Desafío: No comprar ropa durante un año

3445

comprarropa
por Jo M.

He tenido que reducir varios de mis gastos habituales por una pequeña crisis provocada por cambios laborales y personales que he vivido durante este 2015. Pero he decidido afrontar varias de las dificultades como lo que son: simples problemas de los que voy a sobrevivir. Así ha sido como decidí imponerme el desafío de no comprar ropa durante un año.

Tampoco es que me la haya pasado comprando ropa, pero sobre todo en los cambios de temporada solía estar pendiente de mirar un vestidito por ahí, unas pantys de colores por allá, una nueva chaqueta al mes siguiente, unos zapatos para la lluvia… y la verdad es que a veces no te das ni cuenta (y juras a los cuatro vientos que nunca te compras ropa), porque hasta del supermercado puedes salir con una nueva y útil prenda.

Pero esta vez no. Tengo un clóset lleno de ropa en buen estado, por lo que realmente no tendría por qué ser una gran dificultad. Al contrario, ahorraré tiempo que quizás el año pasado ocupé vitrineando o probándome posibles prendas nuevas (pucha que toma tiempo probarse ropa), y le daré una oportunidad a ciertas prendas que estaban olvidadas en algún cajón o que no me animaba a usar.

Por trabajo a veces estoy rodeada de gente que casi no repite la ropa, y aunque a veces eso acompleja, yo no soy ni he sido nunca una de ellas (es más: me niego a botar algunas prendas que usaba hace más de 10 años). Siempre se puede inventar una nueva combinación con prendas antiguas, y en eso puedo ocupar el tiempo que el año pasado gasté comprando.

¿Cada cuánto tiempo suelen comprar una prenda de ropa nueva (o usada)?

21 COMENTARIOS

  1. En mi caso desde que empecé a trabajar, siempre la ropa fue una preocupación,,, me gastaba muchísimo dinero en prendas de buena calidad y lo hacía cada 2 semanas mas o menos.. entre carteras, zapatos, chaquetas, chalecos etc,,, siempre todo para la pega…
    pero hoy tengo casa propia (desde hace algunos meses) y desde esa fecha que no compro NADA… increíble pero cierto… NADA de NADA…toda mi plata la invierto en mi casa y su decoración… y cuando el tema de decoración estuvo mas o menos terminado ahora pienso en invertir en electrodomésticos mas caros y menos necesarios pero igualmente muy útiles: secadora, lavavajillas y otros… o en remodelar un patio de servicio que tengo poniendo techo y piso nuevos…. mi mayor motivación es mi hogar… me arrepiento de haber gastado tanto en ropa que hoy -mucha de ella- nisiquiera uso…

  2. Te entiendo, yo ya pase por ese desafío de no comprar ropa durante un año (año 2014) y este 2015 tal como tu lo estas pasando, las cosas no andan bien para muchos. Al principio cuesta la adaptación, pero después te acostumbras a no comprar ropa y ya no es una prioridad. Ahora este 2015 decidí comprarme algo, lo necesario, ya que gaste mucho mis jeans el año pasado y chalecos también, el truco es ser selectiva, comprarse prendas básicas por que por mucha ropa que tengas siempre terminas dandote vueltas en las mismas, su jeans negro y azul, su polera blanca, su chaqueta negra, botines etc etc. Y ANIMO!! te ahorrarás mucho dinero!, es heavy como es adictivo, entre mas ganas mas gastas nunca es suficiente.

  3. En mi caso el desafío sería: comprar ropa en menos de dos años. Sí, en serio. Prácticamente nunca compro ropa, no me gusta. Lo último que compré fueron zapatillas que no cambiaba desde el 2010.

    Saludos Chiquillas!

  4. Uta que buen desafío, yo soy shopaholic y en terrible, a veces me pongo los desafíos de “ya este mes no comprare nada” y la verdad es que desde que trabajo nunca ha pasado un mes en que no compre ropa, no me resulta …. siempre quiero cositas nuevas.

    Ahora estoy en una medio crisis financiera, este 2015 no ha sido muy fácil así vamos que se puede y lograr no comprar más allá de lo necesario para poder salir de esta …

  5. Debo admitir mi adiccion a la ropa. por mi me compraría algo nuevo cada día, desde que vivo sola compro compro compro, me encanta, desde cosas para el hogar, para mi novio y en especial, ropa, zapatos accesorios y maquillajes para mi, me encanta preparar mi tenida para el otro día, soy feliz viendo mi colección de zapatos,creo que es una terapia comprar, aunque soy consiente de mis gastos, nunca compro mas de lo que gano, y no uso casas comerciales, me gustaría hacer esto, creo que con toda la ropa que tengo pasaría súper un año, pero Nose si la tentación de las nuevas temporadas me lo permitan.
    Saludos

  6. Soy re mala para vitrinear, por tanto casi nunca me compro ropa. Ahora estoy tratando de invertir tiempo y plata en comprarme ropa de inverno, porque me di cuenta que tengo re poca.

  7. vengo en vacas flacas hace un rato largo, y le sigo diciendo “las botas nuevas” a las que me compre el año 2007… asi que con eso basta para hacerse una idea de cada cuanto me compro algo… =(
    Ya ni siquiera voy al mall o miro tiendas para no deprimirme.

  8. Uh, las cagó el desafío difícil, sobre todo cuando todo nuestro ambiente nos bombardea con el mensaje “COMPRA COMPRA COMPRA” 24/7!!! Es un ejercicio de conciencia y voluntad enorme, porque el ambiente es super tentador, la ropa está tan a la mano que es imposible salir de la casa sin toparse una oferta increíble, o echarle el ojo a alguna cosita que tenías pensado que “le faltaba al closet”, cuando la verdad es que podemos vivir perfectamente con lo que tenemos y menos! Voy a tratar de recordármelo más seguido. Te deseo mucha suerte y espero oír como te fue en un año, Jo!!

  9. que complicado!! pero bueno en momentos apretados ….tenemos mil prioridades antes de comprarnos ropa que se deja de lado el vitrineo.

  10. Yo creo que es fácil dejar de comprarse ropa, cosméticos, etc. Por lo menos lo que a mí me ha funcionado es preguntarme (y responder sinceramente) si de verdad necesito comprarme eso; si la prespuesta es no, no se compra y listo!

  11. Algo que he aprendido con los años es a comprar buenas prendas básicas y de onda más clásica (poleras lisas, jeans, abrigos, botines, etc.). Se hace la inversión sólo una vez y te pueden durar varios años porque no pasan de moda; si es buena ropa, siempre te vas a ver bien. Por eso prefiero evitar las cosas con estampados vistosos (todo el mundo se acuerda cuántas veces te lo has puesto) o cortes y formas demasiado extravagantes.
    La clave, diría yo, es evitar a toda costa comprar esas típicas prendas full a la moda que se alcanzan a usar sólo un par de veces hasta que pasan de moda y no las usas nunca más (después te preguntas: cómo me puse esa huea tan fea?).
    Para mí el típico ejemplo de esta ropa “a la moda” que después terminas botando a la basura son las cosas Forever 21: uno se encandila por lo “in” y barato y te lo compras, pero no pasa ni un mes hasta que o pasaron de moda o ya se pusieron peludas, hilachientas o deformes.
    Ahora bien, obvio que a veces es necesario comprarse algo más de la temporada: una polera para salir (un crop top negro, por ejemplo) o un accesorio más ondero. Pero, de la misma forma, es regla de oro para mí no gastar demasiada plata en algo que es muy taquillero: cuando pase de moda va a ser como haber botado la plata.
    Creo que la ropa debe ser una inversión inteligente y a largo plazo. He hecho el esfuerzo de ir comprándome de a poquito cosas mejores en lugar de llegar con 20 poleras de plástico full moda de F21.
    Al final para verse bien no es necesario llevar el último grito de la moda; basta con saber combinar ingeniosamente ropa clásica, bonita y de buena calidad con alguna que otra cosita más a la moda.

Dejar una respuesta