La masa perfecta para tartaletas

2114

pie

por pony

De las múltiples cosas que me gustan del verano es el acceso a deliciosas y abundantes frutas veraniegas. Hace unos días compramos con mi mamá 5 kilos de cerezas, de antojadas, y después de servirlas en varios formatos e incluso intentar hacer una mermelada, viendo que todavía nos quedaban, decidimos hacer un pie. Teníamos masa de pascualina que nos había sobrado, pero a pesar de que no quedó malo, decidí que para el próximo (porque todavía quedaban cerezas) quería hacer yo la masa.

Dándome vueltas por internet llegué a una preparación que no había hecho antes y la verdad es que queda buenísima, liviana y como de hojarasca. La gracia no está en los ingredientes, ya que son básicamente los mismos de siempre, pero sí en la preparación, que es importante seguir al pie de la letra.

Ingredientes:

300 gr de harina sin polvos de hornear
1 cucharada de azúcar (opcional)
1 cucharadita de sal
225 gr de mantequilla sin sal fría (del refrigerador, esto es importante)
1/2 taza de agua

En un bowl mezclar los ingredientes secos (la harina, el azúcar y la sal). Luego sobre una tabla cortar la mantequilla en pequeños cubos uniformes, alrededor de un centímetro cúbico, no con regla pero que queden uniformes todos, es importante. Poner los cubos de la tabla unos 10 minutos en el refrigerador, para que se vuelvan a endurecer luego de haberlos manipulado.

Sacar los cubitos y meterlos al bowl con los ingredientes secos, darle solo unas vueltas con un tenedor y luego verter la mezcla sobre el mesón. Va a ser efectivamente harina y cubos de mantequilla entremedio, es la idea. Uslerear la mezcla, aplastando los cubos de mantequilla contra la harina, se iran formando como “lonjas de mantequilla”, pero seguirá todo más bien separado. Volver a poner lo que se uslereó, que se verán como migas y lonjas de mantequilla, de vuelta al bowl y ponerlo en el freezer por 15 minutos.

Pasados los 15 minutos sacar el bowl del freezer y agregar la media taza de agua. Juntarlo todo, con la ayuda de un tenedor y sus manos (¡nunca batidora!), armar una pelota y uslerear. Si les queda muy mojada pueden agregar más harina para que sea más fácil.

No tiene que quedar uniforme, ya que las lonjas de mantequilla son las que le darán la consistencia aireada y de hojarasca.

Para hacer una tartaleta de cerezas o cualquier fruta, simplemente ponen la masa sobre un molde metálico, dispersan la fruta que quieran sobre la masa, espolvorean la fruta con azúcar y luego la tapan con otra capa de masa, que se pinta con leche y se le vuelve a espolvorear azúcar. ¡Queda muy rico! Recomendamos frutas como cerezas, damasco, durazno o frutillas.

2 COMENTARIOS

Dejar una respuesta