El Acuerdo de Unión Civil en Chile ya es ley

664

unioncivil
por daria

Hoy se promulgó la Ley de Unión Civil en Chile, el reconocimiento legal por el que tanto lucharon diversas organizaciones de la sociedad civil, como Movilh y la fundación Iguales.

Esta ley, al contrario de lo que se suele creer, no es sólo para parejas homosexuales sino para heterosexuales también. Por supuesto que está marcada por la lucha de años por el reconocimiento a los derechos homosexuales, pero lo importante es que todos pueden acceder a ella y que regula aspectos que estaban quedando fuera en el caso de parejas que no se casaban.

Por ejemplo, los convivientes civiles -el estado civil que recibirán quienes opten a la Unión Civil- serán considerados legalmente familia, lo que aclara temas importantísimos como protección en materias de salud; regula aspectos patrimoniales y otorga derechos en caso de fallecimiento.

Además, la ley se hace cargo de la familia como tal: si fallece un miembro de la pareja con hijos, el otro tendrá prioridad para cuidarlos y en caso de resolución de conflictos serán los Tribunales de Familia los encargados de resolverlos.

Si bien el próximo paso es el matrimonio igualitario, sin duda esta es una de las iniciativas más importantes que se han promulgado últimamente porque por fin se reconoce legalmente a todos, a todo tipo de familia y nos acerca un poco más al país inclusivo que tanto queremos ser.

Si quieren informarse más sobre esta nueva ley, pueden ingresar a los sitios de la fundación IgualesMOVILH o al sitio de Gobierno para obtener más información.

5 COMENTARIOS

  1. que mas que aplaudir, aun con Chile cayendose a pedazos, lleno de ladrones, corruptos, todos mofados por los empresarios mafiosos, algo bueno que ocurra

  2. es una ganancia a medias…porque igual no todos se pueden casar y no entiendo cuál es el problema si una cosa es el matrimonio civil y otra cosa el religioso… pero algo es algo y en todo caso una excelente opción para aquellos que no creen en las institucional del matrimonio pero si quieren regular ciertos temas y tener ciertos derechos, aunque es solo opción para los hetero no para lo homo que es una suerte de “es lo que hay”

  3. Me alegro ene porque, aunque no es matrimonio igualitario a secas, comenzamos a ver el reconocimiento de hacer familia de manera diversa, de vivir el amor y el afecto sin importar si es como alguien de distinto o el mismo sexo. Aún queda mucho por hacer, pero es un lindo primer paso.

Dejar una respuesta