Recetas navideñas: Hornea como las estrellas

1741

Netflix_Cookies00
por @patyleiva

Esto está muy divertido (y rico). Nuestros amiguitos de Netflix saben que nos alimentamos de series para vivir, y bueno, con esto lo tomaron muy en serio. Para celebrar la navidad, nos han traído de regalo 4 recetas navideñas inspiradas en ellas!!! Se trata de las siguientes delicias reposteras, ideales para estas fechas:

• Galletas de cristal de Skyler y Walter White

• La casa de cartas de jengibre de Claire Underwood

• Pralinés de vainilla y vodka de BoJack Horseman

• Galletas de avena vegana de Piper Chapman

Suena delicioso, cierto? Ahora, a cocinar! (viendo series, obvio):

Galletas de cristal de Skyler y Walter White
“Skyler White, la esposa de Walter White, el profesor de química que padece cáncer y que también es el capo de la droga Heisenberg de Breaking Bad. Que no te encuentren con las manos en la masa mientras horneas esta receta inspirada en ella. Estas galletas se llaman Cristal y tienen, como te podrás imaginar, un encantador toque azul. Pero relájate, se trata solo del glaseado.”
Netflix_Cookies_Breaking-Bad_2
250 g de mantequilla suave
180 g de azúcar glas (para la masa)
1 huevo
1/2 cucharadita de esencia de vainilla
480 g de harina
2 cucharaditas de polvo para hornear
1/2 cucharadita de sal
250 g de azúcar glas (para el propio icing)
1 clara de huevo
Chispas blancas y azules

1. Bate la mantequilla con el azúcar glas en un recipiente hondo durante tres minutos. Agrega un huevo y la esencia de vainilla y bate un minuto más

2. Usa otro plato hondo para mezclar la harina, el polvo para hornear y la sal. Agrega la harina a la masa de la mantequilla y mezcla con una batidora con gancho amasador hasta conseguir una pasta suave. Saca la pasta del recipiente y amásala con las manos en una superficie espolvoreada con harina seca. Haz una pelota con la masa, envuélvela en plástico autoadherible y déjala reposar por treinta minutos en el refrigerador.

3. Precalienta el horno a 200 °C y recubre una bandeja para hornear con papel encerado. Saca la masa del refrigerador y, en una superficie espolvoreada con harina, estírala hasta que quede de más o menos 5mm de ancho. Usa un cortador de galletas para hacer las figuras y colócalas a cierta distancia una de otra en la bandeja para hornear. Hornéalas de 6 a 8 minutos. Sácalas del horno antes de que se doren.

4. Bate a punto de turrón el azúcar glas con las claras de huevo. Decora las galletas con el glaseado y las chispas, y listo, ¡disfrútalas!

La casa de cartas de jengibre de Claire Underwood
“Ambiciosa, agresiva y manipuladora: la protagonista de House of Cards, no sólo adora barajar cartas como cabildera y presidenta de su organización, también adora mezclarlas. ¡Juega una mano con ella y arma tu propia casa de cartas!”
Netflix_Cookies_House-of-Cards_2
500 g de miel de abeja
200 g de azúcar
200 g de mantequilla
1 kg de harina
1 cucharadita de sal
30 g de cacao en polvo
1 bolsa de polvo con sabor a galleta de jengibre
2 cucharaditas de polvo para hornear
5 cucharadas soperas de leche
2 claras de huevo
1 cucharada de jugo de limón
400 g de azúcar glas
Colorante comestible rojo y negro

1. Coloca la miel, el azúcar y la mantequilla en una sartén pequeña y calienta hasta que el azúcar se disuelva.

2. Mezcla la harina, la sal, el cacao en polvo, el saborizante de jengibre y el polvo para hornear en un recipiente hondo grande. Agrega la mezcla de harina y miel y revuélvelo todo con una batidora con gancho para amasar hasta conseguir una pasta suave. Envuelve la pasta en plástico autoadherible y déjala reposar en el refrigerador por lo menos dos horas, aunque queda mejor si la dejas reposar toda la noche.

3. Precalienta el horno a 180 °C y recubre dos bandejas para hornear con papel encerado. Saca la pasta del refrigerador y estírala en una superficie espolvoreada con harina hasta que quede de más o menos 1 cm y medio de ancho. Corta la pasta en quince rectángulos del mismo tamaño y colócalos en las bandejas para hornear. Barniza los rectángulos con leche y hornéalos por 15 minutos. Sácalos y déjalos enfriar.

4. Bate a punto de turrón las claras de huevo con el azúcar glas y el jugo de limón. Barniza las galletas con el glaseado, pero deja un margen de medio centímetro sin barnizar, lo vas a usar más tarde. Guarda el glaseado que te quede en un recipiente hermético.

5. Pinta con un pincel delgado el patrón de la baraja con el colorante comestible en los márgenes de las galletas y déjalas secar.

6. Revuelve bien el glaseado, si está muy seco agrégale un poco de jugo de limón. Para armar el primer piso de la casa usa seis cartas de galleta y con el glaseado como pegamento en la parte superior de cada una, únelas para formar un triángulo. De ese modo arma tres triángulos. Alinea los triángulos y coloca dos galletas más de forma horizontal en la parte superior de cada uno. Para hacer el segundo piso, usa cuatro cartas de galleta, agrega un poco de glaseado en la parte superior y arma dos triángulos. Colócalos con cuidado arriba del primer piso. Agrega otra carta horizontal en la parte superior de estas galletas y luego usa el resto de las cartas para construir el techo.

Pralinés de vainilla y vodka de BoJack Horseman
“¡Pero qué diablos! Estos pralinés de vainilla y vodka te recordarán que la vida es miel y hiel. A BoJack, el caballo que saltó a la fama en la televisión de los noventa, le encanta beber durante el día. La combinación de vodka y vainilla, en un práctico praliné, puede evitar su colapso y suavizarle el dolor de este mundo.”
Netflix_Cookies_Bojack-Horseman_1_1
200 g de chocolate oscuro (70% cacao)
Una cáscara de vainilla natural
75 ml de crema
20 g de mantequilla
50 g de azúcar glas
80 ml de vodka sabor vainilla
1 bolsa de azúcar de vainilla
200 g de cacao en polvo

1. Rompe en pedazos el chocolate oscuro y ponlo en un recipiente hondo.

2. Raspa la cascara de la vainilla y colócala en una sartén pequeña con mantequilla y crema. Calienta los ingredientes hasta que la mantequilla se derrita. Saca la sartén de la estufa y mezcla bien con el vodka y el azúcar glas.

3. Pon la mezcla caliente en un recipiente hondo junto con el chocolate oscuro y revuelve hasta que todos los ingredientes se hayan unificado.

4. Deja la mezcla en refrigeración por unas cuantas horas. Debe quedar firme pero moldeable.

5. Forra de papel encerado una tabla para cortar o un plato grande. Usa una cucharita para separar las porciones de pasta y con tus manos moldea pequeños pralinés. Colócalos en el papel encerado y refrigéralos por una hora más.

6. Haz una mezcla con el polvo de cacao y el azúcar de vainilla, colócala en un plato extendido y revuelca ahí los pralinés.

Galletas de avena vegana de Piper Chapman
“Sí, la cárcel de mujeres es una dura escuela para la vida. Eso lo aprendió Piper Chapman en Orange is the New Black. A la antigua ejecutiva, encarcelada por malos manejos (tráfico de dinero del narco), le gusta llevar un estilo de vida higiénico y saludable. Sobre todo, adora tomar duchas y baños de tina. Sus bocadillos veganos serán un dulce alivio en el triste mundo de la prisión.”
Netflix_Cookies_Orange-Black
115 g de margarina
150 g de azúcar mascabado
1 1/2 cucharaditas de esencia de vainilla
1 cucharada de fibra soluble
3 cucharadas de agua
110 g de harina
1/2 de cucharadita de sal
1/4 de cucharaditas de polvo para hornear
1/4 de cucharadita de bicarbonato de sodio
1 cucharadita de canela
100 g de avena
50 g de chispas de chocolate oscuro
50 g de cáscara de naranja cristalizada, finamente picada

1. Agrega la fibra soluble a un recipiente pequeño. Humedécela en tres cucharadas de agua.

2. Coloca la margarina, el azúcar mascabado y la esencia de vainilla en un recipiente hondo grande. Mézclalos por tres minutos o hasta que quede una pasta cremosa. Agrega la fibra húmeda y revuelve bien.

3. Mezcla la harina, la sal, el polvo para hornear, el bicarbonato de sodio y la canela en un recipiente y vacíalo lentamente en la pasta de margarina. Cuando la masa quede homogénea, agrega la avena y revuelve bien. Por último, agrega las chispas de chocolate y la cáscara de naranja cristalizada.

4. Envuelve la pasta en un plástico autoadherible y déjala reposar en el refrigerador de una, a dos horas.

5. Precalienta el horno a 180 °C y recubre dos bandejas para hornear con papel encerado. Usa una cuchara para separar cada porción de pasta, enrolla cada porción con tus manos hasta tener una galleta de 1cm de ancho. Pon las galletas en la bandeja para hornear y mételas al horno de 15 a 20 minutos. Saca las galletas de la bandeja cuando aún estén suaves y déjalas enfriar.

Dejar una respuesta