Objeto de deseo: Estuches

1130

estuches
por Mariana y punto

Cuando iba en el colegio e incluso en la universidad siempre le daba mucha importancia al estuche de lápices; pasé por estuches de cuero ochenteros, a otros cosidos por mí, a unos metálicos, gigantes, chicos, firmados por mis compañeros, pulcros, etc. Hasta que dejé de estudiar y con eso dejé de usar estuches.

O eso creía, porque la verdad es que de repente me di cuenta de que la vida adulta también puede estar llena de distintos tipos de estuches: los cosmetiqueros (en mi caso: uno para la casa, uno por si salgo por una noche, uno para viajes, uno para la cartera, uno para los maquillajes), los estuches para los cables (para el cargador del celular, para los audífonos, para el cargador del computador, etc), por nombrar algunos.

Y ahora último he empezado la búsqueda de estuches nuevamente para artículos de escritorio: como empecé a aprender sobre caligrafía, necesité estuches para la tinta china y para las plumas, para no manchar mis bolsos cuando los anduviera trayendo. Además ando siempre con más de un lápiz en la cartera, y como se pierden tan fácilmente como los calcetines, lo más práctico -y bonito- fue empezar a acarrearlos en un estuche.

Pero no es fácil encontrar lindos estuches. Mis datos:
– Para lápices y plumas: Pajarito de mimbre
– Para cosmetiqueros: CasaIdeas y Forever 21
– Para tintas o monederos: en el piso de diseño del Parque Arauco venden unos de materiales reciclados
– Para cables: artesanos de la calle (he encontrado a la salida del metro Pedro de Valdivia)

7 COMENTARIOS

  1. me encantan!
    los uso para diferenciar cosas en la cartera, así en vez de tener todo desordenado tengo cosas dentro de estuches 🙂

  2. Hola! Yo sé que no viene al caso, pero dónde estás aprendiendo Caligrafía?, yo quiero.

    Ahora si, viniendo al caso, yo también tengo una colección de estuches, los amo, tengo para todo, hasta estuches para los estuches.

    Saludos.

  3. Gracias a tu post decidí utilizar la ropa que no uso y hacer estuches para los cargadores que siempre se enredaban o perdían.

    Coser a manito es algo que no hacía hace mucho tiempo.

Dejar una respuesta