Vacaciones: a Pipa los pasajes

1708

Pipa
por Fran Jaeger*

Hace algunos meses estaba armando el itinerario de vacaciones con mi mejor amiga a Brasil y me dijo que sí o sí teníamos que ir a Pipa, una playa a dos horas al sur de Natal y que según contaban sus amigos, era imperdible. No sabía que existía, normalmente estamos acostumbrados a saber de Rio, Florianopolis, Camboriú y ahora un poco más de Morro de Sao Paulo. Busqué en Google fotos e información pero nunca me hice una idea hasta que llegué. Y quedé sorprendida, fue amor a primera vista, después de viajar tantas horas sentí que valió la pena la cantidad de kilómetros recorridos.

El centro tiene una calle principal de piedra muy bien conservada que refleja el pasado de Pipa, un antiguo pueblo de pescadores que ha logrado mantener esa esencia. Ahí se concentra todo el comercio, los restaurantes que tienen gran variedad de comida, agencias de tours, artesanos que trabajan con piedras típicas, muchos turistas caminando relajadamente y los nativos brasileños mostrando su espíritu alegre. El carrete también es parte de ahí, como en Brasil no hay restricción para tomar en la vía pública, en tres bares se concentra la fiesta. Todos se mueven de un lugar a otro bailando alegres tonos de samba y cumbias argentinas.

praiadoamorPipa

Pero eso no es Pipa. Pipa es playa, surf y tranquilidad. Hay cuatro praias, a las cuales se puede ir caminando y cada una tiene su encanto. Los turistas que se ven de noche, en el día están disfrutando las olas para practicar surf y sup en Praia do Amor. Otros, se aventuran en ver a los delfines que están cerca de la orilla en Praia dos Golfinhos, mientras que los que prefieren relajarse van a Praia do Madeiro y a la Praia de Pipa. ¿Se imaginan este paisaje con un plato de camarones apanados que sirven a tu propia reposera?

No hay que preocuparse por dónde dormir, hay hostales y hoteles para todos los gustos y bolsillos. Incomparable es el “café da manha” con frutas frescas y típicas. El clima tropical que permanece igual todo el año caracteriza a Pipa, por lo que no hay ninguna excusa para no ir y tomar un agua de coco para sentirse de vacaciones. Y tal como dice un cartel a la entrada de Praia do amor “Volte Siempre, paraíso é aquí” (Vuelva siempre el paraíso es aquí).

*Si quieres escribir en Zancada, tienes que mandar tu texto con título y nombre con el que quieres firmar a contacto@zancada.com en un mail titulado TEXTO. Como siempre, si va con nuestra línea editorial felices lo publicaremos.

25 COMENTARIOS

  1. Yo fui hace unos años y de verdad es precioso. Lindo, tranquilo, entretenido! Playas maravillosas, se puede recorrer en buggy, hacer canopy, la comida tradicional es muy rica y la gente muy amable! Llegar allá es cansador, vuelo de 4.30 hr a Sao Paulo, otras 3 hr de vuelo a Natal y 2 por terrestre a Pipa (no creo que haya vuelo directo Santiago -Natal) pero vale la pena! Imperdible!

  2. Pipa es increible!! 100% recomendado una de las mejores experiencias de vida….es otra onda…todo supr relax…se come rico barato no se van a arrepentir

  3. Me encantaría ir, chicas manden datos onda hospedaje, lugares donde hay que ir si o si.
    Cosas varias, cuando ir idealmente.,
    desde ya mucahs gracias.

Dejar una respuesta