Charquicán con pebre: cocina itinerante y fútbol

623

charquicanconpebre1
por Dani Navarrete

Nelson Tello es un chef nortino que supo mezclar su pasión por el fútbol y la gastronomía, y se lanzó con un proyecto de cocina itinerante para apoyar a la hinchada chilena de La Roja en el mundial del 2014. El proyecto lo llamó “Charquicán con pebre” y consistía en preparar este tradicional plato para servirlo afuera del estadio a los seguidores de la Selección. De esta manera apoyaba a sus compatriotas en el extranjero y al mismo tiempo ofrecía algo de la gastronomía nacional en Brasil.

Junto a otros tres amigos partieron en un camión amarillo rumbo a Cuiabá. El viaje no fue fácil pero del otro lado de la cordillera les esperaban aventuras inolvidables. Fue muy emocionante la primera vez que pudieron compartir ese primer charquicán con paisanos suyos que habían llegado, igual que ellos, después de un largo viaje con mucho esfuerzo, algunos a dedo, con pocas lucas, pero con el corazón hinchado de ese patriotismo futbolero que nos une y nos enorgullece.

charquicanconpebre2

Tras la experiencia brasilera y una vez de vuelta en Chile, el chef Tello continuó con su restaurante en el casco histórico de Copiapó hasta hace unos meses cuando el aluvión arrasó con todo. Con impotencia vió como se destruían sus sueños, pero supo levantarse y reinventarse. Y después de darle varias vueltas, decidió gastarse algunos ahorros en un pasaje a Europa para llevar su charquicán con pebre hasta Berlín. Lugar donde se jugó la final de la Champions y hasta donde llegaron los más hinchas tanto de Claudio Bravo como de Arturo Vidal.

Quiere aprovechar este viaje para quedarse un par de meses más y compartir su especialidad culinaria con los chilenos que vivirán la Copa América desde un continente tan lejano. Sabe que no será fácil, porque los partidos se jugarán a partir de las 20:30, por lo que en Europa serán transmitidos aún más tarde. Pero se llena de ilusión al saber que su cocina móvil anda de gira y que podrá mostrar lo suyo al mundo y traerse esa experiencia para acá de vuelta.

A su regreso le toca reabrir su restaurante en Copiapó y quiere aprovechar al máximo este “intercambio cultural” que está viviendo con la misma pasión que se lanzó el año pasado y le hizo aprender que “cuando te la crees y te tiras a la aventura, siempre encuentras a alguien que te da una mano”.

Fotos: Facebook Charquicán con pebre

Dejar una respuesta