Objeto de deseo: mimbre de Chimbarongo

1766

image
por Mariana y punto

Hay ciertos lugares donde entras y hay que aguantarse para no terminar comprándolo todo; algunos de los que me inspiran ese sentimiento son las librerías tipo Papelaria o Nacional y sus artículos de escritorio, tiendas de decoración o casa tipo Cómodo o CasaIdeas (menos mal Depto 51 no tiene tienda física), las de belleza con miles de esmaltes de uñas como DBS, por mencionar algunas.

Chimbarongo es un lugar donde me pasa eso mismo: me lo quiero llevar todo, aunque no lo necesite. Es irresistible pasar por sus puestos en la carretera cuando vienes de vuelta del sur y en auto, y cuando paso por ahí en bus sólo puedo mirarlos con añoranza y deseo.

Creo que lo único que me contiene es la falta de espacio para traerlos a Santiago, y que menos mal que logro racionalizar que, pese a que cada objeto por separado me encanta, mi casa se vería un poco disfrazada de Chimbarongo si es que realmente adquiriera todo lo que me gusta del mimbre.

Lo mejor -y la gran diferencia con la mayoría de lugares que he visto que venden mimbre en Santiago, excepto la Vega- es que las sillas, bandejas, canastos de picnic, repisas, baúles y demases son muy baratos. Una referencia que no deja de impactarme: las preciosas sillas-sillones huevo en Chimbarongo cuestan 15 lucas (en Santiago las he visto a más de 70 lucas…).

2 COMENTARIOS

  1. Yo debo reconocer que mi dpto de recien casada parecía un poco Chimbarongo. Nos fuimos a vivir de Stgo a Conce, así que a la pasada paramos y compramos n cosas que aún conservo en mi casa DFL2. Me pasa lo mismo en los artesanos de madera de Rengo (en realidad es la localidad vecina de Rengo), me traería todo!

Dejar una respuesta