El dedo de Jara: el fútbol y la moral

1775

lugano
por Jo M.

Después de la felicidad del triunfo de la selección chilena ante Uruguay en cuartos de final de la Copa América 2015, pareciera que hoy se ha hablado más de la polémica del dedo de Jarita que del gol de Isla y otras maravillas del partido.

Se supone que los uruguayos están picados -con cierta razón- porque la expulsión de Cavani fue por una provocación de Gonzalo Jara, y para ellos eso fue clave en el resultado final. Están en su derecho, qué puedo decir yo que sigo llorando por el palo de Pinilla. Por otro lado los chilenos responden -también con cierta razón- que con qué cara los uruguayos pueden reclamar cuando históricamente han sido campeones no sólo de copas sino también del show y la violencia en el fútbol, y que la mordida de Luisito a Chiellini era tanto peor que el exámen de próstata de Jarita a Cavani.

Lo que a mí más me impresiona han sido todas las discusiones morales que ha surgido en esta Copa América; cuando yo era chica y Argentina ganó un mundial con la mano de Maradona no recuerdo haber escuchado tanto cuestionamiento, sino más bien así aprendí que son cosas del fútbol. Como la respuesta de Diego Lugano en redes sociales (Y con este muchacho “jarita” habrá que “hablar” cuando nos crucemos por el mundo!) y la declaración del ex jugador uruguayo que dijo “lo del dedo lo hicimos toda la vida”.

Aprendí que el show es parte del fútbol, y que la moral no lo es tanto. Hacer tiempo: parte del fútbol. Piscinazos: parte del fútbol. Llorar por supuestas lesiones: parte del fútbol. Empujones: fútbol. Cuando esas cosas resultan a tu favor, las celebras. Y cuando son en tu contra, alegas, pero con el tiempo se te olvida, porque el fútbol se juega en la cancha, y salvo excepciones que trascienden lo sucio del juego mismo (como el escándalo del Cóndor Rojas que dejó a una generación de chilenos crecer sin mundiales), este deporte es así: no existen los triunfos morales. En el fútbol es más bacán el que gana durante los minutos que dura el partido. A pesar de los árbitros malos, de jugadores mocheros, de los videos con las repeticiones, de los errores, los castigos y de los juicios morales de los que lo ven por la tele.

4 COMENTARIOS

  1. Yo asumo que son cosas del fútbol. Que en la cancha no se aplica mucho la moral y sus derivados. Que Uruguay suele ser ‘chancho’ y chueco para jugar, así que lo de Jara es casi una devuelta de mano. E incluso, que ni siquiera el mal momento de Cavani justifica la embarrá que quedó después.
    Pero no por eso, puedo justificar y aplaudir a Jara. Como leí por ahí, nos jactamos del “dedo” aquel, y nos tiramos a choro, pero se nos olvida que en este país nos meten el dedo constantemente, y ahí quedamos.

  2. Lo de Jara no es para enorgullecerse ni encontrarlo bacán. Pero los uruguayos no pueden pretender dar clases de moral con el prontuario que tienen, y sobre todo porque se puede ver a Cavani en una foto agarrándole el paquete a Gary. O los argentinos que también alegaban, siendo que con Maradona entrenaban cómo tirarse piscinazos…

  3. El Cóndor Rojas fue el mejor arquero de Chile por mucho tiempo, lo de la bengala, (lamentable) fue tramado por varios, así que no sólo fue el gran Cóndor Rojas quien nos dejó fuera de los mundiales.

  4. Como desconocedora absoluta del futbol una vez, en alguna conversacion acalorada sobre algun golpe o adelantado que no era… mirando desde mi inculto rincon futbolero les pregunté si eso de revisar las imagenes servia, onda si el arbitro anulaba un gol por estar adelantado y resulta ser que no era asi… al ver el video y tener la evidencia clara clara que da el ASHEDÉ … podrian cambiar las cosas y dejar el gol como valido nuevamente… o si el arbitro cobra un penal por agresion y eso resulta en gol… si revisando las imagenes despues, al ver que el futbolista se merece un oscar mas que di caprio … ese gol queda nulo… NO, fue la respuesta …
    Y ahi entendi que una de las cosas del futbol, es discutir por futbol… y creo que mas alla de molestarme cuando ya se ponen a hacer desorden en las calles prefiero no pescar, es parte de la dinamica del deporte en si…

Dejar una respuesta