Quiero ser mamá

1837

image
por Belén (@bel_marchant)

Durante el último año y medio me pasó algo que cambió de cierta manera el paradigma que significaba mi vida y mi futuro. Hasta los 24 jamás quise ser mamá, mucho menos casarme; hija de un matrimonio muy joven fallido, me imaginaba en el futuro quizás con algún pololo estable, viviendo juntos, pero eso, y punto final.

Pero a comienzos del año pasado nació mi hermana, una guagua nueva, 24 años menor que yo. Desde el primer momento en que la vi, me pasó algo muy extraño. Fue como si me pegaran en la cabeza, en la guata, en el corazón, me explotó un amor instantáneo y absoluto por mi hermana, y sin darme cuenta, un gusto por las guaguas y los niños en general.

No diré que soy lo más guaguatera del mundo, pero me nació una empatía, cariño y ternura impensadas por guagüitas y niños. Y ahí fue cuando apareció este pensamiento en mi mente. ¿Quiero ser mamá? ¿Me quiero casar y tener hijos? Y la respuesta casi instantánea fue lo que me sorprendió más que todo: sí, sí quiero. Ahora sí me imagino siendo mamá, de hecho lo deseo, quiero, eventualmente, estar embarazada y tener guagua y casarme y tener una familia y todas esas cosas que hace 2 años jamás hubiesen cruzado por mi mente.

Todo lo atribuyo a vivir con una guagua ya siendo más grande, cuidándola, teniendo responsabilidades con ella, entregándole tiempo, etc., situaciones que al ser más chica no afectan o hacen ningún tipo de cambio en nuestros pensamientos o sentimientos.
Pero ahora sí, quiero ser mamá.

¿Y ustedes? ¿Han pensado en ser mamás en algún momento? ¿Ha nacido recientemente su espíritu maternal o, si ya son mamás, lo deseaban desde antes?

22 COMENTARIOS

  1. Tengo 32 y aún no me dan ganas de ser mamá. No me gusta la responsabilidad que implica tener una guagua.

    Cuando alguien de mi familia tiene un hijo, los regaloneo y les hago mimos, pero de eso a tener una guagua, no.

    Lo que me cuestiono, es que si cuando tenga más edad, me den ganas y ya sea demasiado tarde, pero no por esa razón tendré apresuradamente un hijo, si en la actualidad no lo quiero.

    • Me pasa igual que a ti, no quiero ahora y no se si algún día sentiré el llamado, pero a los 31 también me he pasado el rollo de que si después cambio de opinión quizás sera muy tarde… pero siempre llego a la conclusión de que pasara lo que tenga que pasar no más, porque tampoco voy a ponerme a tener una guagua por eso, ya que no me parece razón suficiente.
      Igual nunca vi como proyecto de vida el tener una familia y hasta ahora tampoco lo veo así y en cuanto a los niños definitivamente no me gustan, sólo mis sobrinos a los que regaloneo, cuido y me chalo comprándoles cosas y dándoles en el gusto, pero ellos no mas.

    • Me pasa lo mismo. El próximo mes cumplo 30, en dos meses más me caso después de 8 años y medio de relación y … la verdad es que el otro día lo conversamos y fue como pucha, estamos tan bien así. Decisión del caso, vamos a tomarnos todo el tiempo que nos sea posible y después veremos. Ahora no es momento para los hijos y la verdad es que tener hijos porque “hay que” no me parece justo. No es algo que me apure particularmente, así que ahí se verá.

      • Me pasa taaaan lo mismo!!! también cumpliré 30 el mes que viene, llevo casi 5 años de relacion seria, viviendo juntos, haciendo una vida juntos…pero no nos llama la atención una guagua ahora, y exactamente por lo mismo, estamos tan bien asi, queremos viajar, disfrutar, y cuando sea…será…pero no desesperadamente.

  2. Yo era como tú. Nunca me imaginé con guagua, no soñaba con casarme (sino con ser seca en mi profesión), odiaba la simple idea de convertirme en dueña de casa y verme esclavizada por hijos tiranos, etc… Pero la vida fue diferente. Me enamoré a los 19 y hoy a los 34 sigo junto a esa persona. Ya estaba casada cuando sufrí una pérdida. Fue un embarazo que no busqué, simplemente se dio. Me afectó muchísimo perder a ese hijo y descubrí mis ganas de amar a un(a) pequeñito(a) y que ya estaba lista para ser mamá. Tuve que esperar y tener ayuda médica para concebir en forma segura. Mi hijo nació hace 2 años y medio y es mi mayor felicidad. No tengo la vida que soñé de niña, pero no me importa. Mi hijo es lo mejor que me ha pasado.

  3. Ami me pasó que mis tres mejores amigas fueron mamá bien seguido… yo era la única que no tenía. Yo tenía unos 25 años y no me nacía tener guagua, pero a los 27, nosé, nació en mi el deseo inapagable de ser mamá, así de la nada, solo quise y se lo planteé a mi pololo (llevábamos 7 años juntos, pero vivíamos cada uno con sus papás) y como él ya estaba trabajando bien, y yo ya estaba trabajando también, nos pusimos en campaña y al mes ya estaba embarazada, fue como para darnos el empujón para que avanzaramos en nuestra vida de pareja, al año ya estábamos viviendo juntos en nuestra casa propia y con nuestros gemelos maravillosos, aunque aun no nos casamos somos una familia hecha y ambos seguimos con nuestras carreras. Qué manera de generar amor ese par de personitas maravillosas, los amo.

    Cuando llegan las ganas de ser mamá, llegan, a veces se queda embarazada sin quererlo, pero cuando esa personita llega te genera un nivel de amor que nunca pensaste que te ibas a llegar a tener.

  4. Me cargaban los cabros chicos, tenia cero onda, a mis sobrinos los pasaba hasta por ahi… pero no sé—de pronto algo me hizo click y dejé de mirarme el ombligo, de pensar en mi y en migo misma, de ver el exito profesional como LO más en la vida .. supongo que eso es el reloj biologico… ahora no me hallo sin mis pollos y me he convertido en lo guaguatera, la tia mas favorita, la que juega, hace el ridiculo, cuenta cuentos y se disfraza.

  5. Cuando dicen que al ser mamá dejas de pensar solo en ti misma, me acuerdo de una escena de Frances Ha, cuando en una conversación con sud amigos dice: pero si esa guagua eres tú, es una extensión de ti mismo! O sea sigues pensando en ti, solo que proyectada a través de esa persona. Me hizo sentido.

    • pero es que eso se refiere en que uno deja de pensar en uno y su comodidad y gustos.. no sepo.. a mi me gusta dormir hasta la hora de la callampa pero con hjos no se puede, y tienes que saber levantarte a las 8 para. llevarlos al cumpleaños, o puede que a una le guste zumabr el sueldo en ropa y peluqueria y con hijos si tienes que. elegir entre los zapatos prada y pagar los frenillos.. resultado, te compras chalas del lider no mas… . o puede que tus vacaciones soñadas sean en un pantano lleno de cocodrilos y con hijos tenis que saber ir al mamapato…

    • entiendo tanto tu comentario clarita… siempre he pensado que el ser padre o madre es el sentimiento mas ególatra que se puede tener, nadie piensa en tener un hijo por multiplicar la especie o por un aporte a la humanidad, sino mas bien por proyectarse a si mismo y saciar el deseo propio de ser madre o padre

  6. ufff que tema!! después de una laarga relación y de 5 años matrimonio, recién nos dieron ganas de tener hijos , yo tengo 35. Coincido con muchas de las opiniones de arriba, nunca quisimos tener hijos antes porque teníamos mil planes mas por hacer, sueños que cumplir y sin hijos todo era mas fácil. Quedé embarazada muy rápido, estábamos felices e ilusionados, sin embargo lo perdimos.. un terremoto. Ahora vamos a intentarlo de nuevo, pero el miedo y ansiedad se mezclan cada vez mas. Antes era algo como.. si vamos a intentarlo relajado y ahora es como..quiero tener un hijo ya!! no tengo mucho tiempo para esperar.

    • Yo me casé a los 25 y siempre pensé que intentaría tener guagua después de los 35. Con mi marido nos dedicamos a disfrutar de nuestro matrimonio, viajar mucho y en síntesis a pasarlo bien. A los 35 decidimos dar el paso y dejar que ocurriera naturalmente. Me embaracé y tuve una pérdida…no me desesperé y no consulté a ningún médico, siempre pensé en que iba a dejar a la naturaleza hacer su trabajo. Llegaron los 39…ya se acababa el año y le dije a mi marido…yo creo que hay que pensar que ya vamos a ser nosotros dos. Y…en octubre quedé embarazada. Un embarazo tranquilo, sin ningún problema y ahora mi hijo tiene 2 años..es una felicidad distinta y un amor que no se compara con nada.
      Nunca opté a ningún tratamiento, basicamente porque no quería pensamientos negativos, que me dijeran que ya era muy tarde o meterme en una espiral de tratamientos que me generarían un stress que no pensaba incorporar a mi vida. Yo tenía el firme convencimiento que si mi destino era ser madre, lo iba a lograr.
      Con esto quiero decirte que hay que tener confianza y darte a la distancia todas mis buenas energías para que te conviertas en mamá.

  7. Yo por el contrario, quise desde pequeña ser mamamá…y en cuanto tuve la oportunidad de serlo (al mes de casada me embarace) lo hice…no fue nada fácil porque el padre de mi hija tenía otros planes para nuestro futuro…los típicos “aprovechemos la juventud, viajemos, logremos cosas”…pero yo no quería nada de eso….yo quería ser mamá y lo fui contra viento y marea…y fueron (dos hijas) los 18 meses mas felices de toda mi vida…fue tanto lo que quería estar embarazada que nunca tuve nauseas no vomitos ni mareos…ni tuve dolores de parto…aun que suene increíble. Hoy tengo dos hijas maravillosas una nieta y otro por venir y creo fervientemente que la experiencia de ser madre es lo mas maravilloso que nos da la vida. Nada en todo el universo se puede comparar con tener un ser dentro tuyo y abrazarlo al llegar y para siempre.

  8. Yo desde siempre he tenido ganas de ser mamá. De chica, supongo. Soy la hermana mayor y me tocó cuidar, mudar a mis hermanos. Soy guaguatera, llevo 5 años casada y ha sido un sueño para nosotros siempre.
    Lamentablemente el camino no ha sido fácil. Llevamos varios años intentándolo, con tratamientos, plata (!!) y frustraciones a cuestas. Ha sido super duro, muy difícil, pero lo lindo de todo el proceso ha sido que es una constante reafirmación de que es algo que realmente queremos ambos, como proyecto de vida, y no un simple capricho o “deber ser”. Con mi marido hemos viajado, lo hemos pasado increíble, compramos nuestro depto, hemos armado un hogar…
    Vamos ahora por una in vitro y tenemos pensado hacer dos intentos y, si no resultan, seguir el proceso de adopción (ya hemos ido a algunas charlas pero nos gustaría agotar nuestras oportunidades biológicas al menos esta vez).
    A todas las que están en las mismas, les mando un abrazo. Es un camino ingrato, duro y mucha veces solitario.
    A las que no quieren, también un abrazo grande. Me imagino lo que debe ser estar explicándole a todo el mundo tus razones, y que más encima muchos te las cuestionen.

  9. Hola! Leí cada uno de sus comentarios, realmente cada mujer es un mundo diferente. Claramente hay mujeres que no quieren un hijo, y es que no porque la sociedad diga “debes ser madre” uno se va a poner en campaña, encuentro súper responsable decir “yo no quiero”, al fin y al cabo es otro mini mundo que traes a este mundo. Para las que están en la búsqueda, ojalá todo les resulte bien, esos niños serán muy afortunados.

    Bueno, tengo 26, digamos que mi vida ha sido acelerada, salí muy temprano de la u, compré casa, buena pega, viajecillos, pero! algo siempre tenía esa molestia de ver todo y sentir que me faltaba algo, y hoy puedo decir que quiero un hijo; no por un capricho, es como que del fondo del alma nace mi necesidad de amar a un ser para toda la vida. No me gusta pensar de manera tradicional, siempre digo que no todo tiene que ser como está marcado, así como apoyo los “no quiero ser mamá” también soy creyente en que un hijo no tiene porque ser sinónimo de cancelar tu vida, quizás las cosas se pongan más complicadas, pero hay que ponerle empeño y salir del standard, hacer que tu hijo viaje contigo, que duerma con ruidos, no abrigarlo como si fuera a una misión al polo sur, en fin, quizas varias estén de acuerdo, pero no quiero que ser madre sea sinónimo de cortar mis brazos, sino como decía alguien más arriba, sea una extensión de mi, crecer con el =)

    Saludos a todos y todas !

  10. Desde que sé que mi amiga está esperando bebé estoy analizando mi relación de pareja, porque me encantaría que mi novio también sea el padre de nuestros hijitos en varios años más.
    Es más importante, para mí, formar una familia con un hombre que pueda ser un buen padre, donde exista buena comunicación y valores parecidos para educar y criar al pequeño bebé. Ser mamá sola, me parece algo complejo, por no poseer un círculo que respalde y que te haga cuestionar tus maneras de enseñanza. Quiero que ese bebé tenga una red de apoyo amplia, cercana y muy variada.
    Creo que no intentaría un embarazo sólo porque el reloj biológico me esté apurando. Necesito un buen compañero para emprender esa misión.

  11. Ánimo Mrs. Draper, a mi también me costó tener a mi hijo mayor, pero cuando nació olvidé todas las angustias y los tratamientos… y luego tuve otro que llegó de forma natural…así que ahora estoy feliz con mis dos peques…

  12. Qué lindo todo lo que leo…
    Tengo 31 años, estoy emparejada hace 8 años y soy mamá hace poco más de un año. Increíblemente, los comentarios más discriminatorios y ofensivos por “ser mamá” han provenido de otras mujeres, pseudofeministas que lo único que hacen es contribuir a la afirmación de estereotipos según los cuales una mamá es una mujer que ha renunciado a ser lo que es (tanto social como profesionalmente) para proyectarse en sus hijos: una mujer sin interés ni intereses, monotemática hasta decir basta. O comentarios como un par que aparecen arriba, en que las mamás figuran como personas vanidosas que consideran a los hijos como sus extensiones. No es así en todos los casos. No sean prejuiciosas, menos malintencionadas.
    Tener hijos o no tenerlos es una decisión personal a partir de la que no debiéramos ser juzgadas, ni juzgar a nadie. Suerte a todas las que están intentándolo.

    • Ningún comentario hacia arriba tiene mala intención ni de ataque, son puntos de vistas distintos de distintas mujeres, con distintas experiencias. Creo que eres la primera que ataca/se siente atacada por opiniones personales. Tranqui! El mundo está lleno de gente que no comparte tu gusto por las guaguas, hay que aceptarlo nomás y seguir viviendo!

      • Hola Negra. No me siento para nada atacada y creo que no estoy atacando a nadie. Sólo me intriga cuando gente que no está “ni ahÍ” con las guaguas critica a mujeres que son mamás, tal como encuentro el colmo que mujeres que son mamás ataquen a mujeres que han decidido no serlo. La maternidad es una elección (debiera serlo, y por eso ABORTO LIBRE Y SEGURO), pero lo más importante es respetarnos entre mujeres y no hacernos sentir unas a otras que hemos renunciado a la vida o que nos estamos perdiendo de ella.

        En cuanto a los comentarios, sí creo que este tipo de juicios no contribuye a nada:
        “siempre he pensado que el ser padre o madre es el sentimiento mas ególatra que se puede tener, nadie piensa en tener un hijo por multiplicar la especie o por un aporte a la humanidad, sino mas bien por proyectarse a si mismo y saciar el deseo propio de ser madre o padre”.

        Saludos.

Dejar una respuesta