Camping: mis imprescindibles para acampar con comodidad

1413

image
por Mariana y punto

Desde hace un par de años volví a acampar gracias a que logramos armar un grupo campista con varios amigos. Y como antes de eso llevaba casi 10 años sin irme de camping, al volver a la práctica me encontré con muchos avances tecnológicos que hacen de acampar una experiencia tanto más cómoda que cuando era una joven adolescente y después veinteañera.

Entre la modernidad y la vida adulta he descubierto tantas comodidades que, a menos que haya lluvia de por medio, acampar no me parece algo particularmente aperrado sino simplemente el descanso ideal. Entre esas comodidades, mis infaltables son las siguientes:

Colchón inflable: desde siempre hay campistas que viajaban con colchoneta, pero como yo soy peatona nunca habría podido acarrear algo así, por lo que la aparición del colchón inflable realmente me cambió la vida y duermo casi tan cómoda como en mi propia casa. Lo mejor son esos colchones que inflas con el pie, con los que ni siquiera necesitas un bombín y en cosa de minutos tienes tu cama lista. Además no son caros, pueden costar entre 10 y 20 lucas sobre todo en esta fecha.

Linterna de cabeza: éstas las descubrí en el terremoto de 2010 porque una amiga tenía, y desde que me compré una que es mi accesorio favorito de camping. Hacer cosas de noche sin tener las manos ocupadas en sostener una linterna hace que subir al baño, cocinar, ordenar la carpa y ponerse pijama sean acciones tanto más sencillas y cómodas que antes, sin importar lo perno que uno se ve. Soy la envidia de los niños.

Buen saco de dormir: esto siempre ha existido, pero cuando era chica no podía gastarme lo que costaba uno decente. Ahora en cambio hice la inversión (en esta misma época por lo que estaban con descuento y me costó como 30 lucas) y nuevamente mi vida cambió. Entre el colchón inflable y el saco bueno nunca más pasé frío de noche, algo que antiguamente era sinónimo de acampar. Quienes andan en auto pueden hacer algo todavía más cómodo: llevarse la misma ropa de cama de invierno que usan en sus casas y dormir en el camping con sábanas y frazadas o plumón.

Sillas con respaldo: he tenido sillas plegables y de esas playeras de madera, lo importante es que ocupen poco espacio para poder llevarlas. Vale la pena el esfuerzo del acarreo ya que en los camping normalmente sólo hay asientos de picnic sin respaldo, por lo que se agradece tener un buen asiento para acomodarse en torno al fuego o mirar el paisaje.

Carpa que sea más grande que la cantidad de personas que duermen en ella: cuando chica dormíamos 4 en una carpa de 4, lo que significaba que los bolsos y/o mochilas tenían que quedar afuera o en nuestras cabezas. Ahora en cambio trato de que la carpa que sea sea una o dos personas más grande (si duermo sola, que sea una carpa para 2 ó 3; si dormimos 2, que sea una carpa para 4…), para así tener espacio suficiente para sacar la ropa de la mochila y dejarla encima.

Tapones para los oídos: si tienen mala suerte como yo, es muy probable que la persona que ronca más fuerte del camping sea la de la carpa vecina. Tengo el sueño pesado, pero si por algún motivo me despierto antes de tiempo, me es imposible volver a dormir con ronquidos cerca… he recurrido a música con audífonos, pero no hay nada como los tapones para abstraerse de lo que pasa alrededor y que no quieres escuchar ni que te despierte.

¿Tienen otros imprescindibles al momento de acampar?

4 COMENTARIOS

  1. Justo llegué de camping unos días antes del terremoto, así que tenía todo lo práctico a mano el día que tembló. Incluida la linterna de cabeza, que siempre tengo en el velador!
    Para mí lo mejor es llevar poco peso, afuera quedan comodidades como el colchón infalible, las sillas, y cualquier otra cosa que no sea imprescindible. Ahora que hago deporte, no veo lejano el día en que pueda hacer un sendero empinado de varias horas con la mochila a cuestas.
    Entre las cosas que no pueden faltar, mi vaso térmico que no se filtra con nada y que me permite disfrutar de algo caliente a la hora que se me antoje, una toalla de microfibra porque ocupa menos espacio y se seca en un santiamén, una buena colchoneta, para que no duela nada, pero sin cargar tanto volumen como con un colchón inflable, saco igual de bueno, para que no se me destape nada y sea chiquitito, y botellas chicas de mis productos regalones. En camping se hacen tolerables y entretenidas muchas cosas y, por eso a veces lo más rico es no tener que aproblemarse por usar lo único que uno pilla en los almacenes.

  2. Las linternas para la cabeza son geniales!! Facilitan la vida enormemente. Otro buen invento son las cocinillas tipo “araña” son tan prácticas, pequeñitas, livianas y funcionales.
    Eso! Saludos.

Dejar una respuesta