Chile gana dos Osos de plata en el Festival de Cine de Berlín 2015

2811

El-ClubBoton

Una vez más, el cine chileno ha sido reconocido en el extranjero. Pablo Larraín y Patricio Guzmán fueron galardonados con el oso de Plata en la 65º edición del Festival de cine de Berlín.

“El Club” de Pablo Larraín ganó el Oso de Plata en la categoría Gran Premio del Jurado, y “El botón de nácar” de de Patricio Guzmán ganó el Oso de Plata al mejor guión. El Premio Ecuménico fue también para “El botón de nácar” (Chile/España).

El Oso de Oro 2015 se lo llevó la cinta “Taxi” del iraní Jafar Panahi, donde él mismo maneja un taxi y filma las entrevistas que realiza en el auto. Panahi tiene prohibido hacer cine por 20 años en su país, sin embargo continuá haciendo realizaciones de manera clandestina. Puedes ver todos los premios en este link.

Otros ganadores chilenos en la historia de este festival han sido Gloria de Sebastián Lelio, que ganó el Oso de Plata a la Mejor Actriz por la actuación de Paulina García; Raúl Ruiz quien ganó el Oso de Plata por Genealogías de un crimen y Ricardo Larraín con La frontera.

En el marco del festival están también los Teddy Awards, que premian a películas de temática LGBT –el primer ganador en la historia de estos premios fue el entonces joven Pedro Almodóvar con La ley del Deseo, en 1987–. Chile también resultó ganador con las producciones de Sebastián Silva, Omar Zúñiga y Aldo Garay:

Premio Teddy al cine homosexual: “Nasty Basty“, de Sebastián Silva (EEUU/Chile): Narra la historia de una pareja gay de Brooklyn que intenta concebir un bebé con la ayuda de su mejor amiga interpretada por Kristen Wiig.

Premio Teddy al cine homosexual (cortometraje): “San Cristóbal“, de Omar Zúñiga (Chile): Cuenta el viaje de Lucas para visitar a su hermana Catalina en Chiloé, en ese trayecto conoce a un joven pescador con el que inicia una historia sentimental.

Premio Teddy al documental homosexual: “El hombre nuevo“, de Aldo Garay (Uruguay/Chile): Se trata de la historia real de una travesti nacida de Nicaragua, adoptada por una pareja de militantes de izquierda uruguaya en la revolución sandinista y su reencuentro con el país que lo conoció como niño y donde hoy desea ser aceptado como la mujer que es.

Imagenes: cortesía Cinema Chile

2 COMENTARIOS

Dejar una respuesta