“Prometeo, el origen” y “Proyecto de vida”, lo mejor del teatro chileno actual

867

promoeteoproyectodevida
por Galia

Esta última semana fui a ver dos obras de teatro chilenas, muy diferentes entre sí, pero que tienen en común haber sido escritas y dirigidas por grandes nombres del teatro nacional.

“Prometeo, el origen” es una obra escrita y dirigida por uno de los directores de teatro y dramaturgos más exitosos de todos los tiempos en Chile. Me refiero a Ramón Griffero, una eminencia del teatro local, destacado por sus obras Cinema Uttopia y Tus deseos en fragmentos. Cuenta con las actuaciones de Paulina Urrutia, Antonia Zegers, Taira Court, Manuela Oyarzún y Juan Pablo Peragallo, entre otros.

Esta es una obra que toma una historia en base al mito griego clásico Prometeo y hace una remezcla de la historia original, con una propuesta actual, donde se desarrolla en escena el proceso de descubrimiento de un libro con la historia original del mito, y un grupo de actores que la toma y la reinterpreta literalmente en escena. Tiene una propuesta visual impresionante, con un trabajo muy bien logrado a nivel de iluminación, música y escenografía moderna, totalmente rupturista para un texto clásico.
Es una obra que mezcla una serie de elementos, del pasado al futuro, y del origen de la civilización a la modernidad. Es un trabajo impecable a nivel de actuación y puesta en escena, siendo uno de los mejores estrenos del año a mi gusto.

Otra obra impactante es “Proyecto de Vida”, escrita por Emilia Noguera y dirigida por Cristián Plana. Este montaje cuenta con las actuaciones de Bárbara Ruiz Tagle, Cristián Carvajal, Carmen Disa Gutiérrez y Stephany Yissi, quien interpreta a un niño de 10 años impresionantemente.

Esta es una historia cruda sobre una realidad chilena muy actual. Una pareja de padres vive junto a su hijo de 10 años con problemas neurológicos, pero que vive al cuidado de su nana Irma. La escenografía muy bien lograda: la cocina de una casa del barrio alto de Santiago, donde transcurre toda la historia. Las paredes son de concreto, y se nota lo moderna que es la construcción y lo grande que es la casa. Es la típica casa de la familia ABC 1 en un barrio muy exclusivo, donde la frialdad del ambiente es la tónica para desentrañar la personalidad de los protagonistas, la relación distante que existe entre esta pareja, y el trato terrible hacia su hijo y a su nana, que sólo tiene buenas intenciones y se hace cargo de lo que ellos no son capaces.

La historia se desarrolla desde la crisis de la pareja, la maternidad/paternidad y las diferencias sociales que son tan evidentes en este país, y el trato despectivo hacia las empleadas domésticas, de las que dependen 100 por ciento y no pueden vivir sin ellas. La escenografía es clave para retratar un estilo de vida, como muchas veces Cristián Plana acostumbra a lograr a la perfección en sus montajes. Las actuaciones soberbias y el drama es tan real que asusta.

Estas dos obras de teatro nacionales se caracterizan por estar muy bien logradas a nivel de puesta de escena y actuaciones, pero sobre todo por una dramaturgia moderna, actual donde la realidad es representada desde visiones diferentes pero que tienen en común la excelente calidad en los niveles de representación que vive el teatro chileno hoy en día.

“Prometeo, el origen” está en cartelera en el GAM hasta el 14 de diciembre, y “Proyecto de vida” estará hasta el 6 de diciembre en el Teatro UC.

Dejar una respuesta