Salón Felicia, la faceta peluquera de Felicia Morales

3046

image
por Lala

Hace muchos años que no me hacía nada en el pelo además del corte cada cierto tiempo. Pero después de ver los cambios de look y las alternativas para darle color al pelo de Felicia Morales (sí, la misma de la que hemos hablado antes pero por su talento musical), me entusiasmé.

Llegué al Salón Felicia con una idea en mente, y la verdad es que me sorprendí porque finalmente salí tal como había pensado. Felicia me cortó el pelo y me hizo un freestyle en las puntas, de color rojo. Se ve súper bonito y natural y el pelo no me quedó pajoso ni feo. Además, en su salón reinan sus dos gatas (una hasta fue a hacerme cariño mientras me atendía) y dos erizos, pero a ellos dos no los vi.

Felicia atiende en su propia casa, pero tiene todo para hacer color. Lo que sí, su especialidad son los colores de fantasía, es decir, rojo, fucsia, azules, y todo lo que se te ocurra excepto los tonos tradicionales. También hace peinados y alisados, y para inspirarse pueden visitar su instagram.

Quienes vayan, de pasadita se llevarán una súper entretenida conversación, Felicia es muy simpática.

14 COMENTARIOS

  1. Felicia es un amor, una gran conversadora, y sin duda, talentosa en la música. Como peluquera en cambio, no la destaco.
    Me corté en dos oportunidades con ella y la calidad fue regular. Se preocupó de no cortar más de lo que yo deseaba y fue estupendo, pero la
    forma no quedó perfecta ni pareja en ambos lados. Digo perfecta porque me he cortado con otras dos peluqueras que sí la consiguen y cobran parecido (hacen editoriales de moda y cortan free lance)
    Uno parte a este lugar por la onda y porque con tanto famoso llegas a pensar que la pega se hace bien, pero no es tan así. Quedas conforme porque pasaste un rato agradable y no te cortaron más centímetros de los que esperaban, pero hay lugares mucho mejores, donde consigues un corte mejor logrado y que a fin de cuentas te hace lucir mejor.

    • Me pasó algo similar. Lo pasé muy bien, ella fue un amor y todo, pero al llegar a mi casa me di cuenta que mi corte no estaba parejo. Quizás con el color anda mejor.

  2. Creo que concuerdo con Yoo en que la calidad es regular, pero como uno lo pasa tan bien y en verdad no se sale con ningún desastre entonces uno queda feliz!
    Yoo podrías dar los datos de las otras peluqueras que mencionas???

  3. Yo fui el año pasado donde felicia, el salón muy bonito, muy agradable el ambiente, ella y sus gatas.
    Pero mi pelo…. no logró lo que le pedí, me quedó corto y recto sin onda y a la semana tuve que ir a cortarme donde otra chica. Sentí que hizo lo que ella quiso con mi pelo, no lo que le pedí.

  4. he visto su instagram y NI UN BRILLO! pura pose me tinca para los hipster que quieren ir a un lugar shuper alternativo pero en serio vean sus fotos!yo no se cuanto cobra espero q no caro porque dudo q lo valga

  5. mmm vi su instagram y ni un brillo… y yo aquí media huérfana de peluquero … aunque en mi investigación de mercado encontré Leonidas Hairdresser e Ivanna me hizo un freestyle super choro que me quedo casi al nivel de mi ex peluquero que me fue al norte, busquen a este Leonidas en instagram y también pueden ver los trabajos de los otros peluqueros, es medio carolo si, pero es un buen trabajo. No pongo los instagram y las páginas porque después me tirana moderación y capaz no sale mi comentario…

  6. Yo fui y quedé mega feliz, por fin alguien pudo cortarme la chasquilla como siempre quise sin hueviarme porque mi cara es redonda o no sé qué y me dejó un freestyle muy bonito y no exagerado. Creo que las chicas que han opinado mal son aquellas que están dispuestas a pagar 30 lucas por un corte en “Lady Señorita” que no es nada o que les sirvan champaña cuando van a un lugar, muy snob todo y mala onda. Viva el salón felicia!

    • Me crece el pelo horrorosamente rápido por eso he pasado por muchos lugares, pitucos y deprimentes. como cuando fui a una escuela en el centro que cobraba luca por corte. Nunca quedaba conforme, así que nada perdía con probar.

      Y bueno, después de mucho peregrinar, me quedo con dos datos para quienes preguntaron. Uno es Montserrat Niño. Cobraba 12 mil a domicilio, aun va, pero no sé que tal los precios ahora, ha pasado tiempo. Hubiera seguido eternamente con ella, pero no alisaba, y sus amigos que lo hacían eran muy careros.

      El otro dato es Carla Fuenzalida, más de un año y no la cambio. La primera vez me atendió en su casa, ahora tiene una peluquería en Barrio Italia y cobra 18 por corte. Igual que Montserrat, hace clases, lo que da cuenta de una preocupación mayor por el buen resultado. Un ejemplo de ello ? Ya no me aliso y me seco al natural, así y todo me han piropeado el pelo y me han preguntado donde me corto.

Dejar una respuesta