace más de dos años que tomo todos los días una pastilla que me ayuda a estar más estable anímicamente. Ahora, si me pasa algo desafortunado no es una tremenda tragedia griega y si estoy feliz no ando eufórica, ni full acelerada por la vida.

Yo me siento bien tomando pastillas. Al principio tenía miedo de que me afectaran la líbido o que me sintiera como anestesiada todo el tiempo, pero no. Me siento tranquila y aunque sigo siendo llorona puedo hacer una vida normal y no explotar en cualquier lado.

Pero de todas formas no quiero tomarlas para siempre y me da mucha pena la sensación de que no puedo hacer una vida normal y sana siendo así tal cual como soy. Me siento débil de carácter y me pregunto cómo no soy capaz de afrontar el día a día sin ayuda de químicos. Además mi vida es muy buena! Soy mamá feliz (aunque raja), tengo un pololo que me adora, me encanta mi trabajo, mis amigas son bacanes, etc. Es incluso incomprensible para mí que mi ánimo no pueda ser más estable… más piola.

Sé que dejar las pastillas psiquiátricas es un proceso muy lento y difícil. Uno se vuelve un poco “adicta” y tu cuerpo las pide. Desde hace unos meses bajé sólo 25 mg y lo noté altiro, aun cuando cuando me hiciera la cool y pretendiera que no pasa nada, inmediatamente estaba más sensible y gruñona.

Además, tema no menor, es que son carísimas! Mi sueldo no es alto y casi el 10% se me va en remedios! Terrible! Lógicamente este es un factor importante para querer dejarlas.

Recuerdo que cuando comencé a tomarlas la doctora me dijo que era como si tuviera diabetes o no tuviera tiroides, ya que en ambos casos uno depende de remedios por siempre y es así y punto. Pero no me resigno! No quiero tomarlas eternamente.

Foto: Michael Chen vía Flickr con licencia Creative Commons

18 COMENTARIOS

  1. hola! El siquiatra te diagnosticó alguna patología? Yo tenía síntomas muy similares a los tuyos y recién el mes pasado me diagnosticaron trastorno bipolar y me hicieron acogerme al ges. (Aun no hago el trámite ) pero se supone que te garantiza los remedios y la atención preferente (a lo menos ).
    Bueno, desde mi experiencia yo acepté que voy a tener que controlar mi trastorno con pastillas para toda la vida. No es una enfermedad, es una condición… No te mejoras de “eso”, no por falta de voluntad si no mas bien porque tu cerebro está estructurado así y tiene esos des alances químicos que afectan el ánimo de manera permanente. Igual hay gente que deja las pastillas y se las arregla para funcionar… Pero bueno, hablando exclusivamente por mi, yo lo podria porque he sufrido mucho cuando he dejado el tratamiento. Me pongo del terror, intratable. Y eso perjudica todo mi entorno…
    Así que aprendí a vivir así no más. Ánimo, acéptese no más…

  2. Hola, yo tb soy del club “no quiero ser pastillodependiente”, y las dejé. Es un proceso lento y nada tiene que ver con alterar dosis y eapaciar días, sino con un proceso interno. Se trata de aceptarte, no pretender funcionar con una constante comparación a un “modelo” de estabilidad. Si eres capaz de aceptar que tus crisis son parte de tu personalidad y no una enfermedad, no necesitas pastillas para mejorarte sino estrategias que puedas desarrollar para disminuir su intensidad o duración. Es saber qué te ayuda y qué te agrava y aprender a manejarte con esos factores.

    Saludoa y un abrazo.

    Ánimo con el tema de las pastillas.

  3. Yo también fui diagnosticada con trastorno bipolar hace ya .. ¿4 años? y todos los días no tengo que tomar 1 pastilla si no que 4 para mantenerme “bien”.
    A pesar de que estuve en la lucha de no quiero depender de quimicos para toda mi vida, al final y a la mala entendí que mi animo no solo me afecta a mi sino a los que me rodea y quiero. y por más que yo quiera y tenga las ganas de controlarlo es una enfermedad como la diabetes o la presión alta. Que hay que mantener el equilibrio de tus químicos en control.
    Asi que animo y con toda la responsabilidad de las decisiones que tomas!
    También me acogí al ges y pago como 4 lucas mensuales por psquiatra+pastillas.

  4. El pastilleo sin sicoterapia es parchar el problema de fondo con drogas.
    Es imprescindible tratar la enfermedad y no anestesiar los sintomas.

  5. Yo he estado buscando otras vías de sanación: limpieza de aura, imanes, reiki, pilates, en fin, ahora quiero incarle el diente a la meditación. Creo que llevamos una carga propia y heredada que se traduce en enfermedad. Hay que sanar la mente y el espíritu para sanar el cuerpo. También estoy estudiando mi árbol genealógico y más adelante quiero intentar las constelaciones familiares. Estoy segura que llegaré a vivir mejor.

  6. Es habitual que se consideren las enfermedades psiquiátricas como algo solamente relacionado con lo emocional y se piense que se puede lidiar con ella con fórmulas místicas y chamánicas. Cuando te diagnostican diabetes, nadie se cuestiona la entereza que ha tenido, y uno va y toma el remedio. Sin embargo con las depresiones y crisis de ansiedad , entre otras efermedades, más de uno recomienda viajar o buscar un pasatiempo…leer autoayuda. Muchas veces es algo orgánico y abandonar las medicaciones solo es un error.
    Mi polola hace tiempo que está con pastillas para la controlar la ansiedad, paralelamente a psicoterapia, y aunque la psiquiatra trató de bajarle la dosis para eventualmente llegar a cero, no fue posible. Concluyendo que todo indica que se trata de algo orgánico. Incluso encontraron un alimento que siempre está relacionado con las crisis.

  7. Hola! interesante el tema, a veces pensamos que somos los únicos que sentimos el mundo encima. Yo también he luchado por no depender de las pastillas, pero lamentablemente o afortunadamente (?) me diagnosticaron trastorno bipolar, con medicamentos y todo, pero hay una pastilla que sale carísima y aún no sé cómo voy a reaccionar. No me solucionará los problemas pero lo más que necesito ahora es un empuje, me vino un episodio heavy de depresión y esto me afecta en el trabajo. Lo más importante es ir al psiquiatra y tener un apoyo (amigos, familia, etc..) Fuerza y abrazos para todas!

  8. Yo también tengo problemas, me lo diagnosticaron el 2011, me dieron sertralina ese tiempo, las tomé 1 año y medio, pero de manera no constante. Finalmente las dejé de tomar porque me siente plana emocionalmente. Aunque las dejé, seguí la terapia con psicólogo. Me sentí bien por casi 3 años, pero este año fue cuático en cuanto a cambios, mucha presión con el internado y al tesis y recaí nuevamente, pero esta vez con crisis de ansiedad, lloraba por todo, así que tuve que volver al médico, ahora estoy con escitalopram y clotiazepam (para mi ansiedad). De ahí en adelante no sé que pasará, pero tampoco quiero seguir con pastillas para sentirme bien, y no sé realmente si la psicoterapia me ha ayudado, porque aún no soy capaz de controlar por mi misma las crisis de ansiedad.

  9. A mí me gusta usarlas, todo el mundo dice que las deje, pero ni ahí, es la tercera vez en mi vida que paso por un periodo de stress y frustración grande lo que me tiene súper desganada y sin ganas de nada, entonces prefiero usar las pastillas que me da el psiquiatra, de verdad me siento mejor, aún me falta, pero a mí me sirven 🙂 Y cuando se me pase me las quitarán y cero problema. Prefiero no esforzar mi cabeza en intentar salir de esto sola sin ayuda médica, mi vida ha sido demasiado difícil así que prefiero un poquito de ayuda, no puedo andar de mártir por la vida.

  10. Yo sufría de crisis de ansiedad , era muy desagradable ,la forma en que la traté fue con flores de bach y otras terapias alternativas, las crisis desaparecieron para siempre , creo que medicandose no se soluciona nada, hay que tratar de raiz el problema, ver que lo originó.Yo soy bastante reacia a tomar pastillas , trato siempre de curar las cosas de forma natural , no es sano tener que medicarse toda la vida.

  11. De muy chica siempre fui sufriente, vomitaba por estrés desde los 3 o 4 y otras cosas, pero donde vivía no había psicólogos infantiles y mucho menso psiquiatras, además, creo que lo lógico era pensar que se me iba a pasar o que era muy regalona. Empecé a ir al psiquiatra cuando estaba en la media, hice terapia y tomé remedios por un tiempo corto y anduve bien, pero a los 23 tuve una depresión grande (muy grande) y después de ella varias recaídas (normalmente cuando dejo las pastillas).
    He ido a terapia por años, me han hecho exámenes para diagnosticarme (spect) y me he hecho tratamientos alternativos (reiki, yoga, energías, flores), sé que estoy mucho mejor, más sana y segura, pero nunca he logrado vivir sin remedios por más de un par de meses. Me gustaría creer que lo lograré, mis dosis son bajas y le hago el quite a ansiolíticos (salvo en crisis máximas y no por periodos muy breves) y no le ando cagando la vida a la gente ni quitando mi rabia con otros.
    La verdad, me molesta cuando la gente cree que uno toma medicamentos por debilidad, demás que hay abuso, pero lo que he logrado, no creo que lo hubiera conseguido sin la estabilidad que he logrado con los remedios. Sería bacán decirles adiós, me sentiría mega ganadora, pero no quiero seguir sintiéndome debilucha por tomarlos.

  12. Lo que me ha costado hacer entender a mi entorno que esto es como tener diabetes o epilepsia, es una condición cronica y no creo que nadie le ande diciendo a estas personas que abandonen las pastillas o dejen el tratamiento, no?. Bueno, con las enfermedades mentales es lo mismo. A mi no me complica tomar pastillas forever porque yo entiendo así mi trastorno… El precio de los medicamentos podría ser un factor o encontrar profesionales que te acomoden y sean verdaderamente un aporte para mantener a raya los vaivenes del ánimo. Pucha, podría extenderme contando todas mis experiencias, pero no las voy a latear tanto. Lo único que puedo decir es que si tienen a alguien al lado que sufre depresión, bipolaridad, distimia o algo así, sean pacientes y por favor no le digan “ánimo, tira para arriba” o “vamos que se puede” porque sinceramente hay veces en que no se puede solo.
    Hartos cariños a la escritora del post que se nota que esta pasando por un mal momento.

  13. Exacto. Una cosa es un trastorno de ansiedad gatillado por ejemplo por un evento vital (muerte de un familar, descalabro económico, etc) y lo otro es tener una enfermedad mental como trastorno bipolar. En el primer caso algunas personas puede necesitar medicamentos mientras pasa el chaparrón , pero en el segundo caso son enfermedades crónicas como la diabetes o la hipertensión. Debe recibir tratamiento permanente y no tiene nada que ver con su empuje ni su calidad como persona, ni con la fortaleza de carácter.

  14. Me sorprendieron! nunca pensé que tantas personas estuvieran empastilladas por trastornos sicológicos y/o psiquiátricos.
    Cuando me siento sobrepasada hago terapias alternativas, ya sea reiki, flores de bach y otras. Ahora estoy con terapia psicológica, pero sin pastillas.
    Espero puedan encontrar otra solución a las pastillas, creo que la voluntad es lo principal, tú mente es poderosay puede lograr maravillas!
    Animo niñas!!!!

Dejar una respuesta