Darle una segunda vida a tu ropa

1302

closet
por pudú

Hoy en día está claro que el mercado está programado para que consumamos más y todo dure menos, incluso la ropa. Con el fast-fashion compramos prendas a bajo costo pero que no duran mucho. Siento que esto es útil para ciertas cosas, por ejemplo un vestido de fiesta que uno no se va a volver a poner, pero hay muchas cosas que uno termina desechando cuando aún se pueden revivir. Acá algunas ideas.

Rasurar las motitas

Las telas de fibras cortas suelen formar motitas muy pronto, y afean la ropa. Para esto, tomas una rasuradora tipo Gillette, una que no vayas a usar para rasurarte, y vas afeitando todas las motitas. Con paciencia queda realmente bien. Evidentemente esto debilita la tela, pero le das unas cuantas usadas más a ese polerón que uno había abandonado por exceso de motitas.

Teñir

Hace un tiempo me compré un body verde menta que me encantaba, pero con el tiempo y lavados se fue destiñendo, además que me costaba encontrar con qué ponérmelo. Decidí entonces teñirlo negro y efectivamente me lo empecé a poner muchísimo más. Creo que esto es útil para prendas “básicas” y teñir de negro, que es lo más fácil, realmente revive la ropa.

Reajustar/arreglar

La falda que quedó chica, los jeans que cedieron. Si no son muy diestras en costuras como yo, pueden mandar a arreglar cosas si tienen un dato de una buena costurera. Acá evidentemente a veces sale más barato comprarse algo nuevo que mandarlo a arreglar, pero es bueno tener la opción en mente. Yo he mandado a cambiar los elásticos de algunas faldas y a parchar jeans.

Prestar

Con una amiga solemos prestarnos ropa que nos devolvemos luego de como un mes, obviamente es una amiga en la que confío y que sabe cuidar las cosas, además somos lo suficientemente cercanas por si algo le pasa a la ropa, pero es genial porque la ropa que te prestaron para uno es como nueva y cuando recibes de vuelta lo que habías prestado uno se vuelve a enamorar.

2 COMENTARIOS

Dejar una respuesta