Agradecer el fracaso

2154

bajoelsoldetoscana
por Mon.*

En los últimos meses he experimentado lo que muchos entenderíamos como fracaso (queramos llamarle así o no): no he podido encontrar trabajo, he perdido amigos, y también a una pareja.

Ayer mismo recibí un email (entre otros) diciendo que no había pasado a la siguiente etapa de entrevistas para un trabajo al que estaba postulando, y que quería con todo mi corazón. Sentí un vacío inmediato, seguido de un llanto explosivo, y pensé en las palabras de Frances, la protagonista de “Bajo el sol de Toscana”, cuando llega a su casa luego de haber sorprendido a su nuevo novio italiano, con una mujer saliendo de su balcón. Frances, destruida, mira la imagen de la virgen que cuelga sobre su cama, y dice: “¡¿qué más puedo hacer?!”. No bastaba con haber sufrido un divorcio donde su esposo le dice “Nunca te amé”, para vivir una nueva vida con una mujer más joven, y tener una guagua. No bastaba tampoco con que tuviera que empezar una nueva vida, sola, en otro país (aunque sea Italia). Justo cuando Frances pensaba que todo estaba rearmándose en su vida, su guapo novio le rompe el corazón. Tras múltiples intentos de encontrar trabajo, esto mismo me dije yo al abrir ese email: “¡¿qué más puedo hacer?!”.

Cuando repasé todos estos eventos en mi cabeza, amontonados uno tras otro en menos de un año, supe que todas las expectativas que tenía sobre mi vida, no solo no se estaban cumpliendo, sino que había fracasado, derechamente. También me pregunté cómo había pasado, cómo había llegado a este punto donde me sentía yo misma un fracaso. Lo primero que pensé fue: soy una buena persona, estudié en una buena universidad, y me preocupo genuinamente por los demás. Siempre leí que mientras trabajaras por lo que te apasiona, las cosas resultarían bien, pero ahí estaba yo, completamente perdida y decepcionada.

Sintiendo pena por mí misma, me di cuenta de algo: tengo mucho que aprender todavía del fracaso, y las oportunidades que nacen de él. Nunca tuve que superar grandes dificultades en mi vida, y aunque siempre me he esforzado por lo que quiero, lo he logrado. Sin darme cuenta, me estaba convirtiendo en una persona que ya no sabe apreciar las cosas buenas que tiene, por costumbre. Tiraba a la basura amistades y parejas simplemente porque no eran lo que necesitaba o esperaba, y lo mismo pasaba con los trabajos.

Necesitaba esta incertidumbre para valorar las oportunidades que habían llegado a mi vida y que desperdicié por no apreciarlas en su momento. Ahora empiezo a entender lentamente, que todo lo que nos pasa en la vida es aprendizaje, es valioso, y no hay que dar nada por sentado. Todas las caídas me enseñan día a día, que la fuerza no se agota, que incluso nos hacemos más fuertes, y que la vulnerabilidad es una bendición, porque nos permite crecer.

Por esto, agradezco el fracaso. Y ustedes queridas/os lectoras/es, ¿tienen experiencias de fracaso que las han hecho mejores personas?. Espero que sí.

“Éxito es ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo” –Winston Churchill

*Si quieres escribir en Zancada, tienes que mandar tu texto con título y nombre con el que quieres firmar a contacto@zancada.com en un mail titulado TEXTO. Como siempre, si va con nuestra línea editorial felices lo publicaremos.

24 COMENTARIOS

  1. Uf! Tengo más historias que Condorito, lo he pasado bastante mal, bastantes veces, pero cuando miro hacia atrás me siento orgullosa de mí y de cómo he salido de todo…los fracasos nos hacen lo que somos, lo importante es recordar que todo pasa.
    Ánimo! Ya tendrás muchos triunfos para contar 🙂

  2. Buena nota, es difícil sobreponerse al fracaso, hay días buenos en que uno se tira para arriba y días malos en que uno siente pena de sí mismo no más.
    Me imagino que lo importante es saber sobrellevar el fracaso, porque nos toparemos con él muchas veces en nuestra vida…
    Que te vaya bien con tu búsqueda!

  3. Esto me recuerda cuando iba en el colegio y llegaba los lunes contando mil historias, me llegué a ganar el premio a “la más carretera”, pero a pocas les constaba de mis hazañas. De ahí que me puse a pensar en que quizá a muchas les pasaba lo mismo que yo o incluso más, sólo que ellas no lo contaban o no lo hacían con la euforia mía. Bueno, a lo que quiero llegar es que el asunto no es que fracases, porque todos tenemos grandes o pequeños fracasos, sino cómo lo tomes. Intenta no centrarte en eso. Lo de la pega es normal, cuesta mucho quedar en donde queremos, por eso hay que bajar un poco las expectativas y abrazar cosas buenas que no tienen que ser el GRAN trabajo de nuestros sueños. Pero ánimo!!!! Cuando yo ando así o veo amigas así, simplemente les digo, evalúa tu vida: ¿estás sana?¿tienes a tu familia? ¿tiene al menos todo para conseguir un nuevo empleo? Aprecia lo que tienes, a veces eso que parece poco es algo que muchos darían por tener. Y ya llegará el amor y la pega, eso siempre pasa, es cosa de abrirles las puertas, aunque parezca cliché! Te lo digo porque en mi caso perdí a uno de mis padres, me detectaron una enfermedad medio complicada y mi relación de pareja no es cuento de hadas, pero en suma tengo pega, estoy sana y bueno, tengo toda la vida para mejorar! Suerte!!!

  4. Que bueno leer tu comentario.
    La vida se encarga de ir mostrándonos justo lo que necesitamos ver para ir creciendo. Que bueno es cuando realmente logras ver el fondo de la situación y entiendes que por algo pasó.
    Las crisis son una gran oportunidad para sacar lo mejor de cada uno.
    Hace poco un amigo muy querido murió. A raíz de eso he sentido mucho dolor y he visto muy de cerca el de todo los que lo rodeaban , lo que ha sido muy doloroso también.
    Esa fue la situación que me puso en crisis. Luego de un tiempo y después de trabajar sobre esto, mi vida ha dado un giro maravilloso.Hoy entiendo, acepto y agradezco de todo corazón el paso de su vida por la mía y de todas las personas con que compartió, puedo vivir mas concientemente todos los días, apreciando cosas que antes por costumbre pasaba por alto.
    El dolor y la pena pasan a ser parte de un proceso natural de despedida, mientras que la gratitud y el crecimiento, quedan para siempre.
    Un abrazo 🙂

  5. uuff que heavy tu post, yo estoy pasando por lo mismo que tu en el tema del trabajo y me he preguntado lo mismo que tu “qué más puedo hacer?!”. A diferencia del comentario anterior, yo sí creo que debes ir por ese trabajo que tanto quieres, pero tener presente que lo bueno toma tiempo. Aprovechar este momento para hacer lo que realmente quieres hacer. Yo trabaje durante años en trabajos que detestaba y ahora que me encuentro sin trabajo siento que es mi oportunidad para poder hacer lo que siempre quise hacer, me esta tomando tiempo pero no importa, por lo que “hay que bajar las expectativas” te recomiendo que no lo pienses jamás! tienes que seguir con convicción de que las cosas van a resultar, aunque te demores, pero creo que no es el momento para ponerte mediocre en la vida
    te deseo toda la suerte del mundo, espero que todo en tu vida se arregle! buen post, creo que lograste llegar a mi corazón ya que me senti increíblemente identificada. Un abrazo grande!

    • Hola Tefi, jamás quise decir que se volviera mediocre, me refiero a que a veces hay qente muy idealista que no sé, desea entrar a LAN o una marca de bebidas, por ejemplo, y ese es su empleo de la vida. Y está bien, pero a cambio de LAN o esa empresa de bebidas, existan otras alternativas. A eso voy con bajar expectativas, de que no hay que encerrarse ni cerrarse a eso que se supone quieres, porque pueden haber mil otras pegas iguales o mejores. No trabajar en la empresa de tus sueño tampoco es trabajar en pegas malas y explotadoras. Obvio que hay seguir tu sueño y bla bla, pero sí solo piensas así jamás serás feliz, porque te cerrarás a eso y no verás otras opciones.

  6. Me siento TAN identificada con tu post. Aunque sigo pololiando, pero precisamente: no estaba acostumbrada a fracasar… De la noche a la mañana me quedé cesante, y el proceso de buscar trabajo y perder las oportunidades sabiendo que una es buena en lo que hace, es realmente frustrante. Sobre todo ahora que pensaba que nada fallaría y por fin me podría ir a vivir con mi pololo, mas que nunca “debo contribuir a la casa” y debo seguir las reglas de mis papás porque ya no puedo irme. Todo lo que pensaba que estaría haciendo a mis 26 está fracasando y que me digan que agradezca que vivo con mis papás y que es normal que pasen varios meses así cuando una busca trabajo y que “agradezca que estoy sana y viva” me dan ganas de pegarles a todos. Entiendo que hay gente que lo está pasando peor que yo… No niego eso… Pero la sensación de “perdedora” es rara

  7. Muy “lindo” y buen post! Faltó un remate un poquito más elaborado, porque termina de forma abrupta para mi opinión, pero concuerdo contigo!

    Saludos y sigue aprendiendo para salir de la “etapa” en que te encuentras.

  8. Ufff, estoy en tu misma situación respecto a la cesantía. Por estos días estoy cumpliendo ya 1 mes cesante, vivo con mi novio y las cuentas no esperan. Lo bueno es que el me apoya mucho y existe el bendito seguro de cesantia.
    Pero claro, yo no estaba acostumbrada al fracaso, y con esto no quiero decir que mi vida ha sido miel sobre hojuelas, pero en fin.
    Me estoy tomando esto de la cesantía como una oportunidad y un “replantearme mi vida” en lo profesional. Estoy trabajando en un proyecto, un pequeño emprendimiento que eventualmente podría llegar a ser más grande. Aveces estos “fracasos” son lo que nos lleva a sacar lo mejor de nosotros, sólo depende de uno.
    Cariños a todas las zancadas cesantes 🙂

    • No llevas nada! tengo compañeros de U que llevan ya dos años, yo llevo 9 meses, es difícil el golpe de timón cuando no tienes plata para arriesgar emprendiendo (los hijos no comen de nuestros sueños) y aunque estas dispuesto a un trabajo en otra área ves que todos los avisos requieren experiencia en exactamente ese mismo puesto y misma industria… Si te conformas con trabajo mas sencillo te descartan por sobrecalificada…. ¡ay! yo estoy en ese mismo momento de “Qué mas puedo hacer”, siento que en esto de conseguir pega no hay mucho más que esté en mi control hacer más que esperar que alguien con mi perfil y experiencia previa sea raptado por los extraterrestres para que deje el puesto disponible.

  9. El problema es ese, enfocarse en lo malo, hacer lista de lo que no nos resulta…
    sinceramente, si yo hiciera eso estaria ahora mismo pagando las 8 lukas pa ir al mirador del costanera y saltando de cabeza….

    la vida es eso, vida, y nosotros decidimos como hacer para percibir lo que pasa…

    No dare catedra de las cosas de mi vida que miro de forma positiva, o de lo que ignoro que es negativo… pero para mi es un sacarme la chucha, me levanto, me limpio las rodillas, por lo general me rio ya que si me caí, probablemente fue por andar paveando, de puro weona… y sigo…

    Si es un tema de cesantia, y las entrevistas de “conocimientos tecnicos” las paso, se puede hacer un repaso mental de las entrevistas personales, donde dejamos ver ansiedad o desgano, porque claro, a la entrevista vamos con la mochila de cosas que nos salen mal… de los problemas…

  10. Que valiente! En esta época donde todo lo que valoramos es el éxito creo que es muy valiente escribir sobre el fracaso
    Y es que al menos para mi el fracaso tiene ese sentido: aprender. Cuando logramos eso creo que efectivamente se acaba la mala racha

  11. sin querer me encuentro con este post y es exactamente en el punto que me encuentro ahora mismo, y pienso que soy una buena persona que no le hago daño a nadie, estudie y me esforcé por años en la u para poder terminar mi carrera y ahora a ya casi un año las cosas simplemente no se me dan, mis estados de ánimos son como una montaña rusa días buenos y otros pésimos, me sube un poco el animo que hay mas personas en la misma situación y a pesar que me es difícil pensar positivo en estos momentos aun no pierdo las fe de salir de esta situación.

  12. Muchas Gracias por tu post. Al leerte y al ver también los comentarios, me doy cuenta de que pasar por estos periodos es una más de la travesías que la vida nos impone. En mi caso, este último tiempo se ha transformado en una especie de viaje interior, donde se aprende a concocer los límites propios. Me pasó exactamente lo mismo que muchas describen: terminar una carrera universitaria, después de haber trabajado enormemente por lograr el tan ansiado título profesional, no lograr el trabajo soñado o simplemente no lograr encontrar un trabajo en lo que se estudió.
    En mi opinión, creo que cometí el error de creerme el cuento de que podía lograr lo que me propusiera, ya que era buena en lo que hacía y me lo merecía después de tanto esfuerzo. Pero, desde mi experiencia, he comprobado que las cosas no son tan simples como eso.
    En resumidas cuentas, el fracaso me ha enseñado a valorar las pequeñas cosas y que en ocasiones debemos renunciar a viejos sueños o metas y reformular nuestros proyectos de vida. Más que ser el fin de algo, representa un renacimiento desde la humildad que otorga el fracaso.

  13. Me siento identificadísima con éste post.

    Yo también estoy pasando por la misma situación, por los últimos 5 años. Sí, 5 años. Salí de la U y hasta ahora nunca he encontrado trabajo en lo que estudié, ni siquiera me ha resultado como independiente, durante éste tiempo no he tenido parejas, perdí a todos mis amigos, traté de vender artículos de belleza y me fue mal, busqué en otras pegas y la única que encontré fue en algo nada que ver a lo que estudié pero que resultó ser un chanterio, al que renuncié con Inspección del Trabajo de por medio. Fue mi último trabajo y estoy cesante hace más de un año. Sigo viviendo con mis papás y mi relación con ellos es “tirante”. Tengo 29 años, y sí, he fracasado…

    Hace exactamente un año, toqué fondo, y me dio una depresión super fuerte. Pero de repente, decidí que no quería seguir así. Literalmente fue así (sinceramente, ni siquiera tengo claro cómo sucedió ese cambio de switch). Me dí cuenta que tenía que empezar por mí, así que busqué ayuda psicológica.

    El último año ha sido un trabajo super intenso e introspectivo. Trabajé en mí y ha cambiado mi forma de pensar y de ver la vida. Aunque según los estándares de ésta sociedad, fracasé, ya no lo veo así. Puede ser contradictorio, pero ya no me siento fracasada, pues sí he hecho cosas durante éstos 5 años, como por fin tener una rutina de ejercicios, retomé la lectura que abandoné por los estudios, aprendí a tejer crochet junto con perfeccionar el tejido a palillos, haciendo varios tejidos. Esos son también logros.

    Pienso en lo que éstos años han sido para mí, me ha costado, he sufrido, lo he pasado horrible, pero he concluido que ha sido para bien, pues creo que cuando apenas salí de la U no era lo suficientemente madura y preparada para enfrentarme al mundo como una mujer adulta e independiente, tenía muchos rollos. Ahora, no sé si estoy lista, pero sí sé que éste período ha sido valioso, me ha servido para encontrarme y conocerme.

    De nuevo tengo fe y esperanza: sigo buscando trabajo, ya sea en lo estudié o en otra cosa, hice un taller, conocí un par de personas y me gustaría conocer a más, estoy abierta a una relación, voy a hacer un curso a fin de mes que me tiene muy entusiasmada, estoy pensando en un proyecto, no sé si resulté pero quiero probar, a ver que sale de todo ésto, sigo haciendo ejercicios, leo, tejo… pff! sí tengo cosas importantes que hacer.

    A todas quienes están pasando por ésto, ánimo, las cosas pasan por algo. Aprovechen de conocerse, quieranse, valorense, hagan cualquier actividad que les apasione. Es una oportunidad única en la vida.

  14. Que fuerte, es como si yo misma hubiese escrito esto. También ayer recibí un “no, muchas gracias”. Ya han sido varios y mi corazón se triza un poco más después de cada correo.
    Es difícil mantener la cabeza erguida, pero estar tanto tiempo sin trabajo me ha permitido conocerme, reencontrarme conmigo y enamorarme otra vez de mi.
    Fuerza para todas las que estamos en esta situación,

  15. Wow, fue como si me leyeras la mente… Aunque viendo los comentarios parece que fue la mente de varias jajaja

    Lo que es yo, salí de la U hace 3 años y no he podido encontrar una pega estable en ningún lado, lo que de alguna forma me hace sentir más fracasada que si no hubiese trabajado nunca, porque me hace dudar seriamente de mis capacidades… porque si llevo medio año trabajando en un lugar y al momento de darme el indefinido, prefieren desligarme y buscar a otra persona… será que estoy haciendo algo mal? Y es algo que me ha pasado más de 1 vez.
    De relaciones, ni hablar… llevo 3 años soltera, y cada vez que conozco a alguien, termina siendo peor que el anterior… Ahora la sola idea de tener algo serio con alguien, como que me da tirria y me empiezo a ahogar.

    De todo lo que pensé a los 18 que sería mi vida a los 30, no he logrado nada (salvo salir de la u).
    Ver que todas mis amigas/compañeras de U o colegio tienen sus trabajos estables, viajan, se compraron su casa y tienen relaciones felices, sólo me hace sentir peor. Claro, nunca es bueno compararse con el resto porque siempre hay gente que está mejor que uno, pero diiioooossssss, por qué no me toca algo a mi también?

    Aunque trato de no desaprovechar la oportunidad de ver lo positivo de esto y hacer cosas que antes no me atrevía o no me daba el tiempo de hacer, como ir a clases de flamenco o viajar sola, y que me hacen feliz mientras las hago.

    Ánimo para todas, chicas!

  16. No sé qué edad tienen las chicas que han posteado antes que yo, pero les digo lo siguiente; tengo 36 años y nunca he trabajado en lo que estudié. Sip, salí de la U, encontré pega en lo mío pero los malos ambientes laborales y la mala paga me hicieron reinventarme y buscar pega en donde me pagaran mejor. Así no mas … Me reinventé, si yo pude (que no soy ninguna lumbrera) todos pueden. Lo terrible es entender que aquello que se estudió o lo que es la vocación, no todos pueden ejercerlo, y así no mas es la vida… Lo importante es admitir que por ahí no va la cosa y reconciliarse con la idea. Y ojo, que también me he sentido loser, pero loser … Pero sigo adelante porque la vida sigue no mas.
    Y el post también me tocó porque recordé cuando pasé por ese camino que me hizo sufrir mucho… Pero finalmente todo se enrieló.
    Ánimo! La vida no es perfecta, pero se puede salir adelante.

  17. Todos tendremos momentos malos o requetemalos pero lo importante, es recordar quienes estuvieron apoyandonos en esos momentos difíciles de la vida, ser agradecida por el apoyo que nos brindaron y aquellas personas se cuentan con los dedos. Ayude a alguien a quien quise mucho y si bien nunca hay que esperar nada a cambio nunca pensé que sería tan desleal al final.

  18. Que grandeza de tu parte haber tenido la capacidad de ver las cosas de esa forma en momentos como éste. La verdad es que admiro a la gente que tiene esa capacidad, no sólo por tenerla, sino porque esa es precisamente la gente que es exitosa en la vida.
    Gracias por haber compartido esas palabras pues creo que todos tenemos que aprender de eso 😀
    Mucho exito, vamos que se puede! 😀

    • Hola a tod@s!!

      Acabo de leer todos sus comentarios, y no exagero al decir que me emocioné. Les agradezco inmensamente que cada una/uno compartiera sus historias conmigo y los demás, al menos a mí me ayudó mucho a entender que no estoy sola en esto. Cuando lo escribí, no pensé que tantas personas pudieran sentirse identificadas, quizás por las inseguridades que cada uno acarrea, pero me sorprendieron positivamente!!. Les mando todo mi cariño en estos momentos, y espero que todas podamos seguir aprendiendo de las caídas, día a día. Si no podemos sacar algo positivo del fracaso, entonces realmente fracasamos. No las conozco, pero desde ya las quiero y les mando todas las energías positivas para seguir adelante 🙂

      Muchas gracias!!!

Dejar una respuesta