despedidapollo
por Cux

El día que me hice amiga -muy amiga- de una extranjera, mi razón me decía que en algún minuto ella se iba a ir y yo iba a sufrir. Pero bueno, uno no se hace amiga de las personas pensando en qué va a pasar, tal como uno encuentra a sus parejas, cuando hay onda es imposible no estar juntos. Hoy mi amiga extranjera vuelve a su Barcelona querida y vuelve para siempre. Y no estoy acostumbrada a esto, no sé bien cómo viene la cosa, me extraña todo sin ella aquí, uno podría pensar que en casi tres años la amistad no puede ser tanto, pero sí.

En la universidad mi mejor amiga se fue a vivir a México por un año. Era como 1995, no había internet -sin Facebook, Whatsapp, ni email siquiera (!)- y bueno, nos fuimos ajustando con lo que había -uno siempre se ajusta- nos llamábamos a horas especificas a teléfonos públicos con unas claves que alguien se conseguía, nos salía gratis y hablábamos por horas, nos mandábamos cartas que eran como diarios de vida. Esa partida tenía una vuelta y eso ayudó a no morir de pena. Ya sé que nadie se muere de pena por una amiga que viaja, pero es lo que uno cree en algún minuto.

Hoy mi amiga extranjera se va y no sé si la vuelvo a ver. Y muy a pesar de las facilidades para estar conectadas me da muchísima pena no poder llamarla y juntarnos a tomar cerveza, ir al cine, llevar a nuestros hijos al teatro, discutir qué entretenido mandar de colación, o que me pregunte qué significa algún modismo chileno. Hablar: marcar el teléfono y hablar. Saber que estará como a cien mil kilómetros de distancia me tiene podrida.

Al terminar la U, otra muy amiga, compañera de colegio, se le ocurrió ir a estudiar a Barcelona; armó familia, sus hijas son catalanas y luego de 15 años sigue allá. Por suerte puede venir una vez al año y nos aprovechamos a mil, pero es así: una vez al año. Un mes intenso de conversar, conversar y conversar. Aunque internet nos ayuda mucho, nunca será lo mismo ver a sus hijas crecer, verla a ella cada día mas vieja y más linda!

Tengo súper buenas amigas que adoro, amigas desde el colegio, amigas de la vida, amigas que me he hecho más de grande, pareja, hijos, mamá, no se trata de que me quede sola, sólo me quedo sin ella.

Aguante -excelente expresión que me dijo una buena amiga hoy cuando me vio triste- a todas las amigas que no están juntas, que tienen mares o montañas de distancia, convengamos que cada despedida será siempre infinitamente triste.

Foto: Mariana y punto

11 COMENTARIOS

  1. En una semana y media más, mi mejor amigo se va. El dice que vuelve en un año, pero se que no ocurrirá y que eso será lo mejor para él. Tengo sentimientos tan encontrados, porque sé que este es su momento, algo que quería y anhelaba (y que necesita) y me siento super feliz y orgullosa por él. Pero por otro lado, esta en mi vida desde los 19 años…son 13 años y gracias a él he aprendido y madurado en muchos aspectos. Se que vendrá y que lo veré y todo. pero no será igual y eso me da un poco de pena. Se vienen cambios importantes en mi vida y quien siempre estuvo, ya no estará de la misma manera.

  2. Una colega que tuvo se fue y me dio mucha lata, porque era una de las únicas personas que iba quedando en el trabajo con la que compartía happy ours y esas cosas. Aunque no era de mis amigas más cercanas, igual se sintió, más porque varias de mis más cercanas en el trabajo partieron también al extranjero a estudiar :(. Eran compañeras-amigas. Bueno, el tema es que yo creo que igual duele cuando familiares se van lejos, mi prima se fue a Argentina y la extraño mucho, éramos muy unidas y aún lo somos, pero no la he visto hace un año y algo y hablar solo por facebook la verdad es medio fome. Falta ese cara a cara, estar cerca. De dejada no he ido allá, pero igual se siente. Y cuando mi hermana me dijo que en una de esas bien lajanas podría irse al sur con mis sobrinos, también me dio lata 🙁 .Así que entiendo eso de alejarse a la fuerza de la gente, pero hay que tomarlo por el lado amable y si yo me fuera (ojalá un añito a estudiar wii) la verdad es que quisiera que el resto me apañara. Eso.

  3. En este caso la que vive en el extranjero soy yo. Tener una amistad a larga distancia es sumamente difícil, porque en ocasiones lo único que necesitas es la presencia de tu amiga al lado, sin palabras ni panoramas, sólo compañía. Se supera con paquetes de internet y redes sociales, pero en acontecimientos importantes donde un abrazo de felicitaciones o una risa compartida son necesarias, la ausencia te duele. De igual forma, lo mejor es seguir adelante con la amistad sin concentrarse en que la otra no está sino dando atención a lo que sí pueden compartir.

    • Al igual que tú, la que está afuera soy yo. Ya ha pasado harto tiempo en todo caso, van a ser casi 10 años y me sigo comunicando con mis amigas, no tan a menudo, pero seguimos en contacto. La vida sigue para todos…

  4. si que da pena,,,,, yo me hago la fuerte pero estallo en algun momento. jajaja
    lo bueno es que las redes sociales ayudan harto, amo wassap y sus llamadas…. son lo mejor! cuando te dan ganas de hablar solo llamas, y aunque exista una diferencia horaria horrible, ahí esta mi friend.
    Ademas, tienes donde llegar y conocer nuevos lugares.

    Si bien la relación no es tan cotideana, siempre estan el carño y la conexión

  5. Qué lindo lo que escribiste cuqui y qué triste 🙁
    Yo sufro a diario por mi bff que se fue por varios años MUY lejos, y cuento los días para que llegue y todo sea como antes. Pero justamente hace poco hablábamos de los cambios que hemos tenido sin estar acompañándonos y realmente es una pena.
    las amigas son lo mejor, ojalá nunca se tuvieran que ir

  6. Qué lindo lo que dices de que no te quedas sola, sólo que sin ella… lo he vivido muchas veces con amigos y familia, más de las que me gustaría (incluso cuando era chica fui yo la que me fui), y si bien es verdad que con la tecnología se puede mantener el contacto e incluso cierta cotidianidad, nunca se deja de echar de menos el día a día y el contacto real, poder verlas, compartir una chelita y abrazarlas.
    =(

  7. Una de mis mejores amigas se fue a Canadá por amor y ahí se quedó. Y es muy triste no tenerla cerca, no hablar con cotidianidad de cualquier cosa.

    Solo viene una vez al año y nos vemos un día! porque debe distribuirse para ver a otras amigas, familias, etc.

    Ayuda la tecnología pero no es lo mismo tener a la persona cerca para tomar un helado o ir al cine.

  8. una de mis mejores amigas se fue a vivir a España hace un tiempo y gracias a whatsapp no hemos perdido contacto; el año pasado para mis vacaciones me fui a su casa y fue como si nunca hubiesemos dejado de vernos. Fue como que tomé el metro y me fui a su casa…en esos dias nunca dimensionamos que crucé el mundo para ir a su casa.

    ahora hablamos y decimos “que lata no tener plata para tomar un avion y volver a ir”…fue tan simple despues de todo vernos….

  9. Yo soy español y me hice amigo de un chaval de Paraguay que vive aquí en España,lo considero casi el hermano que nunca tuve pero hace una semana decidí dejar de quedar con el porque se(entre otras cosas porque el me lo dijo)que mas tarde o mas temprano vuelve a Ciudad del Este y lo mejor es cortar x lo sano así te quitas un poco el mal trago,prefiero no enterarme de cuando se vaya y así me ahorro una semana o x ahí de bajón..

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here