Cuando los papás se enferman

773

miamadre
por lucy

Si bien siempre hay tragedias más tempranas, a medio camino entre los 30 y los 40 años estoy constatando que, lamentablemente, esta es una etapa de la vida donde hay cosas inevitables, y una de las que más me afectan es que los papás se empiezan a enfermar, o que está más latente la posibilidad de que en cualquier momento tengan algo grave.

Mis propios papás han pasado por enfermedades temibles en este último par de años, y lo mismo con papás de amigos de mi edad. Y si no pasa nada, está el temor de que de ahora en adelante es tanto más probable que la edad los empiece a aquejar.

Es un temor injusto, quizás, pensándolo tanto optimista como pesimistamente; del lado optimista, habemos varios que todavía tenemos abuelos (que tienen más de 80 años) y que viven con buena salud, o sea que la posibilidad de que a nuestros papás no les pase nada malo de acá a 20 años igual existe. Pero hay otros amigos que han perdido a sus padres hace mucho o hace poco, y cuando pienso en ellos me parece injusto preocuparme.

Además de los temores está el tema no menos preocupante que tiene que ver con hacerse cargo de los papás cuando se enferman: desde acompañarlos, hasta hacer trámites e incluso financiar costos directos (que sabemos que en salud en Chile nada es un asunto fácil) y de lo que esas enfermedades implican.

Me gustaría saber cómo enfrentar esta incertidumbre de forma más fuerte (asumo que se puede, ¿o no?), y no pensar en que realmente no sé cómo vivir sin mis papás vivos, sanos y cerquita mío.

Foto: película Mia Madre

10 COMENTARIOS

  1. Yo perdí a mis papás hace hartos años, y el único consejo que puedo darte es que los disfrutes, en vez de estar con esa preocupación que al final te hace mal a ti. Cuando supe las enfermedades que tenían mis papás me dije para que me voy a lamentar mejor voy a disfrutar a concho a los viejos y así tengo más recuerdos lindos, si hay un momento difícil en donde tienes que adaptarte a los controles médicos y tener que hablar con millones de doctores cuando ellos están enfermos, tener que comprarles sus remedios etc pero sabes que? Ellos hicieron lo mismo cuando tu te enfermabas cuando chica, eso pensé yo cuando los cuidaba así que lo hice con harto amor.
    Así que mi consejo es ese disfruta a tus papás hasta el final 😊

  2. Todo pasa por algo….. mi cesantía ha sido designio superior porque mi mamá que apenas sobrevivia con su jubilación encontró un trabajo super bien pagado que le permitió pagar sus deudas (tanto que demonizan la hipoteca reversa pero nadie dice nada por los viejos endeudados hasta las masas con los avances de las casa comerciales) y también ayudarme en un par cosas puntuales de salud de mi hija… y bueno… un buen día mi madre se cae de una micro y se saca la re miechica y no puede trabajar mas y como estaba con el contrato indefinido hacia menos de 90 días la isapre no le paga licencia…
    y ahí he estado yo yendo casi todos los días a darle desayuno, ayudarla a vestirse, llevarla al medico, me la he traido algunos días a mi casa con todo el desajuste que implica.. porque pa mas la señora como esta vieja esta mañosa, entonces alega por el frio, porque mi casa no esta ordenada a su pinta, porque no tengo pieza de visitas con tele….. si yo estuviera trabajando full time la vieja se queda botada botada ¿Quién la ayuda? ¿Quién se la aguanta?…
    Eso me ha llevado a pensar en otras enfermedades, en el momento que no sea autovalente, cuando se ponga ultra mega mañosa… mi marido me dice que esta asumido que la vamos a cuidar nosotros porque me saqué el ultimo lugar en el concurso de hermanas… es como las huifas, no ayuda en nada – ni tiempo ni plata – a la mamá… hasta ahora lo único que me estresa es pensar que tenga algo que requiera usar pañales… no me puedo ver en ese afán… y se que a muchos les llega el momento… Espero que llegada la hora tenga los medios para poder darle un buen cuidado y rodeada de cariño y comodidad.

    • Sorry que meta mi cuchara, pero no has pensado en demandarla por una pensión. Lo sé porque a una conocida le pasó. Su mamá la demandó y ahora debe darle una pensión. Igual no sé mayores detalles, pero podrías ver esa posibilidad.

      • Si, tengo super presente esa posibilidad y la certeza que si llega el momento de poner la demanda ponerla…. mi vieja se partió el lomo pagándonos la U, hubo un tiempo que tenía tres trabajos con turnos de noche, mi hermana estudió una carrera carísima que ahora le reditúa al ojo cerca de 3 palos y no ayuda con nada.

  3. Siento que es super…infantil la manera de plantear tu preocupación, pq en vez de ver el problema por parte de tus papás, siento que lo que te preocupa es no quedarte sola y….es super egoísta y pendejo

    Mi vieja se enfermó de algo grave por primera vez cuando tenia 15 años, así que estoy curtida de enfermedades y catástrofes hace ya media vida…. En esa ocasión la desahuciaron, pero felizmente no murió en el plazo que le habían dado… pero sigue el desfile de enfermedades hasta hoy….se aprende a vivir con ello, uno se ríe un poco de eso y se hace cotidiano…no es terrible, no te mueres, no pasa nada…solo aprendes de una situación nueva y aprendes a aguantar nuevas cosas dentro de tu existencia egoísta… Y es obvio que va a pasar, pq todo vamos hacia la muerte

  4. Mi mamá se enfermó grave cuando yo estaba en la U. Desde ese día asumí que la vieja se podía morir en cualquier momento y cada día que vivió después del diagnóstico fue un regalo para mí; así la pude disfrutar por varios años más.

  5. Hola!!! mis papás están a punto de llegar a los 60, yo trabajo en el área de la salud y pronto me caso y me voy de mi casa, así que últimamente estoy tratando de que contraten un seguro bueno (tienen isapre y algunos seguros por ahí y por allá), pero uno en una clínica que me da confianza y donde creo que van a estar bien cuidados en caso de que se enfermen y necesiten estar hospitalizados por ejemplo (algo que hasta ahora por lo menos, gracias a Dios no ha pasado), la verdad que creo que es lo único que como hijos podemos hacer, aconsejarlos o asegurarnos de que tengan la mejor cobertura posible en su salud en caso de enfermedad, ya que como dijeron arriba la salud en este país no es barata y en realidad aparte de esto “práctico”, lo único que nos queda es estar ahí, apoyarlos, darles nuestro cariño tal como ellos lo hicieron con nosotros antes, besos zancad@s.

  6. Cuático el tema porque mi papá de hecho murió hace una semana, luego de un cáncer. Leo tu tema y me parece que es un poco absurda la forma de plantear tu inquietud, es como si lo que importara es no quedarte sola… pero si bien lo planteo así, también lo entiendo porque es lo que yo pensaba antes de que él se enfermara.
    Al final la disposición con la que uno se enfrenta a la enfermedad de los papás es decisiva, porque también eso afecta cómo uno se dispone a la muerte de uno de ellos. No es que pueda dar cátedras al respecto, pero en esta situación tan dolorosa que estoy viviendo, creo que es lo mejor que pudo pasar porque el cáncer es una enfermedad de mierda que lo hizo sufrir mucho.
    ¿Cómo reaccionar frente a la enfermedad de un papá/mamá?, bueno primero que creo que no se debe traspasar la pena que uno siente hacia ellos, esto es lo más complicado creo yo.. pero no llorar frente a ellos les hace sentir que no están obligados a hacer cosas que no quieren hacer, y no les alarga el proceso si es q es una enfermedad terminal. Es complejo, realmente complejo, pero hay que practicar el desapego.
    Lo otro es que se debe respetar siempre su decisión, por ejemplo si no se quieren practicar tratamientos invasivos como una quimio o una diálisis. Al final es el enfermo quien debe saber cuánto puede soportar y qué es lo que quiere soportar. digo esto porque me tocó ver a familais que obligaban a sus papás/abuelos a practicarse quimios cuando ellos ya sólo querían descansar, y eso me parece una crueldad inmensa.
    Finalmente, lo más importante es llenarlos de amor, mucho mucho amor. Darles cariño, no retarlos dentro de lo posible (aunque a veces ocurre que el carácter de ellos se pone super duro, porfiados y de repente violentos, pero es todo producto de la enfermedad), hacerles cariño, darles la comida si no pueden comer, abrazarlos, etc. Hubo un periodo en el que mi papá no me reconoció, pero en los últimos días sí, y eso me hace pensar que realmente reaccionó al amor que le di durante todo el período de la agonía. No lo sanó, pero si lo hizo sentir mejor, no puedo más q alegrarme.

  7. Hace unos años mi papá se enfermó de cáncer y murió a dos años de detectarse la enfermedad. Fue un proceso muy doloroso para mí como hija, soy la mayor y era su regalona…
    Con mi papá teníamos una conexión única que extraño mucho. Nos entendíamos casi tan solo con mirarnos y, cuando estaba con pena o angustiada, solo tomar su mano me aliviaba.
    Es triste, pero uno encuentra formas de ir viviendo con esa ausencia física, porque en recuerdos siempre están presentes: cuando lees un libro que sabes que le habría gustado, cuando sabes que sería la primera persona a la que contarías lo que te alegra o entristece.
    Puede sonar bien cliché, pero desde la experiencia propia te puedo decir que lo único que se puede hacer es tratar de estar cerca, de no enojarse por tonteras, de disfrutar al máximo cada segundo. A través de amigas he visto que muchas veces en la medida que se va creciendo, el vínculo con los padres se desvanece y se reduce a un almuerzo algún domingo del mes. Para mí eso nunca fue suficiente y lo agradezco, porque siento que disfruté a concho a mi viejo, que puedo recordarlo, rememorar anécdotas e incluso saber exactamente qué diría o haría en ciertas situaciones.

Dejar una respuesta