Estreno en cines: la delirante Vicio Propio (Inherent Vice) de Paul Thomas Anderson

750

viviopropiobenicio
por @ConchitaQ

Paul Thomas Anderson es un director que siempre ha sido (y será) desconcertante. Nunca se deja influenciar por el cine más comercial ni lo que están haciendo sus pares, además ha demostrado que no tiene límites para contar sus historias y crear personajes tal como se aparecen en su cabeza. Me lo imagino incómodo con su talento, perfeccionismo, obsesiones, referentes, carisma, y no es casualidad que actores secos quieran participan de sus trabajos y brillen por sus actuaciones (entre ellos la Julianne Moore, Daniel Day-Lewis, y el querido Philip Seymour Hoffman).

Vicio Propio (Inherent Vice) es su séptima película, y al igual que Petróleo Sangriento y The Master (ambas nominadas al Oscar) nos deja completamente perturbados y confundidos sobre lo que acabamos de ver. Es una historia delirante de principio a fin, donde se juega con las alucionaciones, droga, sueños, psicodélica.

La cinta policial está basada en el libro de Thomas Pynchon (autor que todos lo que han entrado en sus novelas, lo aplauden con locura), y ambientada en California en los años 70s con una bella dirección de arte. Su protagonista es el detective privado “Doc” Sportello (Joaquin Phoenix), quien deberá investigar sobre la desaparición de su ex polola, Shasta Fay Hepworth (Katherine Waterston) que estaba bien metida en algo raro con el millonario Mickey Wolfmann (Eric Roberts).

viciopropioreese

Acá les dejo tres razones para verla:

1. Es una película completamente sensorial: lo más impactante de Vicio Propio es la atmósfera a la que te somete Anderson. Algo muy especial hay en su narrativa que a ratos no encaja ni pretende ser coherente, junto a imágenes que vibran por sus locaciones y música (realizada por Jonny Greenwood de Radiohead, el mismo de Petróleo Sangriento y The Master). Con muchas escenas con fundidos y transiciones que te mueven dentro del paranoia de Doc.

2. Tiene grandes personajes absurdos y actuaciones increíbles: partiendo por nuestro protagonista Doc, un detective hippie, siempre drogado, bien patético, y con una gran actuación de Joaquin Phoenix.
Además, tal como ya lo vimos en Boogie Nights presenta un elenco coral que destaca por personajes excéntricos, como por ejemplo su enemigo Josh Brolin. O su amante y fiscal, Reese Witherspoon (tienen harta química, ya lo habíamos comprobado en Johnny y June). El abogado, Benicio del Toro (sexy). El saxofonista y soplón del FBI, Owen Wilson. La secretaria del consultorio/oficina Maya Rudolph.

3. La delgada línea entre lo real e irreal: me pareció que en la película todo está oscilando entre la ley y la corrupción, la verdad o el engaño, el FBI y la mafia, lo clandestino y lo oficial. La historia siempre se mueve abriendo preguntas, donde todo es caótico y freak (como la voz en off presente en toda la historia).
A ratos me hizo recordar las clásicas escenas delirantes de Magnolia, que no buscan explicarte por qué, las cosas extrañas e inesperadas simplemente pasan.

viciopropioowen

Vicio Propio se estrenó en cines esta semana, y puedes revisar sus horarios acá.

4 COMENTARIOS

  1. Obvio que quiero verla. Me encanta este director. El problema es que todo lo que se de esta película es que todos coinciden en que es la peor de Paul Thomas. Abrá que ver que tal.

    • Nunca más escribo a estas horas y desde el celular. Menos si no puedo editar. O probablemente debiera revisar lo tecleado antes de publicar. Mal.

Dejar una respuesta