la foto 2
por Daniela Paz (@dnlpz)

Mi amiga Jime, que vivió varios años en Estados Unidos, me había contado que estos helados eran su adicción, por eso cuando se instalaron recién ahora en Santiago tuve que ir a probarlos y fue amor instantáneo.

Ir a comer a PinkBerry es muy entretenido; primero tienes que elegir tu helado, que puede ser original, granada (estos dos tienen muy bajo índice de grasa y son descremados sin azúcar), chocolate, pistacho y otros, luego viene la mejor parte, porque puedes poner en tu vaso todos los toppings que alcancen y el precio es el mismo. Hay un montón de fruta picada como melón, arándanos, moras, frutilla, mango y más, luego vienen los otros más divertidos como gomitas de colores, nutella, chocolate menta, galletas, granola, con lo que te puedes poner creativo y variar en tu helado cada vez que vayas.

Los precios van desde $1.900 el más chico a $2.990 uno muy grande, también tienen una opción para llevarlo a tu casa. La dirección es Av. Vitacura 6643, local 2.

14 COMENTARIOS

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.