Ahorra con estos 11 consejos en el invierno

931

ahorroenergia
por Rox

En invierno todo sube de precio, y también el consumo de energía. Y como en Zancada nos preocupamos de ustedes, nunca está de más darles algunos consejos para ahorrar.

– Utilizar el horno solamente para cocinar y no para descongelar porque sino consume demasiado.
– Las cocinas de gas son las que más ahorran energía.
– Se puede ahorrar controlando el tiempo de encendido de aparatos más pequeños como el secador de pelo, la batidora, la tostadora, la plancha de pelo o el microondas.
– Dejar entrar el sol en invierno y no dejarlo pasar en verano, permite ahorrar calefacción y refrigeración.
– Aprovechar al máximo la luz natural.
– Revisa el sistema de calefacción al menos una vez al año para garantizar un funcionamiento eficiente. Si tu equipo de calefacción tiene muchos años, renovarlo puede suponer ahorros de casi el 50 por ciento en el consumo de gas.
– Usa bombillas de bajo consumo y sustituye lámparas incandescentes por lámparas fluorescentes compactas.
– No pongas más agua de la que vas a usar en el hervidor, y si pones más, guárdala en un termo.
– Los refrigeradores no deberían de estar cerca de la estufa, el lavaplatos o el ventilador de calor, o estar expuestos directamente a la luz del sol. Su exposición a áreas calientes les harán utilizar más energía para mantener su temperatura baja.
– Cierra todos los bordes y rajaduras de las ventanas con masilla de cuerda. Esta es la opción más económica y sencilla.
– Las ollas a presión reducen el tiempo de cocina.

¿Qué ponen en práctica ustedes para ahorrar energía en invierno?

(fuente: Universidad del Pacífico)

Foto: jawshouamoua vía Flickr

4 COMENTARIOS

  1. Están buenos los consejos. cuando hace frío ponerse chaleco, para prolongar el tiempo sin uso de la estufa.- y también evito usar estufa tomando harta agua caliente…especialmente con jengibre, calienta mucho el cuerpo.

  2. Me fui a vivir sola hace poco, así que para ahorrar busqué algunos tips: intento no abrir el refri demasiadas veces sólo lo justo y necesario (al principio lo abría y era como automático.. ahora lo pienso un poco antes, abrir y cerrarlo a cada rato gasta mucha energía); me abrigo harto y sólo si no aguanto el frío prendo la estufa (no al extremo de no prenderla nunca, pero me mido con eso); en las orillas de las ventanas de mi pieza puse huinchas para aislar el frio, no son tan caras de verdad (3 mil aprox. el rollo de 6 metros) y sirven; puse alfombras shaggy gruesas, el depto es bien helado y soy muy friolenta.. y en serio se siente menos frio.

Dejar una respuesta