Fiel a la piscola

608

image
por Mariana y punto

A propósito del Año Nuevo y de que mañana 1 de enero se estrena en cines Santiago Violenta (la última película de Ernesto Díaz Espinoza, conocida como “una comedia de piscolas y pistolas) es que quise repasar cómo este inconfundible trago nacional me ha acompañado en las buenas y en las malas durante tanto tiempo.

Me convertí en piscolera ya mayor de edad, y aunque tomo y me gustan mucho otros tipos de tragos, inevitablemente vuelvo a la piscola. Siempre la pido en matrimonios (no importa que haya whiskys u otros destilados más caros), una promo es la medida perfecta para llevar entre pocos amigos a un carrete, desde hace unos años que hice el upgrade generacional hacia el Alto del Carmen o Mistral (aunque no le hago asco a clásicos como Capel o Artesanos) y ya me acostumbré a tomarla con Coca Light.

Pienso que en una casa no pueden faltar los vasos piscoleros y, aunque a estas alturas de la vida evito tomar sin hielo, me produjo mucha ternura ver que al principio de Santiago Violenta se refirieran al término “mamila”, esa clásica mamadera de rancia piscola adolescente.

En una cata de pisco Mistral en la que estuvimos hace un par de meses, nos enseñaron que en Chile no hay pisco malo; que este trago está tan regulado en Chile, que simplemente está prohibido comercializar uno de baja calidad, lo que derribó todos nuestros mitos sobre marcas que dan más caña o tienen mal sabor (sinceramente, no sé si reconocería una marca de otra si las probara a ciegas) y me hizo seguir queriendo a la piscola.

6 COMENTARIOS

  1. Piscolera a morir!! no tomo hace tantos años, pero lo primero que probe fue la piscola y aunque a veces me dan ganas de tomar otras cosas, la piscola sigue siendo mi favorita… es raro lo que me pasa cuando otras personas me preguntan que tragos tomo y la reacción suele ser la misma “¿pero si la piscola es trago de hombre!!!!” que onda??? será que lo consideran muy fuerte? o poco “adornado” (chao paraguitas y esas weas) yo la tomo feliz porque me gusta, no me da caña y tal como tú evolucioné al Alto del Carmen con coca light! Piscola for evah!

  2. Me siento de lo más identificada con Mariana. Ya esta bueno que el país pague su deuda con este trago típico. Me aburre tanta beerfest y que la pilsen sea tan sobrevalorada.
    En lo personal, defiendo la piscola a brazo partío, porque ha sido el trago que me ha acompañado celebrando en las bonitas y pateando la perra en las feas. No importa donde esté, con quién me encuentre y en veces, no importa si es muy temprano, soy una piscolera empedernida.

  3. Tomé tanta piscola en mi época universitaria que ahora no la tolero. Incluso leyendo el post me dio asco pensar en su sabor 🙁

  4. Viva la piscolaaaa!

    Yo también me da lo mismo qué trago haya, siempre quiero piscola.
    Mi favorita es Alto del Carmen, hielo, limoncito y coca light.
    <3

  5. Yo soy piscoleralovers ♡ declarada es el mejor trago para empezar una conversación “invita una piscola primero”. Siempre acompaña en los carretes de amigos donde lo mejor es conversar toda la noche y acordarse de cosas viejas, por eso la piscola se merece todos muy buenos momentos.
    Eso si la prefiero mas blanca con sprite y si se puede zero jajaja

Dejar una respuesta