Parenthood, una serie subvalorada

760

image
por La Prima*

Toda la vida han existido series de televisión complemente subvaloradas. Series que a pesar de tener un elenco digno de todos los Emmys habidos y por haber, de contar historias que te atrapan desde el minuto uno y de tener guiones real, pero realmente buenos, son ignoradas por todos los premios, y peor aún, nunca logran tener buenos ratings. Esto lleva a la serie a sufrir una lenta y dolorosa muerte, que todos sus fans lamentan por años (porque fans sí que hay. Fans hay para todo). De estas series hay varias y para distintos gustos: Happy Endings, Arrested Development (aunque dichos fans la lograron salvar), Freaks and Geeks, Twin Peaks (recientemente salvada), etc.

Pero hoy quiero hablar de la subvalorada e ignorada Parenthood.

Parenthood (2010 – 2015) es un “drama” familiar (a mis ojos es más un “dramedy”), sobre una gran familia gringa, los Braverman: dos abuelos, cuatro hijos adultos y varios nietos. Algunos felizmente casados, otros no tan felices, algunos solteros, algunos separados.
No hay misterios, nadie es doctor, ni abogado, ni resuelve crímenes. Nadie es un chiste permanente, ni un drama agotador. Ningún personaje responde a un solo adjetivo.
Hay celebraciones, peleas, enfermedades y comidas familiares. Hay problemas de plata, de pareja, de hermanos y de padre-hijo. En definitiva son personas comunes y corrientes, viviendo su vida, siempre muy apoyados del resto de la familia.

Quizás esa simple premisa es lo que la hizo ir muriendo de a poco: suena como un dramón familiar de Lifetime, pero no lo es. Les aseguro que no lo es, no alcanza a caer en eso. Es simplemente real. Esa es la gracia que tiene: es simple y real.

Y no es que todo en esa familia sea fácil, tratan temas serios e importantes: uno de los nietos tiene Asperger, adopción, embarazo adolescente, cáncer, alcoholismo, rol de una mujer trabajadora con hijos, etc. Pero todo lo llevan con una dosis de realismo y naturalidad que no hace que uno termine asqueado de tanto drama. Te da la sensación de que es lo que tenía que pasar. De que así es la vida no más, no de que lo hicieron por los ratings.

Gran parte de lo que hace increíblemente buena a esta serie es el maravillosos elenco. Por destacar a mis favoritos, en ningún orden en particular:
Monica Potter (la mina de Patch Adams): uff esa mujer me pone los ojos rojos con dos palabras.
Mae Whitman (probablemente la han visto en mil películas cuando chica): no puedo creer que ella sea la niñita de “One Fine Day”, esa película de George Clooney con la Michelle Pfeiffer. Qué manera de actuar bien.
Peter Krause (Six Feet Under): buen actor y mino aparte.
Lauren Graham (Gilmore Girls): Lorelai, qué más decir.
Sam Jaeger: mino. Joel, su personaje, es el mejor marido que alguien pueda tener.
Bonnie Bedelia (la abuela): dentro de la serie yo creo que ella también está subvalorada. Tiene menos escenas que Zeek, el abuelo, por ejemplo, pero los diálogos que se manda… uff. Me dan ganas de ir a abrazar a mi mamá cada vez que la veo.
Craig T. Nelson (el abuelo): me encanta cómo él representa lo que se debe sentir el paso de ser “el papá” a ser “el abuelo” de una familia.
Me faltaron algunos, pero en realidad todos valen la pena y son increíbles actores.

La serie está terminando su corta sexta (13 capítulos) y última temporada en EEUU. Como toda serie subvalorada, cada año sufría con la incertidumbre de si sería renovada o no y al final la cancelaron. Por lo menos los guionistas lo supieron desde el principio así que han estado llevando la serie a un buen final. No he querido empezar a ver la sexta. No quiero que se termine.

Por último, como advertencia, Parenthood tiene fama entre sus fans (porque como dije anteriormente, siempre hay fans) de hacerte llorar en cada capítulo, ya sea de felicidad, tristeza o emoción. Yo no soy buena para llorar, lloro pocazo, pero debo decirles que Parenthood sí me ha arrancado un par de lágrimas. Y eso es mucho decir para alguien a quien muchas veces le dicen “la sin corazón”. Así que si efectivamente esto los mueve a ver la serie, háganlo con un par de pañuelitos cerca. Por si acaso.

*Si quieres escribir en Zancada, tienes que mandar tu texto con título y nombre con el que quieres firmar a contacto@zancada.com en un mail titulado TEXTO. Como siempre, si va con nuestra línea editorial felices lo publicaremos.

10 COMENTARIOS

  1. Me encanta esta serie! pensé que era la única en el mundo…
    La agarré por fin completa en Netflix, pero de pronto, desapareció… maaaaal
    Es muy buena serie, realmente.
    Una lástima que termine. Todo lo bueno finalmente termina
    saludos!

  2. Me gusta mucho y tal como alguien dice más arriba, me recuerda ene Party of Five, que fue la primera serie de la que fui adicta.
    Siento que las dos son series que se enfocan no en tremendos acontecimientos, sino que en cómo las cosas de la vida cotidiana afectan a los personajes, por eso uno siempre puede sentirse identificada. Claro que Party of five terminó chacreadísima, así que más vale que una serie termine digna a que tenga una muerte lenta, penosa y hasta patética.

  3. Me encanta! La veia en el cable, pero en algun momento me perdi, ya no sabia cuando la daban y deje de verla.
    Otra que me fascina es Brothers and Sisters, con Sally Field como la mama-viuda de un clan lleno de rollos. Tambien desaparecio derepente. Se que terminó, pero creo en el cable nunca dieron la ultima temporada…

  4. En mi listado de la jubilación me dejo cosas para hacer, una es ver esta serie, Lost y otras, no tengo idea de que trata pero a la mayoría los conozco de otras series.

  5. A mí también me encanta!, desde el 1er capítulo quedé pegadísima 🙂 . Es tan cierto eso de las series sub y sobre valoradas… el año pasado vi una serie, lejos la mejor que he visto en mi vida, llamada Sons of Anarchy. La trama, actuaciones, personajes, eran de lujo, realmente una master piece, sin embargo, averiguando leí que nunca estuvieron nominados a un Emmy, ni eran parte del “jet set” gringo hollywoodense. Pero no importa, hay series como esta que igual tiene sus fans incondicionales!

Dejar una respuesta