Brownie con helado: combinación ideal

561

volcanchocolate
por Jo M.

Fue gracias al brownie con helado que descubrí que el estómago (el mío al menos) tiene un lugar especial siempre reservado para el dulce. No importa cuánto haya comido antes, si me cambio del dulce al salado siempre quedará lugar.

El descubrimiento fue en un matrimonio muy elegante al que me invitaron hace ya varios años, en el que muy poco elegantemente nos repartimos las porciones de un puesto que sobró en la mesa. Cóctel, entrada y plato de fondo contundentes pasaron por nuestra boca hacia la guatita, y cuando llegó el momento del postre yo juraba que no me cabía nada más. Pero llegó un maravilloso plato de brownie con helado que, aunque no me convenció a primera vista, incluso diría que alivió mi hinchazón previa.

La combinación de un brownie (o un volcán de chocolate, otro postre fabuloso) con un helado (de vainilla o crema o almendras o algo por el estilo) lo hace un postre codiciado tanto en verano como en invierno, ya que nos da un poquito de lo que añoramos en cada época: calor en invierno, frío en verano. Es tan buena esta combinación que incluso le acepto un toque de frutas o mermelada, algo que usualmente detesto en los postres.

Se puede hacer fácilmente en casa (acá una receta de brownie, y acá otra), y también pedir sin esfuerzo en lugares como mis favoritos: brownie con helado en el Santo Remedio, y volcán de chocolate (que viene con helado) de Olimpia.

3 COMENTARIOS

  1. he probado el brownie caliente con el helado de vainilla, acompañado de un espresso y juro que los mismisimos angeles bajan y me cantan al oido mientras saboreo, jajajajajaja

    • Sí, eso es muy rico. Yo probé algo así en El Huerto y hasta el día de hoy lo recuerdo como el perro de Pavlov 😛 . De todas maneras hace poco descubrí que descongelando las frambuesas y colocándoselas a un browni cualquiera más helado queda de pelos!

Dejar una respuesta