Quiero ser flaca y feliz: más que un libro para bajar de peso

12845

malikiflaca
por Lala

Parece otro libro para bajar de peso, pero no. No promociona una dieta específica ni tampoco ejercicios milagrosos para bajar los kilos de más. Tampoco recomienda súper alimentos ni pastillas mágicas. El libro Quiero ser flaca y feliz (editorial Planeta), de Karolina Lama y Marcela Trujillo (Maliki) está basado en el método utilizado por el grupo GOCE (Grupo de Obesos en el Control de Excesos) del que Karolina es sicóloga y por el que ya han pasado más de 2 mil pacientes. Una de ellas, Maliki, que en ocho meses logró bajar 25 kilos, cambiar su vida y frenar el que parecía un camino inevitable de sus hijas hacia la obesidad.

Este libro mezcla los cómics de Maliki con información teórica sobre los motivos que nos llevan a comer compulsivamente, cómo funciona el cerebro cuando le damos azúcar y cómo sobrevivir en una sociedad donde todo nos llama a comer y tomar. ¿Se han fijado que una sale a celebrar y siempre termina comiendo o tomando? ¿Quién ha celebrado un cumpleaños sin torta o un aniversario sin una buena cena? No por nada el 67 por ciento de los chilenos tiene sobrepeso u obesidad.

Entender este mecanismo y los factores externos que influyen en él, permite también explicar el fracaso de las cirugías bariátricas. Cuenta Karolina que muchos pacientes llegan a su grupo después de haber recuperado todo el peso que perdieron porque, en sus propias palabras, “les operaron el estómago, pero no la cabeza”.

La premisa del libro (y del método del grupo) es que, en realidad, bajar de peso siguiendo una dieta reducida en calorías es lo más fácil y lo más superficial. Aprender a lidiar con nuestras emociones, hacerse cargo responsablemente de nosotros mismos y ser conscientes de lo que nos pasa es, quizás, la clave para superar los excesos.

Entre los cómics de Maliki –que retratan con claridad todos los miedos e inseguridades que atravesó desde chica hasta el día de hoy– aparecen tareas que sirven de guía para complementar el proceso de baja de peso y convertirlo en un cambio de hábitos y de vida.

23 COMENTARIOS

    • Yo lo compré hoy en una librería de mall. Me costó 10.900.- en la contratapa dice “eBook disponible”, habría que buscar en la web.

  1. Definitivamente lo que más cuesta al bajar de peso es compatibilizarlo con la vida social, para lograrlo con éxito pareciera que una tiene que convertirse en ermitaña! por suerte en mi casa me apoyan y tratan de hacer comidas más sanas (o definitivamente me hacen comida aparte), pero para salir con amigos es demasiado difícil

    • es verdad … en mi casa yo no tengo ninguna tentación, puras paltas, lechuga, frutas, leche, yogurt, etc… más que nada porque sólo estoy en casa en la noche y la idea es no comer lago demasiado power en la noche, entonces si me da hambre o quiero preparar algo, si o si va ser algo sano. Pero igual tengo que estarle recordando a mi mama a cada rato que si no quiero tartaleta a la once y definitvamente no quiero llevarme un pedazo para mi casa “no es de pesada”, más encima como que todos insisten, pero quiere? yaaa pero un pedacito? xuxa noooooooooooo!!!!

      y ya salir con amigos es imposible cuidarse … al final como dices tu o no sales o no se cual es la solución … ahora esta noche tengo una junta ctm que rabia jajajaja ya me lo tomo con humor mejor

      • yo vivo sola así es que en mi casa no tengo ningún problema, pero con el resto de la gente es otra cosa… opté por contarle a todo el mundo que estoy a dieta con todos los detalles, en la oficina, a la familia, los amigos, etc así es que son un poco más solidarios, pero en general la gente te incita a salirte, “pero prueba un pedacito no más”, “pero salgamos a almorzar” o frases por el estilo, y pucha que cuesta no tentarse! para las salidas con amigos ya me rendí, ahí trato de no irme al chancho pero es muy difícil apegarse a la dieta.

        • Es heavy esoo como si el resto disfrutara “viéndote fracasar” en vez de ayudarte..
          yo un tiempo estuve full dieta por que me salieron mal unos exámenes, a los 27 y con resistencia a la insulina y colesterol en las nubes. En medio del proceso de cambiar mi estilo de vida iba a mi casa y mi mamá me esperaba con brownies y onda “pero los hice sólo para tiii”, o “pero y que vamos a hacer con el asaaado”, “pero una vez que comas mayonesa casera no es naaada” y cuando me iba me decían “huy yo pensé que ibas a caer, o yo pensé que igual te lo ibas a comer todo”…. así es super difícil, no se trata de que todos hagan dieta al rededor tuyo, pero al menos deberían dejar que el que quiere alimentarse distinto lo haga…

  2. Mi drama es que siempre fui la flacucha, en mi familia todos son mas o menos flacos y yo en los ultimos 8 años engorde, primero como 8 kilos que en realidad estaba bien, me veía mejor, pero ahora subí 10 más el año pasado y juro de guata que me cuido mas que la cresta pero es terrible no poder bajar … ya me deprimí

  3. Soy flaca y prácticamente todos los días me tiran mierda por eso. Por “tener menos carne que un wantan”, “no tener curvas” y por “tener patas de alicate”. No sé qué pretenden porque si no aprenden a respetarse y a quererse, la mala onda de las personas les va a afectar igual (sean gordxs o flacxs)

    • Yo lo compré hoy en una librería de mall. Me costó 10.900.- en la contratapa dice “eBook disponible”, habría que buscar en la web.

  4. Yo lo compré hoy en una librería de mall. Me costó 10.900.- en la contratapa dice “eBook disponible”, habría que buscar en la web.
    Más allá de ser gorda o flaca, para mi es estar saludable, romper círculos arraigados viciosos y sanarse consigo misma. Un excelente libro con unas ultra mega hiper excelentes ilustraciones de Maliki.

  5. No encuentro nada de malo celebrar comiendo y tomando, uno no celebra todos los dias, son ocasiones especiales.
    Lo que si encuentro malo es que uno encuentre como excusa esas instancias para darse la torta y caer en excesos, como dicen por ahi, llenar vacios con comida. O que llegue el viernes y uno sale como mono enjaulado a tomar copete, claramente algo no funciona bien en nuestras vidas durante la semana…
    Creo que la comida es parte importante de nuestros ritos por muy banales que estos sean, lo importante es saber medirse!

  6. Yo en un mes he bajado como 5 k y he subido masa muscular. Me sirvió ene seguir en Instagram a Josefa Westphal, una chiquilla que hace bikini fitness, un amor de persona y full motivadora.

    Lo otro es que efectivamente, mi mente es el que hace el trabajo. Me mentalicé para que las cosas chanchas me dieran asco y me funcionó. Ahora no soporto el pan con queso, y si lo hago, me queda el estómago pesado y no quiero volver a verlo. Igual con los cereales o completos. Ya mi cuerpo los rechaza, pero porque primero mi mente comenzó a rechazarlos.

    No es fácil, pero se puede! Ahora me es muy rico ir a tiendas y ver que la ropa me queda mejor, o puedo lucir esa ropa deportiva muy linda y sin problemas =)

  7. Chicas, yo conozco muy de cerca y desde hace muchos años a una mujer de mi edad que siempre tuvo obesidad, desde que la conocí cuando apenas teníamos 9 años, un día después de muchos intentos por tener un peso saludable, alimentarse bien, etc, decidió, meterse a este grupo (el cual para los beneficios que trae, es bastante economico) no le dijo a nadie en un principio, todas notamos que de pronto habían cambiado sus hábitos alimenticios, que comenzaba a verse mas flaca, yo estaba feliz por ella, no me hacia muchas ilusiones, porque la posibilidad de fracasar en algo así es bien alta, me contó que iba a un grupo de apoyo, ella le llamaba de otra forma, algo chistoso, que hacia un poco ver que ella se reía de si misma al verse necesitando un grupo de apoyo para algo tan personal, ella es una mujer fuerte, educada, profesional y valiente. Hoy esta a punto de terminar el tratamiento, es el mejor ejemplo que tiene hoy en día este grupo de profesionales que hacen una labor increíble, no los conozco, conozco a su alumna modelo, y si ayudaron a ella a ayudarse a si misma de esta forma, creo que tiene grandes posibilidades de lograrlo con mucha gente mas. Cada vez que veía a mi amiga a lo largo de estos meses que hoy son un año (que se pasaron volando para mi e imagino lento para ella) la veía mas feliz, no sólo venció la obesidad, cambio sus hábitos, mejoro su salud, su forma de relacionarse con la gente, etc. Aprendío a quererse a mi misma de una manera mas amplia, ella siempre se supo inteligente, capaz y creativa en muchas cosas, pero tener todo eso y no tener salud por lo que uno mismo le hace a su cuerpo y sentir que siempre será la gordita es algo terrible con lo que ella se había estado resignando a vivir. Hoy no, ahora es mas fuerte que antes y se quiere de una manera mas especial, se siente capaz. Aún tiene miedos y falencias en su vida, ahora la veo y me dice, pucha no he terminado esto, no se que hacer respecto a esto otro, etc. Pero hay un gran aspecto de su vida, donde ella ya ganó y eso es maravilloso. Yo cada vez que me enfrento a algo grande a algo que me asusta abarcar, algo que debo solucionar, pienso en como otra mujer como yo, fue capaz de algo así y me doy ánimos. Eso, chiquillas espero que este testimonio sobre un fragmento la vida de alguien mas, inspire a ellas que tienen un problema así u otra cosa en su vida que deben solucionar. Abrazos.

  8. Yo soy súper flaca y en una época traté de subir de peso, no pude y al final dejé de tratar. Luego me di cuenta que no vale la pena sufrir por no encajar en el molde que es bien visto por la sociedad, cuando la mayoría no calza en este molde, hay gente que tiene una tendencia a ser muy flaca, otras algo rellenitas y hay que aceptarlo no más, como también hay que aceptar que a veces las cosas no salen como uno quiere. Lo importante es estar en una rango de salud y eso puede ser estando algo flaca o algo rellena y si en general me alimento bien, qué tiene de malo celebrar ocasionalmente con una torta, un trago, comer un chocolate, si no va a ser algo constante.

  9. Todo esta en nuestra propia existencia el método Gabriel es muy interesante y hace entender como mentalizar nuestro sistema Fat II

Dejar una respuesta