El mejor compañero de conciertos

784

Captura de pantalla 2015-07-06 a las 15.13.09
por Daniela Paz (@dnlpz)

Afortunadamente en mi vida he ido a muchos conciertos, he pasado inolvidables momentos viendo a mis bandas favoritas en vivo y por eso siempre he sentido una gran suerte. Pero también estos momentos los he vivido con diferentes tipos de personas y con el tiempo he también decidido cómo tiene que ser el compañero perfecto para conciertos.

Cada uno tiene una forma diferente de vivirlos. En mi caso, me gusta siempre estar adelante, no de las primeras, pero bien adelante, para saltar y sentir que estoy -obvio- más cerca de donde se vive la intensidad del show. También me gusta el sector cancha por sobre cualquier palco.

En ese sentido mi compañero de conciertos ideal tiene que ser siempre aperrado, creo que las veces que me sentido más agotada es estando por horas de pie en festivales o recitales y es necesario tener a alguien que no se queje y que haga la espera más soportable.

Otra característica de gran importancia es la emoción. Hay situaciones que se viven en un concierto en vivo, como canciones que esperaste años escuchar, bandas que sabes que podrás ver una vez en tu vida y quien te acompañe tiene que ser capaz de entender tu gran satisfacción y ojalá acompañarte en eso.

Finalmente tiene que entender el concepto de un concierto en vivo, he visto amigos que hablan sin parar, personas que se enojan cuando alguien las empuja, otras que chillan sin parar hasta las canciones románticas… por eso idealmente el compañero ideal tiene que entender estos pequeños y fundamentales códigos para que siempre el show sea un momento feliz.

5 COMENTARIOS

  1. Yo creo que tiene que ser una persona que esté en la misma parada que tú en los conciertos no más…
    Hace 7 años que no voy a un concierto y este año decidí ir a uno pero sola, así que espero ser una buena compañera de concierto para mí misma XD

    Saludos

  2. Oye no es menor este tema. La conexión que puede existir con una persona EN LA VIDA misma, se traspasa a esto de ir a conciertos, porque se trata de compartir con alguien algo muy significativo (si eres melómana). Sólo de esa manera, un concierto pasa a ser un recuerdo de felicidad y amor absoluto. Y un recuerdo, es demasiado importante, a veces una de las pocas cosas q te hace sentir viva finalmente, a veces lo único que te queda. Mis bandas favoritas vistas en concierto no lo serían, si no las hubiera compartido con ESE ser humano. Ahora que ya no está en mi vida, es muy lindo escuchar temas y recordarlo a él tb con tanto sentimiento asociado. Ahora estoy más mañosa además (más aun) y voy sola a conciertos porque no puedo soportar q alguien no esté pendiente de los mismos detalles ni gozando lo mismo q yo, ni que tengamos sed al mismo tiempo, ni q tengamos q ir al baño y esperarnos afuera, ni cansarnos al mismo tiempo y buscar un lugar para sentarnos, ni reírnos de la gente que está en trance bailando bizarramente con el grupo, ni de que nos den ternura los mismos temas.

Dejar una respuesta