Los sorprendentes porotos verdes

1902

image
por Mariana y punto

Nunca le había prestado gran atención a los porotos verdes hasta este año. No sabía ni cómo se cocinaban o preparaban, y con suerte tenía cierta noción de que quedaban buenos en una tortilla.

Ahora me hice fan. Coincidieron dos cosas: comprobé que efectivamente no hay tortilla que encuentre más rica que la de porotos verdes (o bueno, quizás la de papas, pero son tan diferentes que no compiten) y empecé a entender el chacarero, un sándwich del que realmente hasta hace poco no me cabía en la cabeza tanto fanatismo.

Como hace tiempo me intrigaba la fama de este sánguche, probé sin querer queriendo un chacarero vegetariano que estaba comiendo amiga en la fuente de soda Genaro’s, y encontré tan sabrosa esa mezcla de porotos verdes, tomate y ají verde que imaginé que con carne sólo podía resultar mejor, y me di cuenta de que realmente no necesitaba en absoluto mayonesa (un ingrediente que amo) para no ser seco. Justo unos días después leí una columna de Don Tinto donde decía que esta es la mejor época del chacarero, porque tanto los porotos verdes como el tomate frescos están en su mejor momento y sabor.

Y en realidad pensándolo bien hasta como ensalada quedan ricos, son un ingrediente del charquicán y más encima son muy fáciles y rápidos de hacer.

Foto: Diógenes 😉 vía Flickr

14 COMENTARIOS

  1. El poroto verde fresco es exquisito, sobre todo ahora en verano que están en su peak. El poroto verde congelado aún no me convence.

  2. Las verduras son maravillosas… el poroto verde le sa sabor rico a la cazuela, al arroz primavera, a todo…
    yo no hago mucha tortilla pk me fallan los tiempos y me queda mal… pero adoro todas sus preparaciones, la ensalada de porotos verdes con harto limon, insuperable… siempre compro, corto y congelo, porque siento que sin su sabor, las comidas son re fomes

  3. Hay que saber comprarlos, yo pago en verano entre 1.000 a 1.200 por los “blancos” en la vega pero llegan a vale 2 mil e incluso 3 mil pesos el kilo, cortarlos y hay gente que los cocina y luego los pone en hielo, como que los blanquea no mas
    A mi me encantan, y uno de mis sanguches favoritos sin duda es el chacarero

  4. Mi mamá los hacía en guiso, haces un pino no muy pesado ni cargado a la carne, (con molida de pavo queda super), una vez cocido el pino le agregas los portotos verdes cortados en trocitos de 2 a 3 cms, y cuadritos de zapallo, cuando a eso le falte poquito le echas choclo picado y lo dejas cocinar, a veces se le puede echar la mitad de un caldo concentrado, depende del gusto y del aliño del pino, lo sirves con arroz, papas doradas, mi favorito es con papas fritas en cuadritos 🙂

    • Mi mamá le llama “ensalada de porotos calientes”, y le agrega además tomate. Creo que era la comida que más odiaba en verano, no entendía que mi mamá hiciera eso con tanto calor, y sin embargo soy fan de los porotos con mazamorra, pirco, humitas, etc. El poroto verde, salvo en esa preparación, me encanta como tortilla, ensalada, en sandwich, en la cazuela,etc.

  5. Mi papá se atoró hace unos 6 años con un poroto verde, así que llevamos más de 6 años sin comer porotos verdes donde mis padres

  6. Tengo pésima suerte para comprar los porotos, siempre me salen incomibles de duros 🙁 tendre en cuenta la info que entrega Myriam…

Dejar una respuesta