#AbortoTerapéuticoYa: razones para concretar el proyecto de ley

490

abortoterapeuticoya
por Jo M.

Este video que se ha viralizado en redes sociales recopila distintos testimonios que se han hecho durante la discusión en medios de comunicación y en la opinión pública sobre el aborto terapéutico. No sólo eso, sino que lo relaciona con cómo en la sociedad actual la mujer muchas veces es un objeto sexual, pese a que hombres y mujeres son iguales ante la ley, incluso según la Constitución actual.

El video muestra cómo hay que soportar opiniones tajantes e ignorantes como las de la senadora Ena Von Baer (que dice que la mujer “presta el cuerpo”), del diputado José Antonio Kast (que asegura que la vida de la mujer nunca está en riesgo) y del abogado y opinólogo Jorge Reyes (que habla tendenciosamente de “niño” cuando muestra un embrión).

Por otro lado muestra también testimonios de mujeres que arriesgaron sus vidas por tener que mantener abortos inviables que ponían en riesgo su salud y supervivencia, y cómo se cuestiona también a la mujer que sufre una violación, forzándola además a ser madre producto de esa violación.

Tal como termina diciendo el video: en Chile, la supervivencia de un embrión, feto o cigoto valen más que la vida de una mujer, incluso cuando fue víctima de violación, cuando está en riesgo su vida a causa del embarazo, o cuando éste no llegará a término por razones naturales. Por eso es necesaria una y muchas campañas como #AbortoTerapéuticoYa, para que empecemos por fin a recuperar los derechos de las mujeres, y eventualmente a hablar de aborto a secas.

5 COMENTARIOS

  1. Excelente! Con claridad, explican por qué una despenalización del aborto terapéutico es necesaria. Y por qué es relevante que nuestro país cambie la perspectiva patriarcal tan arraigada que tiene, por un lineamiento de equidad de género (y no, no estoy mezclando peras con manzanas).
    Necesitamos dialogar, necesitamos replantearnos nuestras prioridades, nuestra escala de valores. A nivel personal, cada uno decidirá qué opción tomar. Pero el Estado debe permitir que esa decisión recaiga en el individuo, no en la institución.

  2. Me parece excelente que se hayan referido a este tema. El video es muy explicativo y es un problema que nos compete a todas las mujeres.

  3. Me carga que este tema importante y que se debe legislar como se propone terapeutico, violacion, riesgo de la vida de la madre, sea un tema “femenino” que tienen que insultar a cualquiera que opine diferente y es bandera de lucha del feminismo moderno chilensis. Ademas me carga que muchas feministas acerrimas no sean capaces de decir de frenton lo que quieren y parten con una cosa para luego a futuro llegar a otra, por lo eso valoro la franquesa de Casiatea donde dice claro lo que quiere, no comparto su opinion pero valoro la gente franca y directa.

    Creo que cuando un tema es importante como este y que comparto plenamente la idea de ley, se deben dejar de lados las pasiones irracionales, los insultos al otro bando, las posturas histericas (de ambos lados) y decir las razones claras y racionales, sin apellidos de genero ni lucha revindicatoria, todo eso ensucia y hace ver como politico algo que es mera salud publica y bienestar de la sociedad. Ademas dejemos los eufemismos, detesto la gente hipocrita, tal como esta el proyecto no solo se van a abortar celulas, cigotos o embriones, en las menores de edad se PODRA ABORTARA FETOS formados, con sus extremidades, con desarrollo y posiblemente con capacidad de sentir dolor, y solo las mas niñas tienen el derecho de matar fetos asi, las adultas solo podran matar fetos de menor desarrollo. Cuando se dicen las cosas por su nombre y sin miedo se habla entre adultos, sino es un dialogo de ratas temerosas que no se atreven a decir las cosas por su nombre ni decir lo que realmente quieren, y buscan resquicios legales para lograr sus objetivos

  4. Lamentablemente la discusión de este tema (como tantos otros) está desviada por afanes religiosos, morales y partidistas. No hay capacidad alguna de mirar la necesidad de la ley de aborto como un asunto de derechos y, finalmente, social.
    Las razones de los “pro vida” son pendejadas pasadas a catequesis, que en último término solo debieran hacer eco los domingos en las iglesias, pero tenemos la mala cueva que ellos mismos son diputados y senadores y dueños de las isapres y del agua que tomamos… Pero hay más presión social y si seguimos, capaz que resulte y que los argumentos vacíos caigan por su propio peso.

Dejar una respuesta