¿Cuál es tu lugar de calma?

821

breakfastattiffanys
por Fernanda

Cuando leí por primera vez Desayuno en Tiffany´s lo primero que me llamó la atención fue la descripción que hace su protagonista Holly Golightly del “lugar de calma”. Ese lugar al que recurres cuando sientes que nada en el mundo va bien, donde puedes respirar tranquila porque sabes que ahí nada malo puede pasarte y finalmente puedes ser tú misma sin temor a nada.

En su caso era la famosa joyería, que hemos visto en mil ámbitos junto con la imagen de la linda Audrey Hepburn interpretando al personaje de Truman Capote. En un comienzo no me parecía verosímil que un lugar ajeno o que no depende de ti pudiera ser tu refugio, pero ahora le encuentro todo el sentido.

Porque claro, uno se siente cómoda y relajada en lugares como su casa, su dormitorio. Son tuyos y tú los manejas como quieres y eso me parecía más normal a que fuera un lugar ajeno. Pero si no tenemos un lugar de pertenencia o no queremos sentirnos parte de nada ni que debemos controlarlo todo, un lugar que siempre esté ahí a pesar de todo y de una misma como un museo, un parque, un taller, la casa de alguien, una vitrina o una banca en la plaza, sí pueden ser un refugio perfectamente.

¿Ustedes tienen su lugar de calma?

6 COMENTARIOS

  1. Aunque no lo crean, mi lugar seguro es una Iglesia.
    Cuando chica era el templo de Maipú. Hay un rincón que tiene una imagen de Jesús ascendiendo, y de fondo, oraciones, el creo y el padre nuestro. Me daba una paz infinita, cuando las cosas andaban mal (y algunas andaban muy mal) ese era mi refugio.
    Ahora, de grandota, no puedo pegarme el viaje siempre a Maipú, así que encontré en la Iglesia de la Merced la misma sensación de calma. Converso con él o a veces nada, simplemente me siento y espero que pase la ola, en silencio. Siempre logro salir más calmada y con las cosas más claras.

  2. Aunque normalmente es simplemente un medio para llegar a otros lugares (y hay quienes les tienen un miedo razonable), al andar en bus me siento muy cómoda y en paz, es como un momento sagrado en el que no tengo ninguna obligación ni conexión con el mundo exterior.

  3. No tengo y me encantaría tenerlo. En mi casa los niños invaden mi dormitorio y en el trabajo vivo rodeada de gente. Quizás cuando manejo sola y pongo la música a todo volumen…si, es como raro, pero ahí pienso, sueño y me calmo…

  4. La biblioteca nacional. Empecé a ir para estudiar cuando todavía estaba en la U, y terminé estudiando para mi examen de grado ahí, así que estuve cerca de un año prácticamente viviendo en su sala de lecturas. El edificio es precioso, es gigante, es callado y aunque se ve inmenso no sé por qué siempre he encontrado que es acogedor. Además ya me conocen los guardias y las señoras que te pasan los libros, así que es casi como mi segunda casa. Si quieren un poquito de paz y están en la mitad de la bulla del centro, les recomiendo que vayan y se den una vuelta, todo se detiene desde el momento en que entras 🙂

  5. el mio es el cementerio con frecuencia me tumbo al lado de la tumba de mi amiga quien murio hace 5 anos no se pero de alguna manera el cementerio me da paz

Dejar una respuesta