Lectora: Paulina Roblero, Santiago

800

31PaulinaR
#BibliotecaZancada por Francisca Tapia de Biblioteca Viva

Su madre le leía todas las noches y la casa, en vez de cuadros, estaba decorada por posters de bandas tan diversas como The Cure o Soda Stereo. A los cinco años protagonizó la Pérgola de las flores en el jardín infantil, a los seis actuó en una serie televisiva y su primer concierto fue a los nueve años, viendo a Michael Jackson en el Estadio Nacional. Contar con una familia que incentivó su interés en el mundo cultural desde temprana edad potenció la energía que hoy se manifiesta en su trabajo como gestora cultural en Fundación Teatro a Mil.

Paulina Roblero, periodista de profesión, describe la literatura como la posibilidad de tener múltiples vidas y al ser consultada por sus obras preferidas destaca Niebla, de Miguel de Unamuno, como un hito en su trayectoria como lectora. “Me demostró que la estructura y la forma de contar una historia siempre puede reinventarse, desde entonces siempre busco volver a sentir esa provocación como lectora”, explica.


Un personaje femenino que ganó tu admiración.

Domitila, fue ella quien siempre apoyó e impulsó a Papelucho a escribirle a “nadie” para que se desahogara, sin sus consejos (y la única figura adulta que realmente lo cuidó) no hubiésemos tenido su diario de vida. Además, tiene una filosofía muy simple y honesta. Cuando Papelucho le pregunta qué haría si supiera que se va a morir, le responde que se daría una vuelta de carnero “porque es la felicidad del pobre”.

Una obra que consideras un hito en tu historia como lectora.
Niebla, de Miguel de Unamuno. Esta novela que resultó ser una nívola, me la regaló mi abuela a los doce años. Cuando me la pasó me dijo “te va a gustar” así que creyendo en su criterio la leí de sin parar. Lo que encontré en ella me voló la cabeza. En mi corta trayectoria como lectora, nunca me había enfrentado a un relato de esas características, a un quiebre donde autor de la obra y protagonista se veían enfrentados y expuestos como iguales ante el lector. Me demostró que la estructura y la forma de contar una historia siempre puede reinventarse, desde entonces siempre busco volver a sentir esa provocación como lectora.

¿A dónde invitarías a tu autor preferido y qué le dirías?

Paz Molina es una poeta chilena y también es mi abuela. Soy admiradora de su trabajo porque es intenso, ajeno a la prosa romántico-rosada, sino que aborda sin miedos los pasajes más oscuros de su mente o juega libremente con provocaciones a amantes anónimos. Supo escribir desde las entrañas sin comprometer nunca su estilo. Hoy, a sus 70 años, le diría que lo que ha dejado de legado es imprescindible para comprender la narrativa chilena.

CuponBibliotecaZancada

*Encuentra tus libros preferidos en www.bibliotecaviva.cl

5 COMENTARIOS

  1. Tengo entendido que hace rato lamentablemente, en la media, ya no hacen leer “Niebla”… ¿Estoy en lo correcto?

  2. Me encanto la forma de pensar, sin duda le potenciaron el gusto por la lectura a una corta edad lo que es fantástico, tuve que leer niebla como lectura obligatoria en Media desgraciadamente no le tome el peso y a la magnificencia del escrito de Miguel de Unamuno.

Dejar una respuesta