Las Escenas: “Je vole” en La Familia Bélier

1657

belier
por Fernanda

La Familia Bélier es una película francesa básicamente perfecta. Los integrantes de la familia: madre, padre e hijo menor son sordos y Paula, su hija mayor, es la que hace de traductora entre ellos y el mundo ya que es la única que puede escuchar y además maneja perfectamente el lenguaje de señas.

La película pone énfasis en varias cosas como la situación de sentirse incomunicados de los Bélier, la familia, la amistad y el amor. Por amor Paula hace lo que hace, está en parte a cargo del negocio familiar, es la vendedora oficial de sus productos, contacta clientes y proveedores, pero no sólo el ámbito laboral: también acompaña a sus padres al médico y es su nexo con ese mundo que no se esfuerza en comunicarse con su lenguaje. Por amor a su familia también oculta su gran talento, tiene una voz increíble que sus más queridos no pueden oír. Suena un poco terrible, pero el tono de la película en una comedia inteligente lo hace más amable.

Y el punto más emotivo es la escena en que ella audiciona para una escuela de canto en París, su familia la apoya pero no entienden bien lo que pasa… hasta que Paula empieza a cantar y utiliza el lenguaje de señas, apenas alcanza a cantar dos frases y uno ya tiene el corazón apretado viendo cómo se emocionan su padres con el talento de su hija, acompañado de la letra de una canción muy ad-hoc a la situación. Después de verla no he podido dejar de escucharla y cada vez me emociona.

3 COMENTARIOS

  1. Es demasiado hermosa esa escena! siempre me emociona :'(
    Y la película en si misma también me parece bastante buena, sobre todo la forma en que abordan esta realidad en particular (aunque de igual puede agrupar a toda la gente con diferentes capacidades fisicas u de otra indole), que claramente es bastante dura, pero al hacerlo desde un humor más inteligente y familiar -por así decirlo- creo que resulta mucho mejor.

Dejar una respuesta