Trabajar sólo con hombres: lo bueno y lo malo

2210

mindyprojecthombres
por Holly

Hace un tiempo ya me cambié de pega, me fui a un rubro distinto al acostumbrado, lo que trajo como consecuencia verme trabajando en una oficina sólo con hombres.

Yo estaba acostumbrada a equipos de trabajos mixtos o femeninos en su mayoría, por lo tanto la dinámica era bastante distinta. Ha cambiado desde la forma de organizar la pega hasta la vida cotidiana y las conversaciones que se daban. Puede parecer obvio en cualquier cambio de trabajo, pero la mano y onda femenina que me ha tocado vivir con compañeras de trabajo es, por decirlo menos, distinta.

Tampoco me quejo, dejé atrás algunas conversaciones y temáticas que me aburrían como ostra (llegué a conocer todas las ofertas de supermercados y retail gracias a mis compañeras, cosas que pueden ser relevantes en algún momento de la vida, pero yo no estaba en la misma sintonía que ellas). Lo bueno del equipo masculino es que todo es más relajado, a veces demasiado, se hablan de cosas distintas y bueno uno ahí conoce la mecánica del mundo masculino, cómo piensan y cómo actúan cuando no los escuchan las mujeres.

Lo malo es que extraño los espacios femeninos, el orden, los detallitos que hacen un espacio de trabajo más amable, las conversas que sólo puedes tener con otra mujer o comentarios que no podrías hacerle a un hombre porque simplemente no entenderían. Y ahora soy yo la encargada de los suministros varios que ellos creen que son “de mina”, algo que nunca antes hice porque había otra encargada; si a alguien le duele algo o materiales de oficina, de todo eso ya manejo un stock de básicos.

Darle algún toque acogedor al espacio pueden ser algo que escapa a la dinámica entre hombres, a los que muchas veces sólo les basta un escritorio y computador; pero ahora yo soy la que vivo en un mundo tradicionalmente “masculino” y siento que debo darle un aire propio, lo que a veces puede ser agotador.

20 COMENTARIOS

  1. Comparto oficina con otros dos hombres y en general es bien entretenida la dinámica, porque se relajan y hablan cosas que normalmente no hablarían con una mujer en frente y la verdad es que me cago de la risa. Lo único malo, realmente malo, es que tienen otro termostato. Ponen el aire acondicionado a todo cerdo y me congelo.

  2. Lo bueno debe ser que a un hombre seguramente no se le ocurriria echar a una embarazada, en cambio para una mujer es un gusto.
    Es una pena como las mujeres tratan a sus pares, lo veo a diario, y soy mujer

    • A mi tampoco me ha tocado ver eso, de hecho es ilegal, Si a una mujer la echan estando embarazada tienen que reintegrarla a sus labores.

      • yo trabajo con boleta de honorarios y una vez tuve un accidente y estuve fuera dos meses. Me reemplazó una niña y cuando volví le dieron a ella unas horas semanales que eran mías y más encima querían que yo le enseñara a hacer la pega que yo hacía esos días!! y para peor de todo me recibieron con un discurso pasivo-agresivo como diciéndome que me había ido al chancho con faltar dos meses y era pq me habían atropellado!!!!! cero corazón la vieja!

        • Ese es el gran problema de trabajar para el estado, te tiene boleteando y no existe ningún tipo de protección. Te aseguro que el problema no fue el genero de tu jefatura, hombre o mujer seria igual, si no lo indefensos que estamos los trabajadores a honorarios.

          • Yo si he visto a jefas mujeres haciendole “bowlin” a las empleadas mujeres, a una niña cuando avisó que estaba embarazada la jefa le dijeo “espero que esta sea la ultima vez”.

  3. Ya no me siento sola en esto! jaja tu post me cayó de cajón… yo también trabajo con casi puros hombres y tu post es exactamente lo que sucede en el mundo masculino. Tiene muchos pro, pero muchos contra también. Lamentablemente ahora último le he encontrado puros contras, porque estoy media chata; es muy agotador hinchar todo el día por el orden o el olor a camarín (la mayoría de mis compañeros son técnicos que pasan horas en terreno y con un horario de mierda) y ya las tallas sexuales me tienen jennifer. Pero después se me pasa porque el pro más grande es que todo es muchísimo más relajado.
    Al final siempre estoy en ese ritmo, de chata y no chata… jajaja.

  4. Siempre me he llevado mejor con el sexo opuesto, así que ahora que trabajo con puros hombres es como muy natural todo, (soy arquitecto y trabajo en obra) nunca he sentido ni mala onda ni machismo, pero estar ahora tooodo el día con puros hombres aburre, por eso después de la pega me junto con mis amigas unas dos veces a la semana a tomarnos un cafe y hablar “cosas de minas”.

  5. en mi trabajo son todas mujeres, salvo un hombre. Les encargo el cahuineo, en realidad no creo que sea porque son mujeres, es porque son ordinarias no mas … también he conocido hombres buenos pal cahuin … me tienen mas que chata las odio a todas quiero ponerles una bomba jajajaja en serio andan odo el día preocupadas a que hora llego no se quien, a que hora se fue, quien me hace mas la pata a la vieja etc, como yo nunca le hice la pata la vieja ni caí en su cahuineo me excluyeron mal, no me di ni cuenta yo venia hacia mi pega y a los meses cache la dinámica y que obviamente me habían exiliado por no cahuinear con ellas … Así que comparto oficina con el único hombre, porque las ladys no querían estar con él … yo feliz pq de verdad es mas relajado, no se hace ataos weones y nos cagamos de la risa de lo que bautizamos como el centro de madres jajajajaja

  6. trabajo con sólo hombres y el comentario que me aflora es PUCHA QUE SON CAHUINEROS !!!!
    yo he conocido minas peladoras , cahuineras, copuchentas, pero el nivel cahuin de hombre me supera.
    porque viene con rabia sin tino sin anestesia , tiran la verdad que ellos creen y la van sembrando de un lado a otro , es triste en verdad .
    Lo otro es que mi trabajo es sólo controlarlos y es chocante para ellos no lo controlan ni la señora y salgo yo a saber dónde está ?’ y a qué hora estará de vuelta,?? , en esa parte los entiendo .

    No conozco ningún pro.. màs que me sirvan la bebida en el asado,,,, que obviamente es de “macho ” ( ensalada ???)

    • algunos hombres son muy cahuineros. He trabajado con hombres y vivido con hombres y ese es un tema que siempre me ha llamado la atención, especialmente porque por estereotipo siempre se dice que la mujer es la cahuinera, pero los hombres se pasan, Como bien dices ellos dicen todo sin anestesia y directo a la vena!! y de repente hasta el más intelectual se puede pasar de la raya con los comentarios superficiales. Aunque entre sus pro se puede decir que en otros aspectos son más relajados algunos detalles pueden terminar agotando,

  7. Yo he tenido la mala suerte de trabajar con hombres mayores o simplemente avejentados porque ni tan mayores son, y fue horrible. El machismo fue total. Renuncié a la pega porque el ambiente era muy viciado. una mierda.

    Pelaban a las mujeres delante de mi, que eran pavas, tontas, qué hacían trabajando, debían estar en la casa, etc….a pesar que yo defendía y defendía al género me aburrí.- me agoté.-

    Pero también he trabajado con hombres que son maravillosos. no creo que sea un tema de géneros, sino de cómo es cada uno.

    Ahora trabajo con una mujer y es la raja.

    • Trabajar con hombres viejos es lo peor. Yo trabajo con casi puros hombres y son muy machistas bordeando en lo misogino. Una vez se me ocurrio reclamar porque uno del equipo no estaba ni ahi con su pega y sus reportes siempre estaban atrasados lo que me afectaba a mi directamente y trataron de darlo vuelta diciendome que era mi culpa por no saber pedir las cosas. El wn esta hablando todo el dia por telefono con sus 2 pololas y por eso no hace la pega y yo tenia la culpa? te pasaste

  8. Yo sí conozco jefes que han echado a embarazadas o que planeaban estarlo

    “La oficina es pequeña y no podemos permitirnos enseñar a nadie cada vez que tengas un hijo”

    Sera ilegal pero no es un asunto de género sino economico y de poca empatia

  9. creo que es difícil generalizar ya que no toooodos son iguales, por ejemplo en el ultimo tiempo he trabajado con un grupo de hombres de entre 31 y 55 años y pucha que es dificil, claro tengo 29 y con los treintañeros hay una cercania generacional rica, hay temas en común, son más relajados, todos cumplen sin presión y la buena onda fluye, pero con los más vejetes es complicado porque son demasiado machistas, creen que uno es como la señora, me cachan? onda un pulpo que puede hacer millón de cosas al mismo tiempo cuando la verdad es que nadie puede!!

  10. Si bien me encanta juntarme con hombres por que lo paso shansho, me carga trabajar con ellos. Los encuentro poco organizados, desconcentrados al máximo, se les olvidan las cosas y poco considerados con los espacios comunes, en tanto trabajar con mujeres, al menos en pegas administrativas es un encanto.
    El tema que hablan acá del cahuineo es responsabilidad de uno enganchar o no con ese tipo de cosas, al menos yo nunca he tenido ese tipo de poblemas

  11. Yo hace años que trabajo casi sólo con hombres, soy ingeniera, por lo que en la universidad fue la misma cosa, sin embargo, venia de un colegio de puras mujeres. A mi la verdad es que no me desagrada, de hecho me gusta mucho más trabajar con hombres que con mujeres, me puedo preocupar menos de la forma en que se dicen las cosas, asi que es mas relajado para mi. Al menos tengo la suerte de que mis compañeros tienen una edad similar a la mia, con hombres mayores se hace más complicado siento yo.
    Los temas de mujeres no los extraño, me basta con compartirlos con mis amigas cuando nos juntamos, y le doy un toque femenino a mi escritorio con cositas lindas y olores ricos :d

Dejar una respuesta