Ya pedí hora para firmar el Acuerdo de Unión Civil

1755

unioncivil
por Sur

Hace bastante tiempo descarté la idea de casarme. Hay varias razones para ello, pero la fundamental es que es el matrimonio es una institución que no me identifica ya que en ella están contenidas las ideas de que es un contrato que es “indisoluble” (aunque exista la Ley de Divorcio) y que es el único medio legal para fundar una familia (un principio que me parece aberrante).

Sin quedarme en lo anterior me he comprometido con mi pareja con quien vivo hace casi 7 años, tengo un hijo (y otro en camino) y nos embarcamos en el proyecto de la casa propia (con las deudas que eso significa).

Cuando este año se promulgó la Ley de Unión Civil sentí que ese era un camino que me parecía coherente para declarar. Así es como junto con mi pareja sacamos nuestra hora en el Registro Civil. Ese día de octubre cambiará mi estado civil (pasaré a ser conviviente), tendremos nuestra libreta de familia donde inscribiremos a nuestros hijos y tendremos nuevos derechos sobre asuntos de patrimonio, salud y trabajo.

En términos prácticos la Unión Civil no necesita de testigos para firmarse, puede realizarse en una oficina del Registro Civil o en otro domicilio (igual que el matrimonio) y puede ser disuelta de manera unilateral.

Una de las anécdotas que ya tenemos en torno a nuestro Acuerdo de Unión Civil es lo variado de las reacciones de nuestros cercanos cuando contamos el asunto. Hay quienes nos felicitan mesuradamente sin hacer mayores alardes de la situación, mientras hay otros que ya esperan su parte de invitación a la fiesta.

En mi caso, probablemente luego de firmar nuestra Unión Civil no habrá grandes -ni medianas- celebraciones, pero me pone contenta saber que todos aquellos que no pueden casarse tendrán al menos esto para celebrar su vida en pareja, junto a sus familiares y amigos.

InfografiaUnionCivil

9 COMENTARIOS

  1. Esta Ley es un ejemplo de lo mal que se hacen las cosas en Chile. Simplemente se debió establecer una Ley de matrimonio igualitario. Y el que no quiera casarse, bueno, sencillamente permanece soltero.

    • Estoy full de acuerdo. El que quiere casarse (hetero, homo o lo que sea) que se case, pero este sucedáneo se me hace muy raro. Si al final el matrimonio civil es un acuerdo entre partes para regular ciertos aspectos de nuestra vida civil y que no sea una chacra el tema patrimonial por ejemplo…pero como hay ciertas linduras religiosas que se creen dueñas de nuestro código civil hay que andar haciendo salidas por el lado.

  2. Yo, al contrario, creo que debería haber sólo AUC para todos. No entiendo por qué el Estado sigue casando a las personas. Es como que cuando te van a inscribir al registro civil fuera un “Bautizo civil.”

    Si se hubiera acabado el matrimonio civil con la separación de la Iglesia y el Estado (manteniendo un AUC que tenga los mismos acuerdos que un matrimonio) estoy segura que no habría tanta polémica porque LGBT tuvieran los mismos derechos y los católicos no harían tanto show (yo soy católica a todo esto) y podrían preocuparse del matrimonio que sí les compete.

  3. No sé, asistí a un seminario y todo para tratar de entender bien la cosa y, desde la perspectiva legal, tiene varios fallos: por ejemplo, la terminación unilateral del acuerdo. Sin necesidad de acreditar notificación del otro contratante. O el tema de la pensión de sobrevivencia de las AFP, institución que actualmente es la única que reconoce al conviviente civil, no está claro si se terminará con la figura, de modo tal que luego tendremos al “casado/a” y/o “Conviviente civil” que tendrá que compartir la pensión de sobrevivencia con el/ la simple “conviviente”? se terminará esa figura? se protegerá a la futura/o conviviente sin contrato?, porque estamos en Chile, si se casa, se separa y no se divorcia, también va a contratar y se va a mandar a cambiar. Luego se muere y aparecen las peleas por la pensión.
    Se supone que con la dictación del reglamento, se arreglarán esas “fallas”, pero es una pésima costumbre dictar una ley al lote y luego arreglarla con un “reglamento”, que no es ley, pero finalmente, legisla más que la propia ley. La Ley tiene que ser general, pero también se tiene que hacer cargo de los casos especiales que más ocurren, porque se supone que se dictó para solucionar un problema.

  4. Me parece super necesario este paso para avanzar en los derechos de la comunidad gay, pero que una pareja que puede casarse opte por esto me parece que buscan más hacer una declaración de ideología que una declaración de amor y compromiso, a fin de cuenta es lo mismo (el civil, la firma) aunque con el AUC hay más vacios legales por lo que no comprendo porque alguien preferiría esta salida más “experimental”.

Dejar una respuesta