Cáncer Coaching Chile, apoyo y compañía para jóvenes con cáncer y su entorno

1278

cc1
por @patyleiva

Conocimos por primera vez a Naomí Navarro hace más de 15 años, cuando estaba terminando la carrera de diseño y comenzaba la vida laboral con todas las pilas puestas. Fue el 2012 que supimos que fue diagnosticada con cáncer, a sus 32 años de edad. En ese  tiempo  era deportista y entrenaba natación en una piscina semi olímpica 4 días a la semana, jamás se había visto una enfermedad de este tipo en su historial familiar y sin embargo todo cambió de un momento a otro cuando le comenzaron los interminables y muchas veces dolorosos exámenes.

En menos de 36 horas entró a un pabellón para extraer una muestra cercana a sus huesos, sementaron una vértebra, le colocaron un reservorio para poder administrarle la quimioterapia, le sacaron un ovario para poder guardarlo en el laboratorio de fertilidad.

Veinticinco días pasó en la habitación de la clínica hasta que descubrieron que el tipo de cáncer que tenía era un SARCOMA de PNET.

En todo ese largo y doloroso camino de incertidumbre, miedo y tantos sentimientos encontrados, terminó por prevalecer un sentimiento que le dio la fuerza y el valor para lidiar con todo esto aferrándose a la vida, con la convicción de querer vencer la enfermedad.

Hoy sus exámenes muestran un cáncer en remisión. Naomí comenzó una vida nueva con todo este aprendizaje y decidió acompañar y compartir los sentimientos que pasan por la mente de una persona de su edad al sufrir este inesperado giro en la vida. Por eso creó Cancer Coaching Chile, un sitio web –que es mucho más que eso–. Acá compartimos lo que conversamos con Naomí Navarro al respecto:

Una de las cosas que más me marcó cuando conversamos fue cuando me dijiste que la gente joven diagnosticada con cáncer está sola. Cuéntanos la gran diferencia que hay con las demás personas de otras edades que sufren de lo mismo.
Creo que la gente joven con cáncer está bastante aislada, escondida. No es fácil conocer a un par si no tienes a un conocido que te contacte con eso otro que está afrontando lo mismo que tú.

Durante mi proceso nunca pude conocer a un(a) joven con quien conversar, compartir, reír, llorar, intercambiar ideas – pensamientos – opiniones – tips y tantas otras inquietudes que van surgiendo en todo este proceso.

La suerte, para no hablar de diferencias, es que para los niños hasta 14 años existen redes de contención y actividades dentro de las entidades u organismos hospitalarios, clínicas, fundaciones y otros. Ellos cuentan con sistemas de colegios y clases, talleres de creación, talleres de entretención y múltiples actividades que permiten que los niños se sientan contenidos, protegidos. Donde niños y niñas pueden jugar entre ellos y por ende generar una interacción, un compartir, una humanización entre ellos.
 
¿Cuál es el objetivo principal de Cáncer Coaching? Es el mismo desde que partiste o ha ido transformándose?
Nuestro principal objetivo es brindar lugares de encuentro para jóvenes, adultos y sus redes de apoyo.
Efectivamente el objetivo no ha cambiado; han surgido transformaciones para pulir, madurar, evolucionar, crecer y potenciar este gran proyecto.
nao1
¿Puedes compartir con nosotros los pensamientos que pasaban por tu mente en los días más duros de tu enfermedad?
“Para qué apareció el cáncer en mi vida”; un pensamiento que me acompañó cada día de mi proceso y que no me va a soltar la mano ya que éste ha sido el pensamiento inspirador he impulsor de mi proyecto.
Creo que ha sido el pensamiento más potente y el clave para que nacieran infinitos pensamientos, sueños, llantos, risas, suspiros y brotaran las emociones por doquier.
 
¿De dónde sacas la fuerza para motivar a otros?
Buena pregunta… la llevo en la piel, en mis venas, en mis poros… Mi fuerza nace desde el amor. El amor a la vida, la motivación es trabajar para que otros no pasen por lo que yo tuve que pasar. La fuerza me la regalan otras personas al levantarse de la cama, al regalarme un abrazo, al darme las gracias, al pedirme que las vaya a visitar, al escribirme… la fuerza está en todas partes yo la veo y la respiro a diario me siento una afortunada.
 
¿Cómo ha reaccionado la gente que has contactado para participar en Cancer Coaching Chile?
Asombrosamente, creo que tod@s han logrado conectarse con el proyecto y han visto la magnitud, lo valioso, lo responsable, lo importante de llevar a cabo un proyecto de esta dimensión para el bien y la humanización de la sociedad frente a una enfermedad.
 
¿Qué es el próximo paso a seguir para tu proyecto?
Estamos concretando los documentos para que CCCh sea prontamente una Fundación lo que nos permitirá tener un respaldo jurídico estable para conseguir fondos, donaciones, etc. Esto nos va a abrir las puertas para seguir avanzando en la incorporación de nuevos talleres, proyectos audiovisuales potentes para acercar a la juventud oncológica, y concretar varias ideas que tenemos ya elaboradas. Nos estamos ocupando de varias aristas para cumplir con nuestra misión de mejorar la calidad de vida a jóvenes y adultos más toda su red de apoyo y profesionales de la salud.
Nao2
¿Qué necesitas para seguir creciendo?
Para seguir creciendo necesito que las entidades hospitalarias, clínicas, centros de salud, municipalidades, fundaciones, organizaciones, corporaciones, etc, dejen de vernos como una competencia. Ya que CCCh es un complemento de trabajo para las personas implicadas en el mundo del cáncer.
 
¿A quienes invitas a visitar tu sitio?
Están todos invitados a leer ya que no sólo escribo para el paciente oncológico y sus redes de apoyo, hay mucho que aprender y educar sobre el estigma del cáncer.
 
¿Cuánto tiempo dedicas a esta labor?
Esta es mi pasión por lo que continuamente estoy reflexionando sobre mis pensamientos, haciendo ejercicios visuales, experimentando. Todo esto me conduce a nuevas ideas para seguir desarrollando el proyecto.

Link: www.cancercoachingchile.cl 

3 COMENTARIOS

  1. Grande Naomi!!!! ejemplo a seguir y admiro tu resiliencia de la ser humany tu generosidad al compartir de manera generativa tu experiencia

  2. Creo que en Santiago (no se otras ciudades ya que vivo acá) no hay tantos grupos de apoyo, es difícil ver que lo hagan, no se difunde mucho, ya que se ven en series y películas que en las grandes urbes las personas buscan espacios íntimos donde reunirse a hablar temas que tal vez no puede conversar con sus cercanos, pueden ser miles de cosas, desde enfermedades hasta situaciones particulares de la edad, etc-Me alegro de que se difundan estos temas y que Naomí este con fuerzas para poder contar su experiencia y otros aprendan y se sientan acompañados.

Dejar una respuesta