Diferentes comportamientos en el supermercado

1003

supermarket
por Rox

Siempre dicen que no hay que ir con hambre al súper, porque uno termina comprándolo todo. A partir de ese punto, determiné diferentes comportamientos que tengo frente a las compras en ese complicado lugar lleno de comida y tentación.

A comienzo de mes, recién pagada, soy la millonaria. Me paseo por la sección belleza metiendo cremas, peinetas y las toallitas desmaquillantes más caras al carro; igual con la sección del té y galletas, soy la persona más fina del planeta.

En otras ocasiones me las doy de light y veo mi carro y ni yo me la creo, sólo lechugas, leches descremadas, pan pita integral, cereales sin azúcar, quínoa. Después cuando llego a la casa con hambre, me arrepiento tanto de esas Morochas que dejé pasar, porque me doy cuenta también de que no tengo nada para comer.

Finalmente y en estos días de fin de mes, está la tacaña. Todo lo pienso dos veces, ni siquiera necesito carro, porque voy con la lista mental hecha para no gastar en absolutamente nada innecesario.

Cada vez que veo los carro de otras personas, imagino en qué momento estarán, por las cosas que se llevan… ¿Qué comportamientos de supermercado tienen ustedes?

Foto: Clemens v. Vogelsang vía Flickr

8 COMENTARIOS

  1. Toda la razón!! me sentí identificada con tus estados!!! jajajaja ayer fui y estuve modo fin de mes, compré lo justo y necesario. Y gracias por ese dato de no ir con hambre al super, puede ser muy obvio para muchos, pero nunca me lo había cuestionado 😀

  2. JAJA los mismos que tú… a principio de mes puras cuestiones cuicas (como me dice mi concubino) jugos gringos, galletas sin azúcar, confort carolo, de todo lo que se me ocurra que falta y todo lo mejor. Cuando voy después de yoga me creo light y compro quesillo, apio, pan pita integral. A fin de mes sólo lo que necesito urgente para no gastar de mas.

  3. Yo soy super específica para comprar. Llevo mi lista de compra en un papel cuando son muchas cosas o mentalmente y no me salgo de ahí. a menos que pille una promoción buena de algún alimento: 2×1 de arroz o lo que sea.-

    Creo que soy bien tacaña.

  4. Cuando quiero comprar pocas cosas y no caer en la tentación, entro sin carro y sin canastita, para comprar solo lo que mis manos y brazos puedan agarrar. Y así dejo fuera golosinas, bebestibles innecesarios y una que otra chuchería. Ese es mi tip para no comprar más de lo que nos dice el presupuesto.

  5. Cuando estoy recién pagada compro tés, café, salsas, condimentos y otros ingredientes para hacer recetas nuevas. Los primeros años viviendo sola era más impulsiva, ahora mentalmente tengo organizada la despensa, así que ya no es problema llegar con puro picoteo o solamente verduras a la casa.
    A medida que avanza el mes trato de llevar cosas útiles, cosas que me permitan cocinar, omitiendo los caprichos caros y productos que vienen listos. Los últimos días solamente llevo lo que hace falta. Prefiero ingeniármelas con lo que tengo a comprar algo de mala calidad, incluso en los momentos de estrechez económica.

  6. yo tengo el comportamiento ansioso que me desespera esperar y ando con mi carro como si fuera un ferrary jajaja nose, ver tanta gente hace que me quiera puro ir!

  7. A mi solo me sorprende la gente que compra como 50 confort (onda en la compra del mes), pienso como chucha van tanto al baño, y donde mierda guardan todo el confort

    Ah y los que compran galletas y dulces como pa todo el mes, yo con un arsenal asi me comeria todo el dia 1, viendo una pelicula y llorando (por estarme comiendo todo)

  8. jajajajaja también me sentí identificada. No es de sicópata, pero siempre me gusta observar los comportamientos de la gente, y en el súper! es heavy como se le puede sacar el rollo a las personas, está el carro del hombre soltero, el de la gaia soltera, el de la familia, el de los que fueron a comprar la once, los del carrete, el de las abuelitas, el del marido que paso a comprar cosas pa la once, y así muchos más jaja.
    Debo decir que cambió mi modalidad de compra de vivir sola a ser una cuncuna, ahora compro lo necesario y útil, eso sí, a principio de mes aprovecho muahahahha, pero moderado. En fin, la plata no es pa tenerla guardada, y la vida es pa comer 😀

    Saludos!!

Dejar una respuesta