Las emociones después de ganar

321

marraquetacrujiente
por lucy

Después de una victoria como la de Chile anoche en Copa América, son muchas las emociones que se viven. En mi caso -y asumo que en el de muchos- la primera es la euforia, obvio. Pero después de tanta felicidad concentrada, los sentimientos que sigo viviendo son muy diferentes.

Después de la euforia de la victoria siento paz, pero después eso se transforma en cierta pena, que me gusta pensar es una añoranza de la euforia que sentí hace tan poco. Y más tarde el cansancio se apodera de mí, como si mi cuerpo hubiera quedado agotado entre los nervios previos y la euforia.

Me pasa lo mismo en otras situaciones que he esperado mucho, como un concierto de alguna banda de la que soy fan; estoy muy ansiosa en la previa, muy emocionada mientras lo disfruto, pero no logro prolongar esa felicidad hasta mucho después e inevitablemente llega un bajón anímico.

Veo a muchos a quienes la euforia les dura mucho más tiempo -y los envidio-, pero lo que es yo sólo puedo recuperar la felicidad después de haber descansado, y ahí sí que puedo revivir algo de la euforia pasada a través de los recuerdos. O sea que la marraqueta está más crujiente hoy, pero lo estará mucho más cuando vea repeticiones o recuerde los goles de Vargas.

¿Ustedes siguen eufóricos o también tienen este bajón después de la celebración?

Foto: Katie Morosky

Dejar una respuesta