Resolución 2015: Empezar a trotar

1925

empezaratrotar
por daria

Odio trotar. Era lo primero que hacíamos en la clase de gimnasia del colegio, dar interminables vueltas alrededor de la cancha de atletismo. Con cada paso crecía más en mi cabeza ese odio al trote, a sentirme como un hámster en esas rueditas que les ponen dentro de las jaulas, a terminar cada rutina con un leve ataque al miocardio.

Todavía no lo supero, sin embargo, ha habido un cambio. Además del mantra personal “odio trotar” se ha sumado una pequeña, mínima, ínfima vocecita que me dice “… iguols”. No es que de pronto quiera una vida más deportiva: voy dos veces a la semana a pilates y como sano, pero desde hace unas semanas que el trote se ha ido posicionando como una posibilidad real en mi vida.

Básicamente esto surgió porque me cambiaré de casa y estaré cerca de un par de amigas a las que efectivamente les gusta trotar y si hay algo que me puede llevar a hacerlo sin que sea una tortura medieval, es trotar en compañía.

Foto: carodu

12 COMENTARIOS

  1. Me identifico demasiado con este artículo, me caaaaarga trotar, no hay caso q me acostumbre… Mi pololo me trata de motivar everyday, pero no… Es como un rechazo natura que me aflora.
    En el gym lo he logrado, creo q lo infaltable para hacerlo es tener un playlist bien motivado y pensar que trotar, es uno de los ejercicios más completos para cuidar nuestro cuerpo.
    A animarse!!!, trotar puede ser un propósito para este 2015

  2. Me identifico demasiado con este artículo, me caaaaarga trotar, no hay caso q me acostumbre… Mi pololo me trata de motivar everyday, pero no… Es como un rechazo natura que me aflora.
    En el gym lo he logrado, creo q lo infaltable para hacerlo es tener un playlist bien motivado y pensar que trotar, es uno de los ejercicios más completos para cuidar nuestro cuerpo.
    A animarse!!!, trotar puede ser un propósito para este 2015

    • mmmm hay gente que hay cosas que simplemente no le gustan y listo, no hay para que obligarse a hacerlo, acompaña a tu pololo al lado en bicielta por ejemplo,..me parece tan raro eso de algunos de querer hacerlo solo por seguir una moda si nunca les gusto

  3. Yo he trotado por harto tiempo y después de una lesión guatié un año completo. Este año me propuse volver a trotar y recuperar mi nivel. Ir a todas las corridas que pueda y sacarle el jugo a todos los accesorios choros que he ido juntando a través del tiempo. Suerte con el trote!

  4. Mi experiencia es muy parecida a la tuya, siempre odié trotar cuando estaba en el colegio, e incluso hasta hace poco (tengo 23)… Pero decidí comenzar a trotar porque mi bici se echó a perder y ya me estaba cansando de depender tanto de la bici para poder hacer deporte, así que me compré unas zapatillas y empecé a trotar. Hasta ahora, lo he hecho unas cuatro veces, y hasta lo he disfrutado. Creo que el secreto es no sobre exigirse, hacerlo despacio y saber leer las señales de tu cuerpo (por ejemplo, a mí me funciona mucho mejor trotar en la mañana que en la tarde-noche).

    Ojalá le agarres el gustito 🙂 ¡Suerte!

  5. También empece igual….. Me auto impuse el trote pq estaba muy sedentaria y me cargan los gimnasios…. Con mi horario de porquería, trotar era lo único q podía hacer en mi tiempo…. Y empece…. Y decía, puajj…. Odio esto! Pero cuando empece a mejorar y superar metas y después de cumplir un entrenamiento ordenado, me iba motivando con mi progreso. Hoy me hago mis rutas y controló mis tiempos y distancias…. Me encanta ver cuando mejoro y cacho cuando guateo…. Y aunque muchas veces digo que pajaaaa salir, lo hago igual y corriendo olvido esa paja y me siento súper!
    Animarse!

  6. Comparto completamente. Aún recuerdo con angustia las “5 vueltas al colegio” o 30 minutos de trote que ponían en Ed. Física, y el levisimo ataque al miocardio (que hizo que me hicieran mil exámenes, porque yo sentia que no estaba bien mi corazoncito). Debo decir que hace como 3 meses intenté (donde vivo hay un parque con “pista” para correr), y morí a los 8 minutos. Ahi me dije a mi misma “mi misma: basta. No puede ser que, después de la carrera completa de actuación con sus trainings del demonio, no aguantes nisiquiera 10 minutos.” Entonces hablé con una amiga que me recomendó Insanity…Cuento corto: el otro dia tuve que correr 10 minutos porque llegaba tarde a ver una obra y llegué sin una gota de sudor. Hasta me gustó.

  7. No hay nada peor ni mas condenado al fracaso que un deporte que no gusta, si no te gusta trotar busca otra actividad.
    Yo enganche con la zumba y el insanity, ahi voy rotando cuando me empiezo a aburrir de una cosa hago la otra, ambas en mi casa con videos que hay en internet.

  8. Si lo odias como dices es simple, NO LO HAGAS!!! esa moda de trotar que ahora todo el mundo quiere hacerlo ¿qué onda? es como: lo odio pero está de moda y es estiloso así es que lo haré….a mi personalmente me carga hacerlo y tampoco por seguir modas lo haría..prefiero mil veces andar en bicicleta o en patines….

  9. LOS PATINES LA LLEVAN!!!
    JEJEJE hace poco “volví” a andar en patines, y me encanta, todavía estoy aprendiendo, pero es harto ejercicio, lo recomiendo mucho. Y me gusta mucho más que trotar…

  10. Al contrario de este artículo, yo amo trotar, pero me hace pésimo. Se me imflaman las rodillas, se me apretan los bronquios y comienzo a toser. Pero lo peor es obligarse a hacer un ejercicio que odiamos, por ejemplo a mi me carga el GYM, no podría hacer ejercicio encerrada oliendo la transpiración de otros.

Dejar una respuesta