huevoalacopa
por Mariana y punto

Son pocas las veces en que algo es sano y rico al mismo tiempo y en la misma proporción. Pero a veces los milagros existen, y uno de ellos es el huevo a la copa. Gracias a ser cocido en agua es absolutamente sano, es más fácil de hacer que un huevo pochado, y su yema líquida lo hace tan sabroso como unos huevos revueltos o fritos.

A veces se me olvida que existe esta perfección, pero la otra vez la Paty me comentó que había hecho, y decidí incorporarlo un par de veces a la semana en mis desayunos.

El huevo a la copa es sencillo de hacer y se ensucian pocos implementos en el proceso, pero la precisión es lo más clave de su preparación. Tres minutos exactos de hervor es la receta clásica, pero en su blog Sansabor, Santiago Sahli da varios consejos más para alcanzar la perfección con la práctica; por ejemplo dice que si pasa mucho rato entre que se forman burbujas chicas al fondo de la olla y el hervor, entonces probablemente tenga que estar menos de tres minutos.

En Sansabor también hay una receta alternativa que de todas maneras probaré, ya que después de haber descubierto la receta para los huevos duros perfectos que dio pudú mi vida cambió y nunca más hice la clásica receta de los diez minutos de hervor.

Para comerlos, me gusta vaciar dos en un tazón o bowl pequeño y revolverlos con pedacitos del pan que tenga (normalmente es pan pita integral, pero hoy en la mañana lo mezclé con pedazos de pan centeno con ciruelas deshidratadas de El pan de cada día y quedó rico igual).

Foto: Jack Lyons via Flickr

10 COMENTARIOS

  1. Yo me compré un “huevero” (así lo llamo yo). Es un huevo de plástico sólido que sumerges junto a los huevos que que quieres cocer. La gracia es que cambia de color a medida que el agua se calienta y te indica el momento exacto para sacarlos de la olla: Soft (casi crudo), Medium (perfecto, a la copa) y Hard (duro). Es genial, nunca se equivoca. Lo compré en Juliana.

  2. Antes, sin el huevero, yo los ponía en agua fría y desde que el agua empezaba a hervir (burbujas de ebullición) contaba 30 segundos y los sacaba. Esa era mi técnica tradicional… ¡prueben!

  3. Amo el huevito a la copa! Mi abuela me hacía cuando chica, mezclado con trocitos de marraqueta, y ya de grande retomé la costumbre, aunque sin pan picado 🙁

  4. El huevo a la copa es lo más rico que hay!! Hace miles de años que no comía, desde cuando mi papá me hacía cuando eran bien chica, tipín, 10 años. Pero hace unas pocas semanas me acordé de lo rico que son y me hice uno!! fue recordar mi infancia y el sabor.

    Total el huevo a la copa. Lo dejé el huevo en el agua fría y conté tres minutos exacto desde que hierve, con pan, sal y pimienta.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.